Galicia prepara un segundo informe para proteger su pesca en el «brexit»

Feijoo cifra el impacto en 105 barcos, 1.700 tripulantes y 250 millones de euros

.

redacción / la voz

Nada más pronunciarse los británicos a favor del brexit, Galicia sacó el metro para calibrar las posibles consecuencias en su pesca de ese desmarque del Reino Unido de la Unión Europea. Encargó un informe al Instituto Universitario de Estudios Europeos Salvador de Madariaga, del que se desprende que ese divorcio afectará a más de 105 barcos gallegos que operan en Gran sol y las islas Malvinas, a alrededor de 1.700 tripulantes gallegos y pone en riesgo un volumen de negocio de unos 250 millones de euros. Un impacto que no es menor, y así se lo hizo ver ayer el presidente gallego, Alberto Núñez Feijoo, al director general de Asuntos Marítimos y Pesqueros de la DG-Mare (Dirección General de Asuntos Marítimos), João Aguiar Machado, con el que abordó los retos de futuro de la pesca gallega y el imperativo para Galicia de convertir en oportunidad todo lo que de amenaza tiene el desmarque británico.

Feijoo valoró la «sensibilidade mostrada» por el alto funcionario portugués y se comprometió con él a presentarle un segundo documento, este con datos sobre el impacto socioeconómico del brexit en Galicia, para reforzar la idea de que la pesca tiene que ser «un elemento fundamental» en las negociaciones de la salida y los intereses de la pesca gallega «teñen que ser prioritarios dentro das novas relacións que imos ter co Reino Unido».

El trabajo, ya en proceso de elaboración en la Facultade de Ciencias Económicas e Empresariais da Universidade de Santiago, tendrá que complementarse con acciones de sensibilización «ao Estado español, que é o noso representante en Bruxelas, aos comisarios e a toda a Unión Europea» para que compartan esa prioridad que Galicia pide para su sector pesquero.

Flexibilidad en las cuotas

Aparte del brexit, Feijoo analizó con Aguiar otras cuestiones como la necesidad de flexibilizar las cuotas, en el sentido de que es preciso «que os países que non pescan deixen as cotas para os países que si pescamos», aunque recordó que en las últimas negociaciones Galicia aumentó sus cupos en un 40 % y un 100 % su valor.

Esa elasticidad que reclama para el intercambio de cuotas, el presidente gallego la hizo extensiva a la prohibición de los descartes.

También abordaron el problema de los barcos de bajura con el botiquín del tamaño que Bruselas les obliga a llevar.

Al término de la reunión, Núñez Feijoo, que estuvo acompañado de la conselleira de Mar, Rosa Quintana, y la directora xeral de Pesca, Mercedes Rodríguez, recorrió los expositores de las más de 60 firmas gallegas que están presentes en la Seafood de Bruselas.

Votación
1 votos
Comentarios

Galicia prepara un segundo informe para proteger su pesca en el «brexit»