La mitad sur de la provincia podría ser una reserva de la biosfera en 2021

El área va desde Portomarín a Courel y toda la Ribeira Sacra. Es el 10% del territorio gallego y sería la séptima de Galicia

El mapa delimitado finalmente por la Consellería de Medio Ambiente para que la Unesco valore declarar Reserva de la Biosfera la Ribeira Sacra incluye finalmente también las montañas de O Courel y la Serra do Oribio. La propuesta que publica el Diario Oficial de Galicia (DOG) este viernes propone conceder esta distinción a un territorio formado por veintitrés municipios que suman más de 300.000 hectáreas y representan casi el 10% de la superficie total de Galicia. Si la Unesco dice sí, el territorio gallego considerado Reserva de la Biosfera sumará algo más de un 34% del total, frente al 25% actual.

La conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, quiso anticipar ayer algo del contenido del documento que publicará hoy el DOG y en el que se basa la propuesta que será presentada a la Unesco. En un acto celebrado en el centro sociocultural de Ferreira de Pantón, la conselleira dejó que fuese el principal responsable del trabajo, el director del Instituto de Biodiversidade Agraria e Desenvolvemento Rural del campus de Lugo, Pablo Ramil, el que explicase las características técnicas del proyecto.

Toda la mitad sur de Lugo

Pablo Ramil confirmó que la delimitación final de la zona incluida en la propuesta va más allá del territorio de la Ribeira Sacra. Su mapa ocupa toda la mitad sur de Lugo. Su límite norte va de Portomarín a Triacastela pasando por Sarria. Por el sur, termina en los municipios de la orilla ourensana de la Ribeira Sacra, desde A Peroxa hasta Castro Caldelas. «A Unesco valora especialmente que haxa continuidade entre reservas da biosfera», explicó Ramil ante representantes de los veintitrés ayuntamientos y de organismos como el consorcio de turismo de la Ribeira Sacra, la denominación de origen Ribeira Sacra o el grupo de desarrollo local que gestiona los fondos Leader para el sur de Lugo. Efectivamente, con el mapa revelado ayer esta Reserva de la Biosfera estaría conectada con la de Terras de Miño, a la que además la une paisajística y medioambientalmente la cuenca de este río.

Tanto Pablo Ramil como la conselleira de Medio Ambiente recordaron ayer que la declaración de Reserva de la Biosfera no supone la entrada en vigor de ninguna normativa nueva, sino que sobre el territorio en cuestión se siguen aplicando las que ya había. A modo de ejemplo gráfico, Ramil apuntó que «nunha reserva da biosfera cázase e péscase igual que se facía antes de que fose considerada así». Las reservas de la biosfera, añadió, se basan en territorios ya previamente protegidos. Por ejemplo, la Ribeira Sacra está ya declarada BIC y dentro del territorio incluido en este documento ya hay áreas de especial protección medioambiental, como al Serra do Faro o el cañón del Sil.

La biodiversidad de Lituania

Dentro de la zona que aspira a ser la séptima Reserva de la Biosfera de Galicia viven algo más de 75.000 personas en 452 parroquias y 3.600 núcleos de población. En este pequeño mundo conviven diferentes ecosistemas y se mantiene una biodiversidad muy rica, como mínimo comparable como, subrayó Pablo Ramil, la de territorios o países mucho más grandes, como Lituania o Rumanía.

Para que la Unesco tome en consideración una candidatura así, la administración pública que la defiende tiene que prever qué hará con este territorio una vez conseguido el objetivo. Y para ello es preciso definir órganos de gestión y previsiones de inversión. Los representantes de la Consellería de Medio Ambiente explican que la futura Reserva de la Biosfera Ribeira Sacra-O Courel-Serra do Bibei será dirigida por un consejo rector gestionado por la Xunta en colaboración con otras entidades públicas y que en principio dispondría de un presupuesto anual de aproximadamente 400.000 euros. Habría también una personas designada como gestor y un consejo científico formado por especialistas en disciplinas diversas relacionadas con el medio ambiente y el patrimonio.

Tres áreas distintas con límites comunes y a veces un tanto difusos

La propuesta divide en tres áreas el territorio incluido: Ribeira Sacra, O Courel y Serra do Oribio. La adscripción de cada uno de los 23 municipios a alguna de estas tres zonas no siempre está clara. Como Quiroga, con parroquias en la orilla del Sil y otras en las montañas de O Courel, hay municipios que se podrían adscribir a dos, y no solo a una. La lista completa de los municipios para los que la Consellería de Medio Ambiente pedirá la declaración de Reserva de la Biosfera es la siguiente: Bóveda, Carballedo, Chantada, Folgoso do Courel, O Incio, Monforte de Lemos, Pantón, Paradela, A Pobra do Brollón, Portomarín, Quiroga, Ribas de Sil, Samos, Sarria, O Saviñao, Sober, Taboada y Triacastela, Castro Caldelas, Nogueira de Rauín, Parada de Sil, A Peroxa y A Teixeira. Los cinco últimos son los de la provincia de Ourense.

Votación
10 votos
Comentarios

La mitad sur de la provincia podría ser una reserva de la biosfera en 2021