Oscar Pistorius «debe pagar por lo que hizo»

El director de Prisiones de Sudáfrica asegura que el deportista podría cumplir la pena -que no sería superior a 15 años- en una cárcel

Oscar Pistorius durante la cuarta sesión de la vista oral para decidir la pena que se le impondrá por el homicidio de su novia
Oscar Pistorius durante la cuarta sesión de la vista oral para decidir la pena que se le impondrá por el homicidio de su novia

Agencias

Oscar Pistorius «debe pagar por lo que hizo» e ir a la cárcel siempre que su seguridad esté garantizada, reclamó este jueves la familia de la víctima, considerando que una condena suave enviaría un débil mensaje a toda Sudáfrica. La Fiscalía intenta obtener una pena de prisión para el atleta paralímpico sudafricano después de que el pasado mes de septiembre fuese declarado culpable de homicidio involuntario, ya que la jueza consideró que había sido imprudente, pero que no se podía demostrar una intención homicida. El deportista siempre aseguró que el 14 de febrero de 2013 abrió fuego contra su pareja, Reeva Steenkamp, a través de la puerta cerrada del baño, creyendo que era un ladrón.

Kim Martin, una prima de Reeva Steenkamp, volvió a asegurar este jueves, durante el cuarto día de la vista sobre la sentencia al deportista que se celebra en el Tribunal Superior de Pretoria, de nuevo con voz temblorosa y lágrimas en los ojos durante la audiencia que el atleta «debe pagar por lo que hizo». «Él debe pagar por terminar con la vida de Reeva, por lo que ha hecho a mi tío, a mi tía y al resto de mi familia», afirmó, subrayando que su motivación no es la venganza. «Mis familiares no son personas que busquen venganza. Nosotros sólo pensamos que poner fin a la vida de alguien, disparar a través de una puerta contra alguien que está desarmado y es inofensivo, necesita un castigo suficiente», añadió insistiendo en que la condena de arresto domiciliario y trabajos sociales no es adecuada para la magnitud del delito. «Todos han sufrido, y yo estoy convencida de que debemos enviar un mensaje a la sociedad de que no se puede hacer esto y escapar impune», señaló. También sostuvo que las disculpas presentadas por Pistorius a los padres de la modelo al comenzar el proceso «no le parecieron sinceras».

Barry Roux, el abogado de Pistorius, la interrogó brevemente para indicarle que su cliente había redactado después de la tragedia una larga carta para pedir perdón a los padres de Reeva Steenkamp, que no fue entregada por motivos legales. «Usted también está de acuerdo en que las condiciones en prisión son humanas y pueden recibir a una persona minusválida (...). ¿Pero y si no fuese así?», le preguntó el abogado a lo que la prima

repondió que no cree que vaya a recibir un trato inhumano.

Prisión con servicios médicos

La Fiscalía, decidida a hacer frente a los argumentos de la defensa, según la cual Pistorius sería «quebrado» en prisión y mal atendido desde el punto de vista médico, llamó a un alto responsable de la administración penitenciaria, Zacharia Modise, a prestar testimonio. «Yo puedo confirmar con toda confianza que si el tribunal, en cualquier momento, decide que él debe ir a la cárcel, existen establecimientos donde podemos encarcelar y recibir al acusado», declaró este alto funcionario que rebatió así el testimonio de los expertos de la defensa, que aseguraron que las cárceles sudafricanas no tienen infraestructuras ni atención suficiente para los reclusos discapacitados.

Modise no ocultó empero la existencia de «problemas». La Sudáfrica democrática heredó del apartheid edificios muy viejos, concebidos fundamentalmente para mantener a los presos detrás de rejas, pues en esa época no existía la preocupación de rehabilitar a los detenidos. Muchas prisiones no tienen guardianes suficientes, y el Estado es acusado regularmente de no hacer lo suficiente para garantizar la seguridad de los detenidos, sobre todo en las cárceles donde las pandillas hacen lo que les apetece. Sin embargo, no todas las prisiones -más de 230- son iguales, destacó el procurador Gerrie Nel, quien sugirió que el ala medicalizada de la prisión central de Pretoria, Kgosi Mampuru, sería adecuada. «Nosotros podemos asegurar que sus derechos fundamentales serán respetados, y en lo que respecta a su salud, puede ser atendido correctamente», aseguró Modise.

A preguntas de la acusación, el testigo confirmó que Pistorius podría usar dentro de la cárcel las prótesis sobre las que camina. La defensa también mostró su preocupación por los casos de tortura denunciados en las cárceles del país austral, así como de los ataques de bandas de presos contra otros, la presunta escasez de médicos y psicólogos y el alto índice de enfermos de tuberculosis en la sección hospitalaria de Kgosi Mampuru. Modise reconoció algunos de esos problemas, pero aseguró que las autoridades tienen mecanismos para evitar estos incidentes y el corredor no tendría ningún problema para vivir en prisión.

El anuncio de la pena, el viernes o la próxima semana

La declaración del director de Prisiones puso fin a la fase de comparecencia de testigos que ha centrado hasta ahora el procedimiento iniciado el pasado lunes. El viernes, los representantes de la acusación pública y de la defensa expondrán sus conclusiones y emitirán sus peticiones de pena. Después de esto, la jueza del caso Pistorius, Thokozile Masipa, podría comunicar su sentencia, o retirarse a deliberar para anunciarla la próxima semana.

La ley sudafricana prevé penas que van desde una multa y la libertad vigilada a un máximo de 15 años de cárcel para el delito de homicidio cometido por Pistorius, según la jueza. La magistrada Masipa fijará la pena para el deportista tras escuchar a todos los testigos y expertos llamados a declarar por las dos partes, previsiblemente mañana.

Pistorius mató de cuatro tiros a Steenkamp a través de la puerta del baño de la habitación que compartían en la casa del corredor en Pretoria, la madrugada del 14 de febrero del año pasado. La jueza aceptó la versión del atleta, según la cual disparó al confundir a su novia con un intruso, y consideró que el acusado no podía prever la muerte de la persona que se hallaba en el retrete.

Esta decisión evitó a Pistorius la condena por asesinato y, por tanto, la cadena perpetua, pero la jueza cree que el velocista actuó con negligencia al disparar contra la amenaza percibida en lugar de buscar otras alternativas, como pedir auxilio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Oscar Pistorius «debe pagar por lo que hizo»