Moncho Vidal: «El tráfico es una asignatura pendiente que nadie fue capaz de afrontar»

irene martín SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

MARCOS MÍGUEZ

«Santiago puede ser una plaza muy buena para nuestro restaurante», dice el hostelero y exconcejal santiagués

09 nov 2020 . Actualizado a las 23:20 h.

Mamó el comercio en casa y su vida profesional ha estado ligada al ámbito de los negocios, aunque llegó a empezar Medicina. Jesús Ramón Vidal Valdés (Santiago, 1960) empezó trabajando en el establecimiento de sus padres, Tejidos Levy, que estaba en As Orfas. Un buen día, durante una visita comercial a Barcelona, se trajo para Galicia la firma Massimo Dutti y él mismo se puso al frente de la tienda que abrieron en la calle Montero Ríos. «Éramos los que más camisas y pantalones de hombre vendíamos de todo Santiago. Aprendí muchísimo de gestión, técnica comercial y fidelización de clientes. Y, anteriormente con mi padre, habíamos sido la segunda tienda de tejidos informatizada de toda España; aquello también fue un hito, porque teníamos kilómetros y kilómetros de tela», según rememora con agrado.

Para este picheleiro de la Rúa Nova el comercio y la vivienda del casco histórico tienen dos «desafíos» fundamentales: «El acceso a la tecnología digital con fibra y las trabas para la remodelación de casas y pisos. Además hay muchos sectores del comercio no representados en la zona monumental».