¿Quién prefiere que le espíe, Google o Huawei?

Javier Armesto Andrés
Javier Armesto EL QUID

OPINIÓN

DADO RUVIC

22 may 2019 . Actualizado a las 16:08 h.

«Este es un país libre». La frase se repetía en todas las películas, telefilmes y series norteamericanos y llegué a pensar que formaba parte de un código no escrito de Hollywood: tenía que figurar indefectiblemente en el guion, igual que la bandera de barras y estrellas aparece sin falta en al menos una escena de cualquier producción made in USA. Siempre me pareció pretenciosa porque en ese país, por ejemplo, no se podía beber a gollete una cerveza por la calle (salvo que estuviera dentro de una bolsa de papel) y en muchas ciudades había toque de queda para los menores, algo que distaba mucho del concepto de libertad que teníamos en la España de los años 70 y 80.

Por supuesto, la sentencia buscaba contraponer el american way of life a la vida que había tras el telón de acero. En lo comercial significaba la libre competencia, el derecho de cualquier persona o empresa a participar en el mercado de bienes y servicios, sin intervencionismo estatal ni monopolios, que era lo propio de los países comunistas.

Washington acaba de fulminar el libre mercado con su decisión de vetar a Huawei. Lo ha hecho tras acusar a la compañía china de utilizar los productos que fabrica -desde el móvil más pequeño hasta los costosos equipos de telecomunicaciones que conectarán las redes 5G- para espiar. Algo de lo que no ha presentado ni una sola prueba, al más puro estilo de las armas de destrucción masiva de Irak, pero tampoco la necesitamos.