«Cabreados» por las ayudas lácteas

El 42% de los productores de Lugo se quedaron fuera y al resto les recortaron las subvenciones


lugo / la voz

El reparto de las ayudas al sector lácteo, anunciadas cuando los tractores bloqueando las industrias, está a punto de generar un nuevo conflicto. El listado difundido recientemente, que excluye al 42% de los productores de la provincia, ha generado indignación, «cabreo» y decepción, según los propios afectados. Los ganaderos siguen manteniendo reuniones para analizar la situación y no descartan volver a movilizarse porque aseguran que la situación es insostenible.

No solo critican duramente el reparto quienes no van a cobrar las ayudas, sino aquellos que sí están incluidos en el listado. Las cuentas no les salen. Los 300 euros por vaca estipulados para aquellos productores que cobraron la leche entre abril y julio a 0,259 euros el litro o menos, y los 110 para las granjas a las que les pagaron a 0,285 euros, se han visto reducidos en la práctica.

Un ganadero de Pol, que cobrará algo más de 6.000 euros está muy contrariado. Él figura en el listado de los 2.448 beneficiados en la provincia por las ayudas dirigidas a aportar liquidez a las explotaciones, que llevan meses vendiendo la leche por debajo de costes, difundido por el Ministerio de Agricultura. Se queja porque no incluyeron a todas las vacas que tenía en producción en los meses que abarcan las ayudas -le dejaron fuera seis- y al aplicarle los coeficientes correctores le descontaron otros 600 euros. «Nós -señaló este productor- non queremos subvencións, que se esquezan delas, que son os cartos de todos». «O que queremos -añadió- é poder vivir da venta do leite, con prezos que cubran os custes de produción. Penso que non é tan difícil de entender».

La mayoría de los que quedaron excluidos -1.688 en la provincia- lo fueron porque en alguno de los meses de referencia cobraron algún céntimo más por litro del establecido en el baremo. Un ganadero de Guntín, con una explotación de más de 400 cabezas, se quedó sin la ayuda habilitada para paliar los efectos de la venta de leche por debajo de coste. Fue porque, según explicó, en uno de los meses le pagaron 20 céntimos por encima de la media. El aumento se produjo por las primas de calidad.

«Están primando -señaló el productor- a industria especuladora e os gandeiros que non cumpren cos parámetros de calidade, o que é unha incongruencia». «¡Que non sigan intentando enganarnos -añadió- que xa non tragamos por esas!» «¿Cómo poden explicar que estean subindo os prezos os consumidores cinco céntimos e que a nós, con sorte, non nolos baixen?».

La explicación de por qué está ocurriendo esto se la facilitó la industria al titular de una explotación de O Corgo que produce leche enriquecido con omega 3, que consiguen alimentando a las vacas con semillas de lino, lo que encarece los costes de producción. «Dínnos -apuntó - que o leite subiu nos supermercados, pero que a distribución aínda non o repercutiu e polo tanto eles tampouco nos poden subir a nós».

El ganadero de O Corgo está enfadado porque con las movilizaciones no consiguieron que le subieran el precio de la leche y tampoco tiene acceso a las ayudas. «Non coñezo a ningún veciño nin amigo que vaia cobralas», dijo. Explicó que a su SAT no la incluyeron en el listado porque cobra tres céntimos más por producir leche enriquecida en omega 3, - en el período de referencia de las ayudas le pagaron cerca de 0,29 euros- con lo que sus costes de producción también son más elevados que los del resto de las granjas que no alimentan a su ganado con lino.

«Están primando -aseguró el ganadero de O Corgo- a xente que non ten calidade no leite e os primeiros compradores». «É inxusto -añadió- porque os que temos calidade deberíamos ter dereito as axudas». Este productor tenía esperanzas de que su explotación, con 150 vacas, entrara. Se quedó fuera.

Las organizaciones agrarias y las asociaciones de productores que se crearon a raíz de las tractoradas de septiembre sigue manteniendo reuniones. «A cousa non está parada», aseguran algunos ganaderos, que no descartan que el sector pueda volver de nuevo a la calle para exteriorizar sus protestas. Al menos de momento, no han visto que cambiara nada con el acuerdo firmado en Madrid hace unas semanas y que congregó en el Ministerio de Agricultura al sector en torno a la ministra Isabel García Tejerina, que se fotografió con cada uno de los firmantes, en representación de la industria y de la distribución.

Para Javier Iglesias, de Unións Agrarias, la actual crisis láctea tiene grandes diferencias respecto de las anteriores, no solo por la desaparición de las cuotas, el problema del cierre de la frontera rusa, sino también por otros factores. Según dijo, en Galicia aguantaron mejor los 3.000 ganaderos que venden la leche a las industrias directamente, frente a quienes se la entregan a primeros compradores y cooperativas.

crónica un polvorín de nuevo a punto de estallar

El sector está reorganizándose y no se descartan nuevas movilizaciones

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«Cabreados» por las ayudas lácteas