Las dos caras del Miño en la Terra Chá

Xosé María Palacios Muruais
XOSÉ MARÍA PALACIOS VILALBA / LA VOZ

LUGO

Vista del río Miño a su paso por el término municipal de A Pastoriza
Vista del río Miño a su paso por el término municipal de A Pastoriza

Vertederos que aún quedan contrastan con la limpieza del cauce y de las  márgenes

08 mar 2021 . Actualizado a las 18:03 h.

El río Miño tiene sombras y luces en su curso alto, que discurre por la comarca de Terra Chá. Pueden considerarse sombras los vertederos que aún quedan en algunos lugares, si bien un buen conocedor del Miño en su tramo chairego como Luis Sandamil, presidente de la sociedad Amigos do Miño, asegura que la situación ha ido mejorando y que la conciencia cívica es cada vez mayor, por lo que la práctica de tirar residuos al cauce o dejarlos en sus inmediaciones está prácticamente erradicada. Pueden verse como luces los trabajos de limpieza que han hecho recientemente entidades como la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, encargada de retirar, por ejemplo, árboles caídos o con riesgo de caer sobre el río.

Curiosamente, esos trabajos no solo han servido para favorecer la corriente sino también para poner al descubierto vertederos de hace años. Así ha ocurrido en el municipio de A Pastoriza, en donde queda uno cerca del cauce que Amigos do Miño prevé eliminar en días próximos. La limpieza realizada por el organismo hidrográfico destapó la presencia de neumáticos y de plásticos, aunque Sandamil matiza que el material debe llevar ya años en ese lugar y que no procede de hechos recientes.

Amigos do Miño, por su parte, también ha limpiado las márgenes en algunos lugares ante el cercano inicio de la temporada de pesca. Esos trabajos se llevaron a cabo en el coto de Terra Chá, que va de Fonmiñá (A Pastoriza) a Pacios (Castro de Rei), y en el de Castro de Rei, que va de Ponte de Outeiro a Quintela.