Sinkevicius aprueba a la primera para ser comisario

Varios eurodiputados afearon en la audiencia que se haya retirado el vocablo Pesca de la cartera


bruselas / e. la voz

Tras la primera semana de audiencias públicas de los candidatos a comisarios, dos de los 19 han sido rechazados y tres declarados no aptos. El aspirante a la cartera de Medio Ambiente y Océanos, el lituano Virginijus Sinkevicius, una de las candidaturas que más ha sorprendido ha superado el examen. El alboroto, más que por su idoneidad -de hecho, recibió luz verde a la primera- llegó por su juventud (28 años), su procedencia (Lituania, un país con 144 barcos) y, sobre todo, por la denominación de su departamento. Por primera vez, desaparece el vocablo Pesca del título de la cartera para dar mayor preeminencia, entiende el sector, al aspecto medioambiental de la que, subraya, es una actividad económica que sustenta numerosas áreas costeras de Europa. De hecho esa supresión salió a relucir en varias de las intervenciones registradas, como es el caso de la representante del BNG en Europa, Ana Miranda, que ya en su día trasladó en persona al aspirante a comisario la indignación del sector y la suya propia por el cambio de nomenclatura.

 El eurodiputado socialista gallego Nicolás González Casares, por su parte, indicó que espera que la «carencia del término se subsane mediante el trabajo y atención prioritaria del sector».

El popular gallego Francisco Millán Mon abordó al lituano en torno al relevo generacional e indicó que para atraer a los jóvenes, «hay que hacer uso del Fondo Europeo y Marítimo de la Pesca (FEMP). El candidato apoyó el uso de estos fondos para «mejorar las condiciones sociales del sector».

El nombre, lo de menos

Sinkevicius respondió lo mismo que ya había trasladado a Miranda y al propio sector: que lo que importa no es el nombre, sino el contenido y que trabajará por una pesca sostenible en todos los ámbitos, el medioambiental, el social y el económico.

El candidato lituano subrayó que la Unión Europea «debe seguir siendo un líder mundial en pesca sostenible» y seguir llevando las riendas en la «gobernanza de los océanos. Asimismo, puso el acento en la importancia de mantener unos océanos saludables «para garantizar poblaciones de peces saludables y comunidades pesqueras prósperas».

El caso es que convenció. Y arrancó los apoyos ya no solo de los eurodiputados de la Comisión de Pesca -que esta sí seguirá llamándose así-, sino también la de los que se sientan en la de Medio Ambiente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
29 votos
Comentarios

Sinkevicius aprueba a la primera para ser comisario