Guarderías gratis y nuevo modelo de residencias: las apuestas de Feijoo en un intenso debate sobre el estado de la autonomía

Juan Capeáns / Domingos Sampedro SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

PACO RODRÍGUEZ

El presidente contrapone la estabilidad de su gobierno frente a la oposición y la situación en Madrid. Pontón pide «pensar unha Galicia en grande» y Caballero ve al presidente de la Xunta como un «Casado bis»

13 oct 2021 . Actualizado a las 20:47 h.

Estabilidad política, moderación en las decisiones ejecutivas y reformas «sensatas». Una reactivación «á galega». Es la receta para superar la crisis que Alberto Núñez Feijoo ofreció en el primer debate de política general de la legislatura, con tres años de gestión por delante. A diferencia de citas anteriores, el presidente de la Xunta no adelantó nuevos proyectos legislativos ni dejó mensajes sobre su futuro personal, pero sí tuvo menciones emocionadas para Valeriano Martínez, cuyo recuerdo inspiró el inicio y el final de su discurso.

Entre una y otra mención, Feijoo hizo una revisión del comportamiento de Galicia durante la pandemia en lo que se refiere a sus competencias, considerando que las urnas ya validaron hace más de un año una parte de la gestión durante la crisis sanitaria, de ahí que dedicara más tiempo a abordar el reto de la recuperación. En recuerdo de los fallecidos y afectados anunció la construcción de un monumento de memoria, sin más detalles.

La sanidad y las políticas sociales capitalizaron su intervención. Dos ámbitos en los que se acelerarán las reformas tras meses de tensión y que, junto a la educación, coparán un 71 % de las cuentas gallegas en el 2022. Sin embargo, el anuncio más potente de la jornada tuvo que ver con otra crisis estructural, la demografía. A partir del próximo curso, todas las escuelas infantiles de Galicia serán 100 % gratuitas: las públicas, las de iniciativa social, las privadas y las municipales, desde el primer hijo. Política Social calcula que esta medida beneficiará a unos 20.000 niños que asisten a los centros de cero a tres años (10.000 primogénitos y otros tantos hermanos que a día de hoy ya tienen guardería gratis) y tendrá un coste de unos 30 millones por curso, aunque la cifra no es definitiva porque puede aflorar una oferta inducida por la gratuidad.