«Estaremos vixiantes en Semana Santa», a la que Ourense llega con buenos datos

El gerente del área sanitaria, Félix Rubial, habla de una situación estable después de que la gente entendiese la necesidad de mantener las medidas

125 vecinos de Beade acudieron al cribado masivo en el centro de salud
125 vecinos de Beade acudieron al cribado masivo en el centro de salud

O BARCO / LA VOZ

Ourense comienza la Semana Santa en una situación estable y tranquila en lo que a la pandemia del coronavirus se refiere, en palabras del gerente del área sanitaria, Félix Rubial. Después de varias semanas desde que se levantaron las restricciones más duras -con movilidad libre y reapertura de la hostelería en la mayor parte del territorio-, la situación es buena. «Estamos estables, as cifras de casos activos están na tónica de meseta, aínda que con algún dente de serra (cuando hay un día puntual de subida); e o impacto de hospitalizado é estable, con tendencia a decrecer», explica Rubial. Hay 150 casos activos. Dieciocho de esos pacientes están hospitalizados (15 en planta del CHUO y uno en El Carmen), dos de ellos en la uci.

Es un buen escenario, que además se mantiene en el tiempo. «Unha vez levantadas as medidas, manter as cifras evidencia que a responsabilidade social ten sido moi alta, e a xente entendeu que aínda que melloraba a situación, había e hai que manter as medidas», añade Rubial. Confía en que la aplicación del sentido común se mantenga durante la Semana Santa, en unos días en los que crecerá la movilidad.

La transmisión en la provincia es muy baja, a pesar de que la cepa británica es la predominante y se sabe que es altamente contagiosa. Pero aquí la situación está contenida, en un contexto europeo con cifras que asustan, apela Rubial. En el área sanitaria, en los últimos siete días se han detectado 59 nuevos positivos, lo que supone una tasa de 19 por 100.000 habitantes (al extrapolar los datos sobre el censo total de 306.650 personas). Ampliando el foco a 14 días, se detectaron 135 casos, lo que supone una tasa de 44 por cien mil. Ambos indicadores sitúan a Ourense en nivel bajo de riesgo. Esa es la situación general, aunque hay ayuntamientos con una incidencia mucho más alta. De ahí que las medidas sean distintas en varios ayuntamientos.

La hostelería de Maside podrá reabrir el lunes
La hostelería de Maside podrá reabrir el lunes

Maside y Beade están cerrados perimetralmente y la hostelería solo puede servir para llevar. Es una situación que Maside abandonará el lunes (tras haber bajado de los 13 casos que tenía la semana pasada a 6), pero que se mantendrá en Beade. En esta última localidad hay 7 vecinos contagiados. Hoy se sabrá si la cifra sube, ya que está previsto conocer el resultado de las 125 PCR recogidas en el cribado aleatorio de ayer (al que acudieron el 83,3% de los 150 citados). Modesto Rodríguez fue uno de ellos. Aunque reside en Ourense, está censado en Beade y allí tiene el médico de cabecera, así que cuando le citaron, decidió ir. No sabe si valorar las restricciones como justas o no, porque en Beade todos los casos conocidos se corresponden con un brote familiar acotado. «O que pasa é que ao ir polo número de habitantes, os índices soben rápido», dice. Cuenta que en general los vecinos están preocupados. «É unha poboación envellecida», razona. Con el cierre perimetral, serán muchos los abuelos que se queden sin poder ver a los nietos. Un nuevo cambio de planes para los que tenían pensado volver a casa estos días. «Este último ano, de facer plans hai que esquecerse. Hai que ir sobre a marcha», razona Rodríguez.

Menos conforme se mostraba el alcalde, Senén Pousa. «Hai unha rapaza que é de Carballeda de Avia que tamén nolo puxeron» como caso de Beade, decía. Contaba además de que los 7 casos activos, hay 3 personas hospitalizadas, con las que está en contacto para ver su evolución. «Pero a cousa non é fácil, non é de broma», añadía.

También hay restricciones (mucho más laxas, relativas solo al aforo de la hostelería) en Vilardevós (y desde el lunes en Cortegada y Padrenda). No porque haya una situación complicada, sino para evitar que llegue a producirse. «O comité mira agora os datos a 7 días para que sexa unha detección precoz para evitar a transmisión comunitaria, para poder seguir tendo actividade económica», remarca Félix Rubial. O Carballiño (con 18 casos activos), Xinzo de Limia (14), Ribadavia (7) y Celanova (7) -la última localidad se unirá el lunes a las otras tres en el nivel medio de restricciones- tienen una incidencia acumulada a 14 días razonable, o incluso baja. «A sete días, en cambio, son cifras más altas, e iso fainos ser máis cautelosos. Apostamos pola prudencia para evitar que poidan multiplicarse. Rexe a prudencia e a anticipación».

Por eso mismo, avanza que desde el comité clínico y desde el área sanitaria estarán vigilantes sobre lo que pase estos días. «Temos cautela, pero vendo como ten reaccionado a sociedade, estou moderadamente tranquilo, porque callou na sociedade a idea de manter as medidas, de evitar aglomeracións en interior, e de que se poden facer moitas cousas gozando dos espazos abertos».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Estaremos vixiantes en Semana Santa», a la que Ourense llega con buenos datos