El juzgado abre una investigación para dirimir responsabilidades por el colapso del pantalán hundido en Vigo

El paseo que se desplomó durante O Marisquiño no pasó ninguna inspección técnica

¿Quién es quién en el paseo derrumbado en Vigo? Puerto y Concello escurren el bulto de lo sucedido a nivel competencial. Cada uno de los organismos tiene una serie de competencias sobre la infraestructura derrumbada durante O Marisquiño. No hubo ninguna inspección antes del festival.
A. Martínez
vigo / la voz

La Autoridad Portuaria de Vigo no había realizado ninguna inspección en la estructura del muelle que se hundió el domingo y que causó heridas a 377 personas que asistían al concierto de clausura del festival O Marisquiño. Al presidente del Puerto de Vigo, Enrique López Veiga, no le consta que el organismo que representa hiciese en los últimos años inspecciones técnicas sobre el estado de la estructura de hormigón sobre la que se asentaba el paseo de madera hundido. «Yo llevo aquí cuatro años, no estaba antes, por eso estamos buscando hasta en el archivo por si hay constancia de alguna actuación al respecto», señala López Veiga, quien niega a mayores que hubiera denuncias sobre deficiencias estructurales o informes del Ayuntamiento referidos al estado del muelle que se desplomó en pleno festival.

«Las instalaciones portuarias no se deterioran tan fácilmente», justifica el presidente, que en cambio sí indicaba que el desplome se produjo por el colapso de la estructura de pilas y que el fallo tuvo un origen estructural. «Parece que el hormigón partió», avanzó. López Veiga también especula sobre «un posible efecto de resonancia causado por los saltos del público» como desencadenante, a la par que tras una inspección ocular a primera hora aseveraba que «no parece que haya mucho hierro en las pilas de hormigón».

El muelle se acabó de construir en 1993 como parte de un acuerdo entre el Puerto, Zona Franca y Concello de Vigo. La institución portuaria cedió los terrenos y abona durante 50 años el coste de toda la obra del proyecto «Abrir Vigo al Mar» en la fachada costera urbana; el consorcio contrató y dirigió la obra, y el Ayuntamiento es el encargado de mantener el espacio público.

Ingenieros expertos en hormigón apuntan a un mal mantenimiento de la estructura «En 1998 cambió la normativa para garantizar con más requisitos la durabilidad de las estructuras de hormigón, introduciendo un programa de vigilancia e inspecciones periódicas específicas», explica Manuel Herrador, profesor de Hormigón Estructural de la Escola de Camiños de la Universidade de A Coruña. Las obras anteriores al 98 quedan bajo responsabilidad de su titular, se inspeccionan y se certifica el buen estado de la infraestructura, «aunque en este caso, y dada la existencia de acuerdos entre administraciones, será cuestión de abogados», augura. Niega Herrador, eso sí, que los saltos del público pudieran ser el desencadenante del derrumbe. «Esto no colapsó solo, o por un efecto dinámico. Las pilas seguramente estaban dando indicios», concluye, aludiendo al efecto de la corrosión en la estructura de hormigón que sujetaba el paseo de madera. «Las fisuras, desconchados y corrosión tienen arreglo, incluso se puede cambiar la pila», señala.

«Un estructura de este tipo en un ambiente agresivo requiere de inspecciones cada 5 años, aproximadamente, y habría que continuarlas en períodos más cortos ante indicios de daños o envejecimiento de la estructura», aporta Jesús Rodríguez Santiago, doctor de Ingeniería Civil y presidente en España del eurogrupo de clasificación de estructuras de hormigón. Añade que es cuestión de tiempo que las armaduras revestidas de hormigón lleguen a corroerse si los cloruros alcanzan su interior. «Esto genera una disminución en la resistencia del acero porque los óxidos ocupan más volumen que el acero no dañado».

Proceso judicial

El Juzgado de Instrucción número 3 de Vigo se ha hecho cargo de la investigación por encontrarse de guardia la noche del domingo, cuando se desplomó el paseo marítimo. Su titular, Marisol López, ordenó ayer el precintado de la zona hasta que no concluyan las indagaciones para aclarar las causas del accidente. Como medida de seguridad, ha quedado cerrado el acceso a lo largo de todo el tramo de madera. Los técnicos deberán aclarar si existe riesgo de derrumbamiento en el resto del perímetro. La Policía Nacional ha iniciado ya las investigaciones para depurar posibles responsabilidades. Ayer mismo remitió un oficio al juzgado dando cuenta de la apertura de las diligencias.

