Mubarak cede el poder a las Fuerzas Armadas

EFE

INTERNACIONAL

Con un anuncio de tan sólo treinta segundos han terminado los treinta años de gobierno de Hosni Mubarak. El vicepresidente Omar Suleimán fue el encargado de comunicar que el mandatario había cedido el poder a las Fuerzas Armadas. El anuncio ha llevado la euforia a la plaza Tahrir, en donde se concentran miles de personas. Mientras tanto, Suiza bloquea los posibles fondos de Mubarak en bancos helvéticos.

11 feb 2011 . Actualizado a las 23:38 h.

Con un anuncio de tan sólo treinta segundos han terminado en Egipto los treinta años de gobierno de Hosni Mubarak, un paso al que se llegó gracias a una revolución popular que derribó a uno de los regímenes más estables de la región. El vicepresidente Omar Suleimán, cuyo papel a partir de ahora queda en el aire, fue el encargado de comunicar al país, a las 18.00 horas (16.00 GMT), que Mubarak, de 82 años, había cedido el poder a las Fuerzas Armadas.

«El presidente Mohamed Hosni Mubarak ha decidido renunciar a su cargo de presidente de la República y ha encargado al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas administrar los asuntos del país», dijo Suleimán, en el breve mensaje que leyó.

Mientras Suleimán, uno de los más estrechos colabores de Mubarak, anunciaba así el final de una era, el veterano líder se encontraba en uno de sus lugares favoritos, en la ciudad de Sharm el Sheij, en la península del Sinaí, a orillas del mar Rojo.