David Delfín, creador de emociones

GENTE

En enero del 2016, el diseñador fue diagnosticado de tres tumores cerebrales contra los que optó por pelear. Lo hizo con todas sus fuerzas, pero no fue capaz de detenerlos

07 jun 2017 . Actualizado a las 01:20 h.

David Delfín falleció el pasado sábado, 3 de junio, en Madrid a los 46 años, víctima de un cáncer que le fue diagnosticado en enero del 2016. El diseñador había sido operado en el mes de abril del año pasado, pero la intervención no pudo con uno de los tumores cerebrales que padecía. Se vio obligado a seguir con el tratamiento y finalmente murió en su casa de Madrid, rodeado de sus seres queridos.

Un diseñador rompedor

En septiembre del 2002, la Pasarela Cibeles acogió entre la admiración y el espanto una procesión de modelos encapuchadas que, en silencio primero y entre susurros, gemidos sexuales y dramáticos juegos de sonido después, desfilaron bajo la firma de un desconocido provocador. Sus cuellos, rodeados por gruesas sogas. La colección no dejó a nadie indiferente y supuso el debut de un joven y rompedor David Delfín que, años después, más niño terrible que nunca, se convertiría de la mano de su fiel e inseparable Bimba Bosé en todo un referente del diseño español.

Diego David Domínguez González nació el día de difuntos de 1970 en Ronda. Creció en Marbella, adonde su familia se trasladó cuando el pequeño delfín, último de sus cuatro hermanos, cumplió los 3. Allí, a la orilla del mar, creció y dio sus primera puntadas en el taller de su madre, modista. El pasado noviembre fue galardonado con el Premio Nacional de Diseño de Moda. Por su audacia, por su valentía. Por su compromiso social. Por traspasar las barreras entre la moda y el arte.