Ábalos: «No creo que la Xunta haya gestionado mal la pandemia, pero la afección en Galicia fue menor»

El ministro de Transportes asegura que Feijoo estaba en contra del confinamiento y del estado de alarma

José Luis Ábalos, ministro de Transportes
José Luis Ábalos, ministro de Transportes

Madrid / La Voz

A unas horas de que arranque oficialmente la campaña, José Luis Ábalos (Valencia, 1959) recibe a La Voz de Galicia en su despacho del ministerio con una afonía que no se acaba de marchar y que refuerza su perfil de representante de la vieja escuela de la política. En cerca de una hora de charla no mencionó ni una sola vez el nombre de Gonzalo Caballero, el candidato del PSdeG a la Xunta, mientras que el de Feijoo salió a relucir al menos una decena de ocasiones.

-Las encuestas para las gallegas no les auguran nada bueno.

-Son unas circunstancias muy especiales. Hay muchas incógnitas. Un 35 % no tiene decidido el voto, por tanto, está abierto. El presidente de la Xunta no está por hacer campaña. Las siglas del PP no aparecen.

-¿Crea un ecosistema propio?

-Por supuesto. Quiere abstraerse incluso de lo que es la adscripción partidista, porque le interesa esa imagen, la marca PP sabe que le resta, pero también por su propia ubicación dentro del PP. Él no renuncia a ser una referencia nacional. Creo que el PP como partido, si pierde, mal, y si gana Feijoo, a Casado también le va mal. Feijoo es distinto en las formas, pero cuando te has marchado vuelve a su discurso claramente de derechas.

-La portavoz del Gobierno se refirió este domingo al titular de la Xunta como de ultraderecha.

-No. Lo que creo que pretende ser es la derecha única. De ahí que no quiera establecer alianzas con ningún otro partido.

-Volvamos a los sondeos. ¿Firman el segundo puesto?

-Nosotros no firmamos nada. Menuda forma de encarar unas elecciones. Nosotros estamos llamados a liderar la alternativa.

-Cs y Vox no tienen cabida.

-En el panorama de la derecha es verdad que en Galicia hay mucho más recorrido conservador. La cultura política del PP, que además se ha caracterizado por un fuerte clientelismo, está mucho más anclada que el resto.

-¿Muy distinto al que se puede suponer al PSOE en Andalucía?

-Bueno, es que son situaciones completamente distintas.

-¿Cree que fue mala la gestión de la Xunta durante la pandemia?

-No, no lo creo. Lo que sí creo es que hubo menos afección que en otras partes. Si hubiera sido por Feijoo, no hubiera habido estado de alarma ni confinamiento.

-¿Perdone?

-Si hubiera sido por el señor Feijoo, no hubiéramos tenido confinamiento. En todas las reuniones siempre se ha mostrado muy en contra de las limitaciones. Y se ha apresurado a levantar el estado de alarma.

-¿Cree que fue precipitado?

-Espero que no. De hecho, lo ha podido hacer por las herramientas de cogobernanza.

-Fernando Simón e Illa aplaudieron la gestión de la Xunta.

-Porque creo que lo que hay que hacer en la medida de lo posible es no cuestionar la gestión... [Vibra un teléfono y se disculpa. Regresa a los cinco minutos]. Disculpa. Era el presidente y tenía cinco llamadas perdidas. Iba a pensar que no quería hablar con él. Tampoco era para nada [ríe].

-¿Los resultados del 12J valdrán para evaluar al Gobierno central?

-Van a intentar plantearlo. Aquí hay mucha incoherencia. Las residencias de ancianos, ¿quién las gestionaba en Galicia? ¿Galicia, no? La gestión de las comunidades no hubiera podido darse sin el concurso del Gobierno central. Galicia no hubiera tenido competencias para restringir la movilidad. No las tiene. Me acuerdo que Feijoo dijo en una ocasión: ‘No quiero que vengan madrileños’, como si el madrileño fuera un sujeto vírico sospechoso.

-Existieron quejas de alcaldes por la presencia de foráneos.

-Hay quien ha calificado de estado de excepción las medidas, y ahora resulta que no son tan duras. Se ha dicho que se han puesto demasiadas sanciones. Se ha dicho una cosa y la contraria.

«El AVE gallego no se para por el virus: Administración, empresas y técnicos están realizando un buen trabajo»

La patente afonía que Ábalos arrastra desde hace días obliga a plantear las preguntas más técnicas por escrito para preservar la voz del ministro.

