Las sentencias que deja la comisión del Alvia

Las víctimas, los responsables políticos, los imputados en el proceso judicial... Estos son algunos de los momentos clave de la investigación parlamentaria del accidente ferroviario de Angrois


redacción / la voz

Medio centenar de comparecencias para intentar explicar el accidente ferroviario más grave de la historia reciente. Esta es una selección de algunas de las frases más relevantes de la comisión de investigación del Alvia, que se quedará sin un dictamen de conclusiones ante la disolución de las Cortes el próximo 5 de marzo.

LAS VÍCTIMAS

«Uno piensa ¿Los ingenieros son tan malos que dejan el sistema de seguridad solo en la recta? Claro, es que es una cosa un poco curiosa. O sea, haces un proyecto, tiene 90 kilómetros, son 80 de recta y entras a Santiago en una curva, en el kilómetro 85, y resulta que ahí no pones el sistema de seguridad. La verdad es que le cuesta a uno creérselo».

Jesús Domínguez. Presidente de la plataforma de víctimas.

«¿Saben ustedes lo que es perder un hijo por una negligencia que se podía y se debía haber evitado? Espero que no hayan tenido o tengan que pasar por esto. Mi testimonio hoy es desde el dolor y la infinita tristeza, pero también desde la rabia y la indignación, desde el absoluto convencimiento de que esta tremenda catástrofe podía haber sido evitada si hubieran puesto un mínimo de diligencia».

Cristina Liras. Perdió a su hijo de 27 años.

«El día 24 de julio de 2013 mi hijo cogió un tren en la estación de plaza de Castilla de Madrid, junto con su novia Laura, en dirección a A Coruña. Los dejé en la estación de tren con la seguridad que me daba que viajaban en un tren de alta velocidad, con todas las medidas de seguridad. Lo que nunca imaginaron es que se metieron en su propio ataúd».

Conchy Díaz Andrés. Perdió a su hijo de 21 años.

IMPUTADOS Y DESIMPUTADOS

«Finalizo con un nuevo abrazo fraternal a las víctimas y con el deseo de que ustedes determinen las causas mediatas, inmediatas y subyacentes del accidente. Las víctimas lo merecen, la seguridad del ferrocarril, también, pues no puede estar basada exclusivamente en la actuación de humanos, y los profesionales no pueden trabajar arriesgando su vida y la de sus viajeros».

Francisco José Garzón. Maquinista.

«El dolor que las víctimas y sus allegados han sufrido no es en absoluto comparable al sufrimiento que yo he tenido que pasar; el suyo es inconmensurable, irreparable, pero ello no quita para que yo deba decir aquí que he sufrido por verme involucrado como uno de los presuntos responsables de un accidente en el que no tuve ninguna responsabilidad. Me duele también que las víctimas hayan centrado su atención en mí y en mis compañeros ferroviarios».

Andrés Cortabitarte. Exjefe de seguridad del adif.

«Yo entiendo que tengo que pedir disculpas, porque si falla una persona de Renfe, falla la empresa, y yo en ese sentido siempre me he considerado responsable porque el hecho de que falle una persona de mi empresa, me implica también personalmente. En segundo lugar, creo que la triste lección de este accidente es que se ha cambiado una norma que, en mi opinión, se tenía que haber cambiado antes: todo lo que tiene que ver con la señalización».

Antonio Lanchares. Exjefe de seguridad de Renfe desimputado.

LOS POLÍTICOS

[Sobre su posición contraria a la comisión de investigación]. «Quiero decir que lamento haber sido consecuente con esta tesis porque ello se ha interpretado como un deseo de encubrir hechos o dificultar su investigación. Nada más lejos de mi ánimo. Nada más lejos de la realidad. Lo diré con claridad: si esa postura ha añadido dolor a las víctimas, quiero manifestarles y ofrecerles mis más sinceras disculpas».

José Blanco. Exministro de Fomento.

«Jamás he influido ni he dado instrucciones a la CIAF [Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios]. Jamás me he saltado la ley. Tampoco en este caso».

Ana Pastor. Exministra de Fomento.

«Yo sinceramente veo que hay un enorme interés por este tema de la alta velocidad, que para mí también es un tema de nomenclatura, pero desgraciadamente a las ochenta víctimas les da lo mismo que esto sea alta velocidad».

Gonzalo Ferre. Expresidente del ADIF.

 «Si en algún momento ha habido alguna laguna, no sería con mi conocimiento, y no creo que haya sido tampoco por indolencia o por falta de diligencia de quienes estaban haciendo esas funciones».

Antonio González Marín. Expresidente del ADIF.

«No creo que se pueda encontrar ni una sola declaración veraz y cierta por parte de ningún responsable del ministerio que traslade la responsabilidad al maquinista».

Rafael Catalá. Ex secretario de Estado de Infraestructuras.

«Le digo una cosa. Creo que si hubiera habido el más mínimo elemento de duda sobre que esa puesta en servicio [la de la línea Santiago-Ourense] iba a tener algún tipo de problema o dificultad no se hubiera efectuado. Este accidente ha sido muy grave, ha sido muy duro».