Un portavoz de la comisaría señala que en la investigación deberán intervenir además peritos del sector de la construcción. A la Policía le concierne examinar las medidas de seguridad. Los agentes determinarán si el aforo del concierto era el adecuado. Que no haya habido que lamentar víctimas mortales ha sido una cuestión de suerte, advertía un mando policial. Pero no todo estaba dejado a la fortuna. Los servicios de emergencias que se desplegaron en la zona trabajaron de una forma coordinada, lo que permitió una rápida atención a los heridos y su evacuación. Los representantes políticos elogiaron ayer la labor de los diferentes cuerpos que participaron.

Puerto y Concello se cruzan reproches sobre quién es el responsable del paseo

¿Quién tuvo la culpa de lo ocurrido en O Marisquiño? Llega la hora de las responsabilidades El presidente de la Xunta pide a la Justicia que investigue con profundidad. El alcalde de Vigo asegura que el suceso tuvo lugar en terrenos del Puerto y desde el PP de Vigo mantienen que toda la ciudad sabía del mal estado de la zona

Feijoo, «abochornado», exige explicaciones a Caballero y López Veiga «sin ocultar nada»

c. punzón/ L. C Llera

Ayuntamiento de Vigo y Autoridad Portuaria no se han puesto de acuerdo nunca respecto a qué institución es la responsable de mantener los paseos marítimos del centro y Bouzas. Los continuos desperfectos sufridos en ambas zonas han sido objeto de infinidad de reclamaciones vecinales, a las que siguieron las consiguientes disputas institucionales. Ayer ocurrió lo mismo.

Aunque sin acidez en sus declaraciones, el alcalde y el presidente del Puerto se volvieron a cruzar reproches, mientras el Ministerio de Fomento anunciaba la apertura de una investigación sobre el accidente. El alcalde sacó planos como prueba. El presidente del Puerto tiró del expediente de un convenio de 1992 para apuntar al Concello.

«No hay vuelta de hoja», clamó Enrique López Veiga. «El mantenimiento del paseo -muelle desplomado incluido- corresponde a la alcaldía, y el control del aforo a los organizadores del evento», dijo el presidente portuario. «Nosotros pagamos la obra durante 50 años por un convenio muy oneroso, además».

Por la tarde el Concello contraatacó. Abel Caballero anunció que aportará una amplia documentación que, dijo, demostrará que la zona del paseo que se hundió no es competencia municipal. «No nos corresponde. Es una concesión del puerto al Club Náutico de Vigo», explicó ayer por primera vez después de años de discusiones respecto a dicho espacio. El alcalde delimitó la responsabilidad del Consistorio al paseo en tierra firme, excluidas incluso varias zonas ajardinadas que, dijo, el Puerto se negó a ceder en el 2015.

Pese al cruce de reproches, Caballero dedicó palabras elogiosas para Enrique López Veiga, al que calificó de «buen presidente» y recordó que este ya había aludido a un colapso estructural para explicar el hundimiento.

David Regades, delegado de Zona Franca, agregó un elemento más para el análisis: «La obra del muelle que hizo el consorcio se asienta sobre una losa de hormigón de los años 80, sujeta por pilares también existentes con anterioridad».

A Caballero y a López Veiga (del PP) se dirigió el presidente de la Xunta tras visitar a los heridos ingresados, para exigirles claridad «sin tapujos». «Las víctimas y sus familias necesitan explicaciones y no se les puede ocultar nada acerca de las causas del accidente», manifestó Alberto Núñez Feijoo. «Es el momento de la investigación en profundidad, de saber qué aconteció, por qué y de concretar el contenido y alcance de un percance que jamás debió haber sucedido», agregó, además de pedir una investigación judicial «en profundidad, porque estamos abochornados», dijo Feijoo, a quien Caballero afeó no haber estado presente en Vigo la noche del domingo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, encabezó un rosario de mensajes de apoyo a los heridos, como hicieron Pablo Casado, Albert Rivera y diversos partidos y sindicatos.

«Nos cayó todo el mundo encima»

A. M / A. Alfonso / V. Currás
«Lo peor era llamar a tus amigos y que no te contestaran. No saber si estaban bien o mal» Testigos y curiosos se acercaban al puerto de Vigo el día después del suceso para comprobar con sus propios ojos cómo había quedado la zona cero del suceso

Pese a que la mayoría de los daños fueron leves, cientos de jóvenes vivieron escenas de gran tensión

Cientos de jóvenes y adolescentes vivieron una auténtica pesadilla en el momento en el que se derrumbó el paseo marítimo de los jardines de As Avenidas de Vigo. Pasaron unos minutos de gran angustia que difícilmente podrán olvidar. Algunos usuarios del puerto ya lo veían venir por el mal estado de la cimentación, que se observaba a simple vista desde hace años. Una vez ocurrido el desastre, nadie se explica cómo pudo autorizarse un concierto en ese lugar. Afortunadamente, la mayor parte de los afectados solo sufrieron heridas leves y enseguida fueron dados de alta.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

El juzgado abre una investigación para dirimir responsabilidades por el colapso del pantalán hundido en Vigo