Un herido en una trifulca con catana y cuchillos en Taboada

La víctima, que tiene una herida de arma blanca, entró en un bar con la espada japonesa en la mano poco antes de la pelea. Hay un detenido que admite haberle propinado puñetazos, pero niega haberlo apuñalado


monforte / la voz

Un hombre resultó herido ayer en una riña a media mañana y en plena calle en un pueblo del municipio de Taboada. La víctima está hospitalizado con una herida de arma blanca y el sospechoso de haberlo agredido fue detenido.

El hombre hombre herido había entrado previamente en un bar de ese pueblo del municipio de Taboada con una catana en la mano, según fuentes cercanas al caso. La Guardia Civil trata de esclarecer cómo se produjeron los hechos y qué fue lo que desencadenó el incidente. De los reproches que se cruzaron a gritos en plena calle algunos de los implicados podría deducirse que la causa de la pelea fueron desavenencias sentimentales sobre una mujer que también estaba presente en el suceso, pero lo cierto es que ese extremo está todavía por aclarar.

El incidente se produjo pasadas las once de la mañana en el arcén de la travesía de la N-540 que cruza el Alto de San Roque y para asombro de los vecinos que en aquel momento se encontraban en la calle. Al parecer, el hombre que después resultaría herido y otro que también se vio implicado en la trifulca entraron en busca de alguien en un bar situado en la travesía.

Se lo encontraron en la calle

En ese momento un cliente jugaba en la máquina recreativa de espaldas a la puerta y lo confundieron con la persona que buscaban, pero enseguida se dieron cuenta de que no era y salieron de nuevo. Según las fuentes consultadas, uno llevaba en la mano una catana y el otro un cuchillo de grandes dimensiones.

Al ver que quien buscaban no estaba en el bar, salieron y poco después se lo encontraron al otro lado de la calle, acompañado por su pareja y otra mujer. Los dos grupos empezaron entones a discutir a gritos.

Agentes de la policía judicial de la Guardia Civil tratan de reconstruir lo que sucedió entonces, a partir de las declaraciones de la persona detenida, de la víctima y de los demás testigos. El caso es que el enfrentamiento dejó herido a uno de los individuos que habían entrado previamente armados en el bar, en concreto el que llevaba la espada japonesa. Fue su propio acompañante el que lo llevó en coche al hospital de Lugo, donde anoche permanecía ingresado con al menos una herida de arma blanca.

La Guardia Civil tiene que determinar además si uno de los dos individuos que entraron armados en el bar intentó sin éxito durante la pelea atropellar con su coche a la pareja del hombre al que iban buscando, como apunta algún testigo.

La Guardia Civil investiga si durante el altercado se produjo un intento de atropello

El detenido admite haberle pegado a la víctima, pero no que lo apuñalase

El hombre detenido tras el altercado del Alto de San Roque es J.S.D., un vecino de Chantada de algo más de 30 años. Al parecer, en un primer momento admitió que se había enfrentado a los dos hombres que lo buscaban en el Alto de San Roque y que le propinó puñetazos al que después fue hospitalizado, pero negó haberlo acuchillado. Los guardias que investigan lo sucedido buscan el arma que provocó las heridas a la víctima, pero a primera hora de la tarde de ayer todavía no había aparecido.

El altercado se produjo en la vía pública y al lado de unos contenedores de basura. En el suelo junto a los contenedores no se apreciaba ayer por la tarde ningún resto de sangre, ni tampoco sobre la calzada de la travesía.

En el Alto de San Roque, los vecinos consultados ayer por este diario optaron por guardar silencio. Todos los implicados en la trifulca son vecinos de Chantada, pero la pareja del detenido tiene familia en el Alto de San Roque y por eso se encontraban ayer en esta localidad.

En el límite

Situado en el límite entre Chantada y Taboada, pero del lado de este último municipio, el Alto de San Roque es un pueblo de nueva creación que surgió del movimiento que genera la carretera N-540. El bar frente al que se produjo el altercado de ayer es frecuentado tanto por lugareños como por conductores que se detienen allí para descansar unos minutos. La población consta con poco más que dos hileras de casas a ambos lados de la carretera, así que la mayoría de los vecinos fueron ayer testigos directos o indirectos del suceso de ayer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Un herido en una trifulca con catana y cuchillos en Taboada