I+D+I «enxebre»

BARRO

Ramón Leiro

El «yayomovil» impermeable ideado por un nonagenario o los chalecos reflectantes para gallinas, reivindican al ingenio gallego que inventó el futbolín o la calculadora.

07 jun 2021 . Actualizado a las 11:52 h.

Esta semana, ya saturado de tanta política y políticos, prefiero derivar las reflexiones de este artículo dominical hacia el chispeante ingenio demostrado por nuestra gente y que asomó a través de los reportajes publicados en estos últimos días en las páginas locales de La Voz de Galicia. Les ayudo a recordar dos titulares. Uno de ellos era «Diseña su papamóvil con 93 años y comprando las piezas por Amazon» Y el otro, «Un chaleco reflectante para controlar las gallinas en Ponte Caldelas».

Algunos pensarán que son historias frikis. A mí en cambio, me parecen la expresión cercana de una capacidad de inventiva adaptada al medio rural donde la necesidad ha espoleado el desarrollo de estas ideas. Si el concepto I+D+I define la suma de investigación, desarrollo e innovación, no me cabe la menor duda de que nuestros paisanos, igual que viene ocurriendo desde hace décadas, espabilan para encontrar soluciones a los problemas. Llamémosle I+D+I enxebre.

«Yayomóvil»

A mí me ha ganado la historia de Manuel Pereira, el vecino de A Portela, en el concello de Barro. Con sus 93 años y medio a cuestas y severos problemas de movilidad, sin embargo, no ha renunciado a salir y lo hace a través de una moto eléctrica, de esas que cada vez están más en uso entre nuestros mayores. En casos como este, prefiero el término yayomóvil. Hasta ahí la historia sería normal. La peculiaridad está en la inventiva de este paisano quien, consciente de que la nuestra es una tierra donde hemos acuñado el «se chove que chova» como principio de vida y resignación, ha ideado una carcasa impermeable para protegerse en sus desplazamientos. Sale del garaje de su casa y llega a la cantina donde es admirado por otros parroquianos.