Beauvue, pendiente de un mercado extranjero como posible destino

El jugador y el Celta acercaron posturas ayer para la rescisión del contrato


Vigo

Claudio Beauvue se agarra a un mercado extranjero que permanece aún abierto como posible solución de futuro para continuar su carrera. El futbolista, que acercó posturas ayer con el Celta para la rescisión de su contrato tras días de negociaciones sin que se llegara a buen puerto, se exponía a pasar un año entero sin jugar como en su día le ocurrió a Radoja, pero salvo giro de última hora, no lo hará y abandonará el club al que llegó en el mercado de invierno del 2016. Tenía dos años más de contrato por delante.

La idea inicial de Beauvue en caso de no poder seguir en el Celta siempre había sido continuar militando en Primera división española, dado lo cómodo que siempre se ha sentido en el país y la competición. Pero ante la falta de ofertas satisfactorias para sus intereses, había dejado abierta la puerta a fichar por algún conjunto de Segunda con historia u objetivos ambiciosos, según había comentado en su día su representante, Quique de Lucas.

Finalmente, la opción de fichar por un equipo de la división de plata se ha esfumado por una cuestión administrativa. La normativa vigente impide a los clubes de esa categoría inscribirle, ya que cuando un jugador baja da Primera a Segunda se debe computar el 50 % de su salario. El fair play financiero ha dejado de este modo al antillano sin la posibilidad que más viable parecía tal y como se habían producido los acontecimientos durante todo el verano. Al hacer las consultas y gestiones pertinentes al haber equipos interesados se ha constatado la imposibilidad de esta vía.

Ahora Beauvue está pendiente de un mercado extranjero que continúa abierto y donde tiene una alternativa que le resulta convincente en estos momentos dada su situación, ya que son pocas las opciones de mercados abiertos que contemple el delantero. Para que esa posibilidad se concrete necesita convertirse en jugador en paro previa rescisión de su contrato con el Celta, una cuestión que ayer estaba muy próxima a cerrarse a falta de confirmación oficial por parte del club vigués.

Fuentes del entorno del jugador explicaban que para que ese acercamiento haya sido posible una parte y otra han «puesto mucho de su parte». Así, el jugador habría hecho un «esfuerzo grande» que el club ha agradecido facilitando también las cosas para que se pudiera llegar a una solución satisfactoria para todas las partes. El club también ha tratado de que facilitar que Beauvue pudiera ir a un equipo de Segunda, pero la reglamentación ha provocado que fuera imposible.

El atacante nacido en Guadalupe en 1988 supuso una importante inversión para el Celta en enero del 2016, en la temporada en la que el club se clasificaría para Europa League. Sin embargo, la fortuna le dio la espalda prácticamente nada más llegar, y sufrió una grave lesión de rodilla apenas unas semanas después de incorporarse al equipo que en ese momento dirigía Eduardo Berizzo.

Fue en esa época de lesión en la que estuvo un año parado en la que se ganó la fama de no perder nunca la sonrisa. Casi diez meses después, reaparecía con el Celta disputando 19 partidos como titular y marcando dos goles, uno de ellos frente al Krasnodar en Europa League. Pero tras esa temporada no volvería a defender la camiseta del Celta más que en las dos anteriores pretemporadas.

En el curso 2017/2018 se fue cedido al Leganés en un préstamo que no fue tan fructífero como se esperaba, y ya el año pasado puso destino al Caen francés, donde tampoco tuvo el protagonismo deseado e incluso fue apartado por una cuestión disciplinaria. Ahora vuelve a hacer las maletas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Beauvue, pendiente de un mercado extranjero como posible destino