Aires de cambio en el Celta B

Los celestes acumulan nueva bajas de la plantilla que terminó la liga pasada


Vigo

Cambio radical en el Celta B después de un año de sufrimiento en el filial céltico. Porque al movimiento en el banquillo con la entrada de Jacobo Montes en el lugar de Rubén Albés se le une ahora un total de nueva bajas en la plantilla con respecto al equipo que finalizó la temporada con una salvación agónica en el play-out. El Celta anunció en la jornada de ayer las bajas de Manolito Apeh, Aarón Rey, Robert Costa, Álex Serrano, Víctor Pastrana y Rai Marchán pero a ellos hay que unirle la salida anterior del capitán Diego Alende, el portero Pablo Vázquez y Adrián Mancebo. La mitad de ellos ya se habían despedido a través de sus redes sociales antes de que el club lo hiciera oficial.

Las nuevas bajas suponen el adiós de muchos de los jugadores de la columna vertebral del último año y también de los más veteranos, condición que ahora recaerá en teoría sobre Iban Salvador. Rai Marchán fue el centrocampista de referencia para Rubén Albés y de hecho ya se le vincula con el nuevo destino del técnico vigués, el UCAM Murcia. Robert Costa fue un asiduo del centro de la defensa hasta que perdió la titularidad, ya avanzada la competición, Álex Serrano, que había llegado en el mercado de invierno del 2018, disputó en este tiempo 51 partidos y marcó cinco goles y Víctor Pastrana completó dos temporadas con el filial en las que marcó siete goles en 67 partidos y llegó a ir convocado en una ocasión con el primer equipo. Mención especial merece Manolito Apeh, que pese a estar parado tres meses por un problema coronario, se marchó con siete goles, los dos últimos, en los dos partidos del play-out y que valieron una permanencia.

Ellos, conjuntamente con el ya excapitán Diego Alende, toda una vida en el Celta, fueron los más utilizados, a lo largo del curso, mientras que la participación de Adrián Mancebo y Aarón Rey fue más reducida y testimonial en el caso del portero Pablo Vázquez, que no disputó ni un solo minuto.

Frente a estas nueve bajas por el momento no hay ninguna alta a nivel oficial. Lo único que ha trascendido es la apuesta por los jugadores del juvenil A que ya han debutado con el filial: Sergio Carreira, Fontán e Iker Losada. También, y aprovechando el desembarco de un conocedor del fútbol autonómico como Jacobo Montes, adentrarse más en el mercado gallego antes de fichar jugadores foráneos como ha sucedido en los últimos años.

Uno de los motivos de esta pequeña revolución puede venir generado por la falta de jugadores con opciones reales de subir al primer equipo desde que lo hizo Brais Méndez de la mano de Unzué. El curso pasado Eckert y Apeh fueron más una necesidad que una apuesta por merecimientos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Aires de cambio en el Celta B