Feijoo propone una reactivación «á galega», desde la moderación y la estabilidad

Juan María Capeáns Garrido
Juan Capeáns SANTIAGO

GALICIA

PACO RODRÍGUEZ

Anuncia la gratuidad de las guarderías para todos los hijos en un debate de política general muy centrado en la reforma sanitaria y los servicios sociales

13 oct 2021 . Actualizado a las 15:16 h.

Estabilidad política, moderación en las decisiones ejecutivas y reformas «sensatas» para adaptarse al futuro que viene. Una reactivación «á galega». Es la receta que Alberto Núñez Feijoo ofreció en el primer debate de política general de la legislatura, con tres años de gestión todavía por delante. A diferencia de citas anteriores, el presidente de la Xunta no adelantó nuevos proyectos legislativos ni dejó mensajes más o menos explícitos sobre su futuro político, y otras ideas fuerza, como una rebaja de impuestos, se quedó solo en el enunciado, probablemente a la espera de la presentación de los presupuestos autonómicos, que se conocerán en los próximos días. La figura y los valores de Valeriano Martínez como servidor público estuvieron presentes en el inicio y el final de la intervención del jefe del Ejecutivo gallego, que se emocionó al recordar al conselleiro de Facenda, fallecido la pasada semana. Su escaño en la bancada del Gobierno permaneció vacío, con una flor blanca y dos ejemplares de la Constitución Española y el Estatuto.

Entre una y otra mención, Feijoo hizo una revisión del comportamiento de Galicia durante la pandemia en lo que se refiere a sus competencias, pero en varios momentos y al abordar diferentes sectores hizo críticas y peticiones expresas al Gobierno de España. Considerando que las urnas ya validaron hace más de un año una parte de la gestión durante la crisis sanitaria, el titular autonómico aprovechó el debate para hacer una radiografía muy amplia de la situación de los servicios públicos, centrada en la atención sanitaria, las políticas sociales y la educación, tres ámbitos en los que se acelerarán las reformas tras meses de tensión y que coparán un 71 % de las cuentas gallegas en el 2022. El anuncio más potente durante su primera intervención -por la tarde tendrá un turno de réplica a los portavoces de la oposición- tiene que ver también con otra crisis estructural, la demografía. A partir del próximo curso, todas las escuelas infantiles de Galicia serán 100 % gratuitas: las públicas, las de iniciativa social, las privadas y las municipales, desde el primer hijo a los sucesivos. El departamento de Política Social calcula que esta medida beneficiará a unos 20.000 niños que asisten a los centros de cero a tres años (10.000 primogénitos y otros tantos hermanos que a día de hoy ya tienen guardería gratis) y tendrá un coste de unos 30 millones por curso, aunque la cifra no es definitiva porque puede aflorar una oferta inducida por la gratuidad.

Feijoo reconoció, en una de las pocas concesiones a la autocrítica, que uno de los retos es la «recuperación da actividade asistencial ordinaria que se perdeu no confinamento». El plan de choque, aseguró, ya está teniendo impacto positivo en los tiempos de espera en un modelo de atención primaria que «empeza a recuperar a normalidade, sobre todo coa volta á presencialidade», y que acaparará un tercio de los fondos enmarcados en Sanidade. Antes de que acabe el año también se presentará el nuevo plan de infraestructuras para la atención primaria.