Dieta cetogénica: «Un deportista que la siga va a estar lejos de su máximo rendimiento»

Laura Inés Miyara
Laura Miyara LA VOZ DE LA SALUD

VIDA SALUDABLE

La dieta cetogénica restringe radicalmente los carbohidratos y está compuesta en gran medida por alimentos ricos en proteínas y grasas.
La dieta cetogénica restringe radicalmente los carbohidratos y está compuesta en gran medida por alimentos ricos en proteínas y grasas. La Voz de la Salud | iStock

Analizamos los beneficios y los riesgos de seguir esta alimentación que restringe de manera extrema los carbohidratos

22 sep 2022 . Actualizado a las 10:15 h.

La dieta cetogénica, conocida también como dieta keto (por su nombre en inglés, ketogenic), es una pauta de alimentación que ha ganado cierta popularidad en las últimas décadas, a partir de la versión de esta dieta elaborada y publicada por el cardiólogo estadounidense Robert Atkins en los noventa. Huevos, carnes, pescados, aguacate y frutos secos son algunos de los alimentos que la caracterizan, mientras que las frutas frescas, las hortalizas y los cereales están prohibidos para quienes la siguen.

Basada en proteínas y grasas, y con una restricción casi total de los carbohidratos, la dieta plantea la idea de que el cuerpo puede perder grasa de manera más eficaz cuando entra en un proceso de cetosis: aquel en el que utiliza ácidos grasos en lugar de carbohidratos como la principal fuente de energía. Pero ¿cuánto hay de cierto en estas afirmaciones? ¿Es realmente beneficiosa la dieta keto? ¿Es útil para cualquier persona, más allá de sus circunstancias y la actividad que realice? Veamos qué se esconde detrás de la cetosis.

¿Qué es la dieta cetogénica?

Para empezar, debemos tener claro de qué hablamos cuando nos referimos a este plan de alimentación. Empecemos por lo básico. «Hay tres grandes nutrientes: proteínas, grasas y carbohidratos. La dieta cetogénica es una dieta muy, muy baja en carbohidratos. Estamos hablando de menos de 50 gramos de carbohidrato al día. Y las proteínas, al final, se tienen que mover en un rango relativamente corto, no se puede bajar ni subir mucho. Por lo tanto, al ser muy baja en carbohidratos, el resto de energía se obtiene a través de la grasa. En definitiva, la dieta cetogénica es muy baja en carbohidratos y alta en grasa», explica el nutricionista e investigador Ismael Galancho (@ismaelgalanchoreina).

El fin u objetivo de este tipo de dietas suele ser la pérdida de peso, aunque este no fue su origen. «La dieta cetogénica surgió en los años veinte del siglo pasado como terapia para las personas con ciertos tipos de epilepsia. En estos pacientes se vio que, reduciendo los carbohidratos, había menos irritabilidad neural y menos brotes de epilepsia. Con el desarrollo de fármacos en las décadas posteriores, se controlaba la epilepsia y esta dieta se perdió un poco. Y volvió a partir de los años noventa, cuando el doctor Atkins escribió un libro sobre cómo la dieta cetogénica era perfecta para perder grasa corporal», dice Galancho.

Cetosis

La dieta se basa en lograr que el organismo alcance un estado de cetosis. Este es un proceso que tiene que ver con cómo obtienen las células sus nutrientes, el combustible que les permite realizar sus funciones.