Solo el museo del ferrocarril está pendiente de reabrir en Monforte

Francisco Albo
Francisco Albo MONFORTE / LA VOZ

QUIROGA

Un grupo de visitantes saliendo del museo ferroviario de Monforte, en una imagen de archivo
Un grupo de visitantes saliendo del museo ferroviario de Monforte, en una imagen de archivo ALBERTO LÓPEZ

La gran mayoría de los centros museísticos del sur lucense reanudaron su actividad

10 jul 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

En el primer tramo de la temporada turística de verano, la mayoría de los museos del sur lucense están de nuevo en actividad, una vez superado el largo período de cierre causado por la crisis sanitaria. En la actualidad solo están pendientes de la reapertura el Museo do Ferrocarril de Galicia -en Monforte- y el museo de geología y paleontología del Ayuntamiento de Quiroga. En cuanto al museo ferroviario, el patronato que lo gestiona señala que todavía no se ha marcado una fecha concreta para abrir de nuevo sus puertas. Por lo que respecta al museo geológico quirogués, los responsables municipales ya anunciaron que reabrirá a finales de agosto, cuando terminen las obras de ampliación que se realizan en sus instalaciones.

Los demás centros han ido reabriendo paulatinamente durante las últimas semanas. El primero en hacerlo en toda la zona sur de la provincia fue el museo etnográfico municipal de Quiroga, que volvió a la actividad el 11 de mayo. Otros museos de referencia, el Ecomuseo de Arxeriz -en O Saviñao- y el pazo monfortino de Tor volvieron a acoger visitantes el 13 y el 26 de junio, respectivamente. También reanudó su actividad el Colegio de la Compañía de Monforte, cuya célebre pinacoteca cuenta ahora con un nuevo sistema de iluminación.

Desde hace un par de semanas está igualmente abierto el Museo de Arte Sacro del convento monfortino de Santa Clara, considerado como uno de los más notables de España en su género. «De momento no ha venido mucha gente, pero fuimos teniendo como mínimo dos o tres visitas al día», señalan los responsables. Como en todos los demás museos, el uso de mascarilla es obligatorio en el interior y a los visitantes se les proporciona gel hidroalcohólico para lavarse las manos al entrar.