Rubén Blanco: «Pienso que lo que me falta es jugar una temporada entera»

El mosense ha jugado los 15 partidos que Escribá ha dirigido al Celta y ahora busca romper su techo

;
Rubén Blanco: «La gente que llegó siente los colores y es un acierto» El guardameta mosense cuenta que  su amigo Santi Mina quiso volver desde el primer momento en que supo que había esa opción

VIGO

Rubén Blanco Veiga (Mos, 1995) se ha consolidado como portero titular del Celta. Desde la llegada de Escribá lo ha jugado todo y desde el mes de diciembre del año pasado no se pierde ningún partido. Su reto ahora es jugar una temporada completa en un año ilusionante en donde está convencido de que el Celta puede hacer muchas cosas.

-Lleva todos los partidos con Escribá, los 12 del año pasado y estos tres. ¿Qué que dice el dato?

-Yo trabajo para jugar todos los partidos y ahora que lo estoy consiguiendo estoy agradecido a la confianza del entrenador y me toca devolvérsela.

-No se pierde un partido desde diciembre del año pasado.

-Por fin soy capaz de encadenar partidos y he podido dejar las lesiones de lado, que era un poco mi punto débil. Ojalá pueda seguir mucho tiempo sin perderme un partido.

-¿Piensa que este puede ser el año de su consolidación?

-Pienso que lo que me falta es jugar una temporada entera sin que haya lesiones y sin que pase nada raro, sí que es verdad que el año pasado jugué bastantes partidos y el anterior también, pero es cierto que una temporada de 30 0 38 partidos sería buena y trabajando como estoy trabajando y mejorando lo que debo mejorar creo que voy por el camino correcto.

-El año pasado jugó 25 partidos.

-Y el anterior más de 20. Creo que al final ya son muchos partidos a lo largo de la temporada, pero en la posición de portero jugar un año entero sin perderse ningún partido no es nada descabellado y el objetivo es ese.

-¿Apuró mucho durante el verano para llegar a la primera jornada?

-Fue un contratiempo y con los fisios y médicos nos pusimos un plazo para poder jugar algún partido antes de que comenzara la temporada y fue todo bien y sin ningún apuro.

-¿Qué objetivos se marca para la temporada?

-A nivel colectivo estoy seguro que vamos a dar un paso al frente o por lo menos ser más regulares y no tener las dificultades de la temporada pasada y a nivel personal jugar los 38 partidos.

-¿Su buen inicio ayuda a coger confianza?

-Siempre dije que la confianza es personal y vayan bien o mal las cosas nunca se debe perder. Obviamente cuando las cosas salen bien todo es mucho más fácil, pero cuando van mal se aprende mucho más. De todo se sacan cosas positivas.

-¿Qué le parece la apuesta de tener a tres porteros en el primer equipo y convocar a los tres?

-Es cosa del entrenador y a mí me parece fenomenal. Estamos compitiendo los tres por un puesto en igualdad de condiciones y creo que no somos el único equipo que viaja con tres porteros, sino que muchos equipos lo hacen. Es una posición diferente al resto en muchas cosas y en esta también, porque una lesión en el calentamiento o la noche anterior te pasa algo y al ser tan específica no está de más que viajemos los tres.

-¿El equipo ha dado un paso adelante en defensa?

-Lo que nos penalizó el año pasado es que nos creaban muchas ocasiones y encajábamos muchos goles, pero creo que el partido de Sevilla fue una prueba y la pasamos.

 «La nueva regla del penalti me parece una chorrada y además la venden como que nos quieren ayudar»

Rubén está de acuerdo con la nueva regla del saque de portería (no es necesario que el balón salga del área), pero para nada comparte que ahora el portero tenga que estar anclado al suelo en los penaltis, una suerte en la que considera que los porteros del Celta pueden mejorar su porcentaje de aciertos.

-¿Qué opina de las nuevas reglas de los porteros?

-La regla del saque de portería me parece que es correcta porque era un poco absurdo no poder tocar el balón dentro del área, pero la del penalti me parece mal. En Villarreal se repitió un penalti por adelantarse un portero 10 centímetros. Me parece una chorrada que además nos la venden como que nos quieren ayudar y para nada nos ayudan. Creo que hacen más difícil el penalti. Yo creo que esa situación debería ser un espectáculo también para el público porque es de las jugadas más decisivas del fútbol y para nada nos ayudan. Creo que deberían darle una vuelta si de verdad nos quieren ayudar.

-¿Les obliga a cambiar?

-Nosotros nos tiramos en diagonal y es normal que te adelantes un poquito, me parecen jugadas que no influyen realmente.

-¿Es muy de playa el balón de este año?

-Al final nos tenemos que acostumbrarse a lo que tenemos. Por la moda de que haya goles espectaculares hacen los balones más ligeros pero más allá de eso que es una realidad poco podemos hacer o decir porque al final es el balón que tenemos.

-¿En qué cambia el trabajo de portero con estos balones?

-En nada, porque como esos efectos son imprevisibles solo te queda intentar reaccionar cuando hace ese efecto.

 «Hay equipo para hacerlo mejor y ser ambiciosos»

El portero céltico también está ilusionado con la operación retorno en la que participó directamente para la repatriación de su amigo Santi Mina. Rubén está convencido de que el Celta puede firmar un buen año y que toca ser ambicioso, pero teniendo en cuenta le pasado inmediato.

-¿Qué opina de la operación retorno?

-Personalmente me agrada mucho. El club ha hecho un esfuerzo grande que es de valorar. De la situación del año pasado debemos aprender y la gente que llegó este año siente la camiseta y me parece todo un acierto.

-¿Cuántas veces llamó a su amigo Santi Mina para convencerlo?

-Fue muy fácil. En cuanto se lo propuse, cuando le dije había la posibilidad real, él desde el primer momento dejó claro que quería venir y luego ya fue tema de clubes.

-¿Jugar con tanta gente de casa da un plus dentro y fuera del campo?

-El buen ambiente en el vestuario y fuera del campo al final se nota y se transmite también dentro del terreno de juego y cuando estás con gente que llevas conviviendo tantos años al final eso se nota.

-¿Hay equipo para...?

-Para mejorar lo del año pasado, seguro, y para ser ambiciosos también, y obviamente este inicio de liga es positivo. Entiendo que haya mucha ilusión y euforia, pero hay que tener los pies en el suelo. Nosotros dentro del vestuario hablamos y somos conscientes de que tenemos muy buen equipo y que las cosas nos van a salir bien, estamos convencidos. Nuestro objetivo tiene que ser mirar hacia arriba, pero es temprano y hay que tener paciencia.

-El año pasado el equipo también se fue muy bien al parón: ¿Qué pasó luego?

-Cuando entras en dinámicas negativas es muy difícil salir y cuando no hay estabilidad, tuvimos tres entrenadores en el mismo año, es imposibles que las cosas vayan bien. Por eso ahora debemos tener calma y cuando vengan las cosas mal tener paciencia, tranquilidad y sobre todo intentar ser un poco más regulares en cuanto a resultados, que creo que ahí está la clave para estar peleando arriba.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Rubén Blanco: «Pienso que lo que me falta es jugar una temporada entera»