Visitas controladas a los murciélagos de la Cova das Choias

Las entradas a la cavidad se regularán con una valla que será construida el mes próximo con el apoyo del plan Leader

.

monforte / la voz

En una reunión celebrada ayer en Quiroga, la junta directiva del grupo de desarrollo rural Ribeira Sacra-Courel aprobó las concesión de las primeras ayudas del programa Leader 2014-2020, que comprenden una actuación para proteger la colonia de murciélagos de la Cova das Choias, en el municipio de A Pobra do Brollón. El proyecto, gestionado por el Ayuntamiento, recibirá una ayuda de 12.364 euros y deberá estar ejecutado el mes próximo.

El plan de protección fue promovido inicialmente por la comunidad de montes de la localidad de Biduedo -a la que que pertenecen los terrenos en los que se halla la gruta- en colaboración con la asociación Drosera y la Asociación Galega de Custodia do Territorio. La comunidad llegó a recibir una subvención de la Xunta para este fin, pero renunció a ella por falta de tiempo suficiente para realizar el proyecto en el plazo marcado. El Ayuntamiento se hizo después cargo de la iniciativa, pero aún no ha decidido cómo se gestionará el control de este singular espacio.

En un principio se había barajado la posibilidad de cerrar completamente la boca de la cueva con una reja diseñada para permitir la entrada y la salida de los murciélagos, pero esta solución fue descartada después por los expertos. El motivo es que una de las especies presentes en la cavidad -el murciélago de las cavernas- no soporta la presencia de rejas, por lo que se corría el riesgo de que desapareciese de este paraje. En vista de ello, se optó por cerrar el acceso con una valla situada a cierta distancia de la entrada de la gruta.

Cobrar por la entrada

Según explica el alcalde José Luis Maceda, el paso al interior de la cueva no quedará totalmente cerrado, ya que la valla contará con una puerta que se abrirá para ofrecer visitas controladas -probablemente cobrando un precio módico- en ciertas fechas. Esta posibilidad ya había sido planteada por los biólogos que colaboraron en el proyecto, para quienes lo más urgente es impedir las visitas incontroladas que en los últimos tiempos se han vuelto cada vez más frecuentes y numerosas, y a las que se atribuye la fuerte disminución que ha sufrido la colonia de quirópteros en los últimos años. «O que non decidimos aínda é como e cando se van permitir as visitas, porque o Concello non ten capacidade para destinar a un traballador a abrir e pechar a porta, e menos aínda as fins de semana», señala el regidor. A su juicio, la mejor solución sería encargar esta tarea a algún artesano o algún elaborador de productos tradicionales, al que se podría permitir instalar un puesto de venta en el lugar. «Ao mesmo tempo que cobra as entradas, pode aproveitar para vender os seus produtos aos visitantes», añade Maceda.

La actuación se complementará con la construcción de una pasarela de madera por la que caminarán los visitantes sin pisar el suelo de la cueva. Con ello se pretende impedir que dañen una singular población de vegetales que vive también en la cavidad: el musgo luminoso (Schistostega pennata), una especie que está presente en muy pocos lugares de la Península Ibérica. La Cova das Choias es el primer sitio de España donde se documentó la presencia de este musgo. El naturalista Fermín Bescansa detectó su presencia y el hallazgo fue mencionado por el botánico Antonio Casares en 1921.

Un total de 36 proyectos y 2.017.77 euros

La directiva del GDR Ribeira Sacra-Courel aprobó 36 proyectos que supondrán en conjunto una inversión de 2.017.777 euros y que recibirán ayudas del plan Leader por un importe total de 953.960 euros. Entre ellos hay quince proyectos no productivos promovidos por diferentes entidades públicas en los que se invertirán 290.222 euros y que recibirán 238.663 euros en subvenciones. Otros dos proyectos no productivos, promovidos por entidades privadas, supondrán una inversión de 8.394 euros, de los que 7.586 corresponden a las ayudas del Leader.

Por otro lado, el GDR dio el visto bueno a diecinueve proyectos de tipo productivos promovidos por empresas en los que se invertirán 1.719.155 euros y que se beneficiarán de ayudas por valor de 707.709 euros. Con ellos se pretende crear trece empleos y consolidar 65 ya existentes.

 Una población en declive

En la actualidad se desconoce el tamaño de la población de murciélagos que alberga la Cova das Choias. Las últimas observaciones, realizadas en el 2012, hablan de en torno a un millar de ejemplares. En el 2007 se habían contabilizado unos 3.000. En esta población figuran dos especies raras de especial valor ambiental: el murciélago grande de herradura (Rhinolophus ferrumequinum) y el murciélago de las cavernas (Miniopterus schreibersii).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Visitas controladas a los murciélagos de la Cova das Choias