Todo por la patria

Mercedes Mora REDACCIÓN / LA VOZ

MERCADOS

Kristalina Georgieva está a un paso de convertirse en la nueva directora del Fondo Monetario Internacional en sustitución de la francesa Christine Lagarde

15 sep 2019 . Actualizado a las 05:07 h.

Está un paso más cerca de ocupar en breve el sillón que deja Christine Lagarde en la planta noble del FMI. Y eso después de que el organismo haya eliminado el límite de edad para el cargo de director gerente. Eran 65. Uno menos de los que tiene. Mucho se tienen que torcer las cosas para que no acabe tomando las riendas de la institución. No hay otro candidato.

Salvo cataclismo, la búlgara Kristalina Georgieva (Sofía, 1953) se convertirá muy pronto en la segunda mujer que dirige el Fondo y en la primera persona de un país de Europa oriental que lo consigue. Será a partir del 4 de octubre. Esa es la fecha que se ha marcado como tope el FMI para dar por cerrada la sucesión de Lagarde, que el 1 de noviembre será quien marque el rumbo del Banco Central Europeo (BCE) en lugar de Mario Draghi.

Por el camino, Georgieva le ha ganado el pulso -por poco, todo hay que decirlo- al polémico ex ministro holandés de Finanzas y ex presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem -experto en meterse en charcos durante la crisis de deuda que asoló Europa-. Y al ex ministro de Hacienda británico George Osborne que, cómo no, el Reino Unido decidió promocionar por libre, rompiendo así la tradición de candidato único europeo.