Un once celeste hasta el 2023

Cabral, además de los cuatro cedidos, es el único que acaba contrato en una plantilla del Celta en donde 11 futbolistas tienen firmadas cuatro temporadas


VIGO

El Celta afronta la remodelación de su plantilla lastrado por los contratos de larga duración de la mayoría de sus integrantes. Exceptuando los cuatro cedidos, tan solo Gustavo Cabral acaba contrato el próximo 30 de junio, ya que el grueso de la plantilla, hasta once futbolistas, tienen firmado hasta el 2023. Entre los cedidos del conjunto vigués de esta temporada tan solo acaba contrato Dennis Eckert. A Roncaglia, por ejemplo, le queda un año más, y a Mazan tres.

Las salidas

Cabral, el único que acaba

Del plantel del Celta que acabó el sábado la temporada el único que finaliza contrato es Gustavo Cabral, que cumplió su séptima campaña en el club, tantas como llevan los vigueses en Primera. Desde que llegó a Vigo el argentino ya ha renovado dos veces y no puede descartarse una tercera, aunque todo indica que el conjunto vigués apostará por una renovación en el centro de la defensa después de la sangría de las dos últimas temporadas. Tiene un año más de contrato Sergio Álvarez, pero el portero puede ser cortado de un modo unilateral por el club antes de final de mes al no haber jugado la mitad de los partidos de liga (se quedó en 13).

Las ventas

Maxi Gómez y Lobotka, en el punto de mira

El Celta puede hacer caja importante este verano. Maxi Gómez, con contrato hasta el 2022, tuvo novias desde el primer día que llegó a Vigo y pudo salir en cualquiera de los tres mercados anteriores aunque finalmente decidió quedarse. Con una cláusula de 50 millones parece que el panorama ahora ha cambiado y que en los próximas semanas podría haber movimientos. Lobotka, que renovó en febrero del año pasado hasta el 2023, es el otro principal activo (Aspas al margen) y aunque no tuvo un buen año, terminó bien la temporada. Parece difícil que alguien pueda pagar los 50 millones de cláusula. El Nápoles fue el más interesado tiempo atrás.

 

Entran en el último año

David Costas, entre los cinco jugadores que acaban en el 2020

De los cinco jugadores con un año de contrato, incluidos los cedidos Roncaglia y Juan Hernández, llama la atención que uno de ellos sea David Costas, en teoría uno de los centrales de recorrido del equipo teniendo en cuenta la etiqueta de canterano y su crecimiento en los últimos tiempos, de hecho es una de las excepciones de los cedidos que vuelven para quedarse, algo nada habitual en el Celta. También entra en el último año Hjulsager, aunque parece difícil que el danés pueda iniciar el próximo curso vestido de celeste. De continuar Sergio sería el quinto en discordia.

A mitad de camino

Dos años para Sisto, Jozabed y Brais y tres para Emre Mor

A Brais Méndez, a Jozabed Sánchez y a Pione Sisto que quedan dos años más de contrato con el Celta, uno menos que a Emre Mor. De la continuidad del canterano, que se ha asentado en el primer equipo, nadie duda, pero el futuro del danés nacido en Uganda y de su compatriota con pasaporte turco está más en el aire. El gran problema para el Celta es la devaluación que han sufrido ambos esta temporada, lo que puede dificultar su salida. Especialmente problemática es la situación del exBorussia, que pese a ser uno de los mejor pagados de la plantilla no ha llegado a 500 minutos de juego repartidos en 12 partidos. Una miseria para su talento y para la inversión de 14 millones realizada por el Celta.

Hasta el 2023

Once contratos con cuatro temporadas por delante

Los contratos de larga duración en el Celta acaban por el momento en junio del 2023. Salvo movimientos, hasta entonces el equipo vigués tiene once futbolistas: Rubén, Hugo Mallo, Kevin, Araujo, Juncà, Lobotka, Okay, Beltrán, Jensen, Aspas y el Toro Fernández si soluciona sus problemas judiciales y finalmente puede aterrizar en Vigo. Todo apunta a que alguno de ellos, de los menos utilizados, no estará el próximo curso a excepción del danés, con quien mantiene su esperanza el club.

Los cedidos

A Roncaglia le queda un año, a Beuavue dos y a Mazan tres

En la planificación de la próxima temporada una de las prioridades será solucionar la situaciones de los cedidos. El único que tiene la desvinculación asegurada por contrato es Dennis, pero a Roncaglia, que debe regresar desde el Valencia, todavía le queda un año más con el Celta, cifra que se eleva a dos con Beauvue, que fue una fuerte apuesta en el mercado invernal del 2016 pero que tras una lesión apenas ha podido rendir en Vigo. Mazan, que apenas juega en el Venezia de Segunda italiana, tiene tres años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un once celeste hasta el 2023