El año que revolucionó el consumo

Un reciente estudio ha puesto negro sobre blanco los diez de los españoles durante la época de la pandemia


Como un auténtico tsunami, la pandemia aterrizó en nuestras vidas en el mes de marzo del 2020 para dar un completo vuelco al mundo tal y como lo conocíamos. Mientras la población se veía obligada a encerrarse en las cuatro paredes de casa para tratar de poner freno al coronavirus, los consumidores veían poco a poco cómo su forma de comportarse frente a las compras o esas tradiciones que parecían tan asentadas en su día a día iban transformándose para acompasarlos a las necesidades que marcaban los nuevos tiempos.

Muchos pensaban por aquel entonces que las compras online o que el ocio casero eran flor de un día. Creían que una vez que la temida curva empezara a doblegarse, los comportamientos volverían a su cauce habitual y aquellos fenómenos que llegaron con el covid-19 quedarían como un simple recuerdo de tiempos peores.

Pero todo apunta a que algunos cambios han venido para quedarse y que una vez superada la pandemia, comportamientos que se creían muy asentados antes del aciago año 2020 quedarán completamente olvidados para dar paso a unas nuevas formas de consumo. «El 2020 ha sido un año muy importante para entender las tendencias que van a dominar el mercado durante los próximos años. En años anteriores ya comenzamos a ver una evolución de los hábitos de los consumidores, pero estos fenómenos se han acelerado muy rápidamente durante los últimso doce meses como consecuencia de las necesidades derivadas de la pandemia. Por ello, las marcas deben reaccionar también de forma ágil si quieren sobrevivir en el mercado», explica David Gutiérrez, director de comunicación de Chollometro. Precisamente los expertos en comercio electrónico de esta firma acaban de realizar un estudio para identificar los fenómenos de consumo que marcaron el 2020 y que esperan que ganen terreno durante el año en curso.

Y el primero que destacan de manera especial es, precisamente las compras en línea. Porque uno de los aspectos más relevantes que se deben tener en cuenta es el gran crecimiento de las operaciones digitales, que en España han aumentado un 36 % durante el 2020: «Debido a las restricciones de movilidad y al miedo a las aglomeraciones, los usuarios han recurrido más que nunca a este método, en detrimento de las compras en establecimientos físicos», resumen. Tal y como explican los expertos, sectores de población importantes que antes daban la espalda a Internet sí lo hacen ahora de forma habitual, un fenómeno que se ha visto en muchos consumidores de entre 55 y 75 años: «Incluso cuando acabe la pandemia, se espera que gran parte de ellos sigan comprando online, acostumbrados ya a las ventajas que ello supone».

Los productos de higiene han sido uno de los grandes beneficiados de la situación derivada por la pandemia. Este tipo de artículos han sido más demandados que nunca: «Elementos como el gel desinfectante o las mascarillas son ya esenciales en la vida diaria».

El fenómeno de la consola

La conocida como electrónica de consumo también ha aumentado considerablemente su demanda. Y es que durante el confinamiento, la venta de productos electrónicos se incrementó en un 55 %. El teletrabajo y la educación a distancia dispararon la venta de ordenadores, mientras que la proliferación del entretenimiento en el hogar propició un aumento más que significativo en la demanda de productos como videojuegos, teléfonos, móviles o tablets. No hay más que analizar el último fenómeno generado por la PlayStation 5, una consola que se agotó en unos pocos minutos el día de su estreno y que sigue siendo a día de hoy casi imposible de conseguir.

Una de las tendencias que más sorprende es la creciente tendencia de adoptar mascotas: «Los animales han ofrecido su compañía a muchas personas que se han visto obligadas a reducir drásticamente su contacto con otros humanos», resumen desde Chollometro. Y ponen sobre la mesa algunos datos que pueden resultar bastante reveladores: entre el 15 de marzo y el 15 de abril, los productos de veterinaria registraron un incremento del 54 %, y entre el 16 de abril y el 30 de mayo el aumento alcanzó el 82,3 %. Eso sí, la otra cara de la moneda, es terrible. Porque durante la desescalada veraniega, el abandono de mascotas aumentó en un 25 %.

El gran consumo -los supermercados- también vio sus cuentas de resultados aumentar de manera importante. Todo el gasto se trasladó al hogar: «La gente ahora come en casa con mayor frecuencia, y por lo tanto cocina más a menudo. Por ello, la demanda de alimentos frescos ha aumentado, ya que la gente quiere ingredientes de calidad a la hora de cocinar sus propios platos», señala el director de comunicación de Chollometro. Además, el incremento del sedentarismo ha generado preocupación por el sobrepeso y los consumidores están fijándose más que nunca en que los alimentos sean saludables. Al otro lado de la balanza, las empresas turísticas, que han sido las grandes perjudicadas de la pandemia.

Y todo esto ha generado una población mucho más ahorradora y más dispuesta a probar cosas nuevas. «Ante la incertidumbre constante que han vivido los consumidores desde que comenzó la pandemia, y como consecuencia de la crisis económica, los compradores se han fijado más en los precios que antes. Además, casi la mitad se muestran dispuestos a probar nuevas marcas». Los expertos llevan ya un tiempo alertando que el coronavirus ha sido la puntilla de una revolución que llevaba tiempo gestándose a fuego lento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El año que revolucionó el consumo