El Congreso reabre la comisión de investigación del Alvia para poder elaborar el dictamen final

Pablo González
pablo gonzález REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Concentración de las víctimas en el Congreso cuando comparecieron los exministros de Fomento, José Blanco y Ana Pastor, en febrero del 2019
Concentración de las víctimas en el Congreso cuando comparecieron los exministros de Fomento, José Blanco y Ana Pastor, en febrero del 2019 BENITO O0RDOÑEZ

La iniciativa del BNG logra el apoyo del PSOE, crucial para que prosperara. Solo hubo un voto en contra. Tras su constitución podría durar al menos 4 meses y solaparse con la vista oral del proceso judicial

23 sep 2021 . Actualizado a las 18:53 h.

El BNG se mantiene firme en su cruzada por depurar las responsabilidades políticas del accidente del Alvia, tanto en Madrid como en Bruselas. El único diputado nacionalista gallego, Néstor Rego, con sus aliados parlamentarios ERC y Bildu, lograron que la mayoría del Congreso -solo hubo un voto en contra- aprobara su iniciativa para la reapertura de la comisión de investigación del accidente del Alvia, que provocó 80 muertos y 145 heridos en el descarrilamiento ocurrido el 24 de julio del 2013 en Angrois, a las puertas de Santiago. La intención del Bloque es reconstituir la comisión para que se pueda elaborar -y votar- el dictamen final, con sus conclusiones y recomendaciones, cuestión en la que el PSOE, crucial para que saliera adelante la iniciativa, está de acuerdo. Tras 16 sesiones de comparecencias, los diputados estaban elaborando el borrador del dictamen cuando, el 4 de marzo del 2019, Pedro Sánchez decidió disolver las Cortes para convocar elecciones.

Queda por ver si la intención del BNG de solicitar nuevas comparecencias ligadas a novedades en la investigación recibe también el apoyo de los socialistas, pero parece que no. Tanto el portavoz socialista, César Ramos, como el representante del PP, Celso Delgado, abogaron por retomar solo el trabajo pendiente. «Se trata de cerrar las conclusiones, como se hizo con la comisión del accidente de Spanair», aseguró, una pesquisa parlamentaria desarrollada en paralelo a la de Angrois. El PP, pese a que se abstuvo, se mostró favorable a concluir el plan de trabajo establecido en la anterior legislatura «y aprovechar el ingente y concienzudo trabajo realizado», dijo Delgado, que mostró sus precauciones para que la comisión reabierta no se convierta «en un juicio paralelo al penal». Está previsto que la vista oral comience en el primer semestre del 2022, por lo que ambos procesos podrían solaparse, pues la comisión duraría un mínimo de cuatro meses tras su constitución.

Néstor Rego, en su defensa de la iniciativa, mostró su disposición a «no interferir en el procedimiento judicial», aunque cree que la comisión debe servir para identificar eventuales responsabilidades políticas y para ayudar a las víctimas a conseguir sus objetivos de «verdad, justicia y reparación». El diputado de Podemos, el gallego Antón Gómez-Reino, apoyó la iniciativa en términos similares,cuestionando, al igual que Néstor Rego, las conclusiones del informe final de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF), que atribuía la responsabilidad en exclusiva al maquinista. La propia investigación judicial cuestiona esta conclusión llevando al banquillo al que era el responsable de Seguridad en la Circulación del ADIF. Ciudadanos también apoyó la iniciativa del Bloque.