¿Es normal sentirse hinchado y tener gases después de cada comida?

Lucía Cancela
Lucía Cancela LA VOZ DE LA SALUD

VIDA SALUDABLE

En la mayoría de ocasiones, los gases y el hinchazón abdominal no suelen ocultar una patología.
En la mayoría de ocasiones, los gases y el hinchazón abdominal no suelen ocultar una patología. La Voz de la Salud

Aunque la sensación de plenitud tras una ingesta es habitual, los profesionales recuerdan que no es normal tener inflamación recurrente

22 abr 2022 . Actualizado a las 11:50 h.

Comer y que aparezca la hinchazón. Gases durante todo el día. Dolor abdominal. Cólicos. Puede que una persona no padezca ninguna patología digestiva diagnosticada, pero parte de lo que coma le siente mal. Sin entrar en especificaciones, lo mejor será acudir a un profesional de la salud que busque solución al problema.  

Las causas escondidas detrás de un abdomen inflamado, con sensación de tirantez, son muchas y variadas. Desde un caso de síndrome del intestino irritable, a una intoxicación alimentaria o una comida demasiado copiosa. «También dependerá del estado en el que nos encontremos. Puede que por estar pasando por una época de estrés, comamos algo como las legumbres, y la digestión se haga más complicada», precisa Ángela Moreno, dietista-nutricionista especializada en patologías digestivas. 

Con todo, el sistema digestivo es complejo, único e intransferible. Contiene millones de bacterias, y otros microorganismos, que se encargan (de manera simplificada) de convertir los alimentos que consumimos en nutrientes esenciales para el correcto funcionamiento del organismo. Es la microbiota, una comunidad que unida a la que habita en la piel, la sangre y otros órganos forman el microbioma de cada individuo. 

Está más que demostrado que los hábitos de vida influyen directamente en su composición, lo que a su vez hace que nuestra salud empeore o mejore. Esta alteración (conocida como disbiosis) suele derivar en síntomas como la hinchazón, el dolor de estómago, los gases, la acidez o el reflujo. Vaya, lo que de toda la vida se ha definido como digestiones pesadas. Y ojo, porque de normal tiene poco. «En consulta veo que se tienden a pasar por alto estos signos que les ocurren siempre, se normalizan. Y para mí esto es el principio de un estado fisiopatológico», precisa. 

La sensación después de una comida no tendrá que ser de pesadez: «Con la excepción de una ingesta copiosa, después de comer deberíamos sentirnos ligeros, no debería darnos un excesivo sueño o una distensión muy agravada, tampoco tener la sensación de que no podemos ni beber», precisa la dietista-nutricionista.