Víctor Morlán. Ex secretario de Estado de Infraestructuras

LOS TÉCNICOS

«Si se hubiera puesto, como se puso a posteriori, la limitación a 80 por hora previamente, a una distancia de frenado que serían 1.800 o 2.000 metros, habría un anuncio de esa limitación. Esto recordaría al maquinista dónde se encontraba, le marcaría el punto de inicio de freno para ponerse a 80 por hora, en el punto en donde ya está. Eso es lo que yo intentaba que se hiciera».

 José Ramón Iglesias Mazaira. Jefe de maquinistas. Envió un aviso de peligro sobre la curva en diciembre del 2011.

«Yo no llegué a leer ese correo en toda su totalidad y es cierto que el jefe de producción de Galicia introdujo un párrafo del jefe de maquinistas suyo, pero no fue advertido, ni se comentó, ni se dijo nunca en las reuniones que hubo posteriormente. No se trató, vamos».

Nicolás Izquierdo. Jefe de Tráfico de Renfe.

«Lo que puede haber demostrado este accidente es que algunas de estas barreras de seguridad era más débil de lo que pensábamos y hay que reforzarla».

José González Navarro. Técnico de la Dirección General de Infraestructuras Ferroviarias.

«No me parecería mal que se volviera a investigar. Podría ser que fuera conveniente a la vista de las circunstancias que se están planteando. Ya lo dije cuando la Unión Europea, la ERA, nos mandó este documento. Yo se lo dije a la ministra [Ana Pastor]: si hay que hacer una nueva investigación, se hace tabla rasa e iniciamos de nuevo la investigación. Me dijo: No, no; esto está ya acabado, presentado y liquidado. Pero a nosotros no nos hubiera parecido ninguna barbaridad».

Vicente Rallo. Expresidente de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF)

Esta declaración sobre una eventual intervención de la ministra en un organismo independiente fue modificada en una comparecencia posterior horas después, alegando que la anterior se debió a un lapsus. Esta es la versión final:

«En mi intervención en cinco ocasiones me he referido a que como presidente de la CIAF jamás había tenido contacto con la ministra. Eso lo he repetido taxativamente varias veces. Y solo cuando me ha preguntado la diputada Alexandra Fernández qué opinaba sobre repetir la investigación, he dicho que a mí en estos momentos me es indiferente, pero que en su momento yo consulté -iba a decir «consulté con la CIAF», que fue con la que consulté de verdad, porque hubo un pleno exclusivo para eso- y se decidió no reiniciar la investigación. Mi mente ha transformado la palabra «CIAF» después de estar aquí hora y media y ha sido un lapsus, un enorme lapsus».

[Preguntado sobre alguna autocrítica]. «Evidentemente, asumo como propios los errores del sistema, eso está claro».

Alfonso Ochoa. Exdirector de Desarrollo de Infraestructura (ADIF).

«En este caso lo que hemos visto es que solamente había una barrera de protección y era el maquinista, y eso es un error. Nuestra preocupación era entender por qué en el informe [de la CIAF] no se analizaba de forma más crítica cómo se había podido llegar a esa situación, en la que solamente había una protección».

Christopher Carr. Consejero de la Agencia Ferroviaria Europea

«Técnicamente nos hemos distinguido siempre por nuestra neutralidad e imparcialidad. Eso lo tengo muy metido y es lo que me empujó a hacer esto. Pero el miedo [a hablar] lo he sentido también».

Jorge Iglesias. Director del Laboratorio de Interoperabilidad del Cédex que cuestionó la falta de protección de la curva.

 

José Blanco se desvincula de cualquier decisión sobre la seguridad en Angrois

Pablo González

El exministro pide disculpas «por acción u omisión» y asegura que incluso ofreció al PP retrasar la inauguración de la línea tras ganar este partido las elecciones del 2011

El exministro de Fomento, José Blanco, llegó al Congreso preparado para uno de los momentos clave de su vida política, cinco años y medio después del accidente ferroviario que ocurrió en una línea inaugurada por él mismo. En una intervención inicial en la comisión de investigación del Alvia, más larga de lo habitual, el ahora eurodiputado del PSOE recordó que conocía a tres personas de las 80 fallecidas en el accidente y que una de ellas era «muy cercana». Y que si se opuso en su momento a la comisión de investigación fue porque cree, como se recoge en los tratados de la Unión Europea, que estos foros parlamentarios no deben coincidir con procesos judiciales en curso. «Hoy, sin embargo, quiero decir que lamento haber sido consecuente con esta tesis porque ello se ha interpretado como un deseo de encubrir hechos o dificultar su investigación. Si esa postura ha añadido dolor a las víctimas, quiero manifestarles y ofrecerles mis más sinceras disculpas», admitió. Cree que esta posición pudo haberse interpretado como un intento de encubrimiento o de dificultar la investigación.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las sentencias que deja la comisión del Alvia