-¿Puede ratificar el plazo de junio del 2021 para que el AVE a Galicia esté funcionando a pesar del parón del virus?

-El balance definitivo de la afectación de la emergencia sanitaria a las actuaciones inversoras no lo tenemos completo. En el AVE gallego hemos mantenido el desarrollo de las pruebas de seguridad durante el estado de alarma. En mayo concluyeron satisfactoriamente las pruebas de ERTMS nivel 2 a velocidad máxima. El AVE gallego no se para: Administración, empresas y técnicos están realizando un buen trabajo.

-¿Cómo van las rebajas en la AP-9 y la transferencia, pactadas con el BNG en la investidura?

-Soy muy consciente del sentimiento de agravio que genera en Galicia el pago de los peajes de la AP-9. Es un sentimiento que tiene su razón de ser. Si ese peaje no se hubiese prorrogado hasta el 2048 por Aznar, ahora no estaríamos hablando de esto, porque quedaría libre de peaje en tres años. Pero nosotros reafirmamos nuestro compromiso de aliviar el pago de esa hipoteca que han heredado los gallegos. Avanzar en su cumplimiento requiere en estos momentos un pacto presupuestario que depende de la altura de miras de todos los representantes. Hay que tener en cuenta que la transferencia de la AP-9 no solo nos afecta a nosotros, tiene algo que decir la Xunta que surja del 12J.

-Ayer volvió a estar cortada la A-8 en O Fiouco por las nieblas. -Hemos tenido que recurrir a un proceso de compra pública innovadora. Tras la formalización de los contratos con las empresas para desarrollar sus prototipos, vamos a iniciar la fase 2, es decir, a comenzar con el montaje de los prototipos; a partir de ahí tendremos que confirmar y validar que funcionan. Si todo va como esperamos, permitirá reducir los problemas entre un 80 % y un 90 % en las horas de restricciones por niebla en ese tramo.

«Se utiliza a Podemos para acabar con el Gobierno, pero logran lo contrario»

El ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE atiende a La Voz al poco de concluir la sesión de control al Gobierno, en la que, una semana más, no ha sido interpelado. «En lo que respecta al ministerio, no hemos tenido ninguna crítica», presume. Pero los ataques de la oposición sí abundaron en otros frentes, como se pudo comprobar en el debate parlamentario.

-El baile de cifras y las muertes por millón de habitantes son los ataques más habituales.

-Están intentando ver cuál es la comparativa o el dato que más puede perjudicar a España, lo que no acabo de entender es que eso lo diga el PP, que está gobernando la Comunidad de Madrid. Es que me parece incomprensible que este argumento lo sigan utilizando. La estadística se ha hecho con las cifras de las comunidades. Es más. El Ministerio de Sanidad tuvo que esforzarse e incluso advertir sobre la comunicación de los datos.

-¿Cuáles son las perspectivas económicas?

-Son brutales. No solamente para España. Más aún en aquellos países en los que no se han tomado medidas, con lo cual el impacto es mucho más fuerte. Lo que ocurre es que a diferencia de la anterior crisis, que era un problema de financiación, ahora repuntar económicamente es mucho más factible en la medida en la que podamos recuperar la actividad económica. Y para eso hacen falta estímulos como los que se están diseñando en Europa. Por eso no tiene calificativos la actitud de la derecha, intentando que no llegue la ayuda a España. Es lo más antipatriótico que se puede ser.

-¿La recuperación dependerá de la unidad política?

-Eso es una quimera. Lo que tenemos que intentar es supeditar el interés partidista por el país.

-Génova afirma que Sánchez no buscó un acercamiento.

-No es verdad. Se ha llamado varias veces. Eso lo sabe todo el mundo. No hay otro país que tenga este nivel de crispación.

-¿Cómo de engrasada está la coalición?

-Se utiliza como coartada la parte de Podemos para cuestionar la cohesión y fortaleza del Gobierno, es un proceso de segmentación para acabar con el propio Gobierno. Somos muy conscientes. Pero logran lo contrario.

-¿Cómo van los Presupuestos?

-Moción de censura, reválida en las urnas, otra reválida, investidura, pandemia... De todos los retos me parece el menos complicado [risas].

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Ábalos: «No creo que la Xunta haya gestionado mal la pandemia, pero la afección en Galicia fue menor»