Población activa y éxodo juvenil

Patricio Sánchez SUBDIRECTOR DEL FORO ECONÓMICO DE GALICIA

MERCADOS

Martina Miser

13 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Un activo es todo individuo mayor de 16 años que está en condiciones de trabajar (lo haga o no). Incluye, pues, tanto a los empleados como a los parados. Además, buena parte de los indicadores del mercado laboral toman como referencia esta magnitud, de modo que su comportamiento tiene repercusión indirecta sobre el resto de indicadores habituales. Así, por ejemplo, la tasa de paro o desempleo no solo se ve afectada porque aumente (o disminuya) el número de parados sino que, al dividirse por los activos, también está condicionado por sus modificaciones.

En relación con esto, el mercado laboral gallego se caracteriza por la fragilidad de su población activa. Y esto ya era así en épocas anteriores a la crisis económica actual. Prueba de ello lo constituye el hecho de que, desde el 2010, el número de activos de Galicia se redujo en casi un 5 % hasta antes del estallido del covid (de 1,30 millones en 2010 a 1,23 en el 2019 ? último año completo sin crisis).

La pandemia no ha hecho otra cosa que acelerar este preocupante comportamiento y así, en el 2020, fueron 1,22 millones los activos en Galicia (veinte mil menos que el año anterior). Este descenso de casi dos puntos (-1,6 %), supone la caída más pronunciada desde el 2013 (2 %) y presenta, además la característica de que se concentra en las mujeres, al contrario de lo que sucede en el Estado español, donde son los varones los más afectados.