El juzgado abre una investigación para dirimir responsabilidades por el colapso del pantalán hundido en Vigo

c. Punzón / A. Martínez VIGO / LA VOZ

GALICIA

El paseo que se desplomó durante O Marisquiño no pasó ninguna inspección técnica

14 ago 2018 . Actualizado a las 16:13 h.

La Autoridad Portuaria de Vigo no había realizado ninguna inspección en la estructura del muelle que se hundió el domingo y que causó heridas a 377 personas que asistían al concierto de clausura del festival O Marisquiño. Al presidente del Puerto de Vigo, Enrique López Veiga, no le consta que el organismo que representa hiciese en los últimos años inspecciones técnicas sobre el estado de la estructura de hormigón sobre la que se asentaba el paseo de madera hundido. «Yo llevo aquí cuatro años, no estaba antes, por eso estamos buscando hasta en el archivo por si hay constancia de alguna actuación al respecto», señala López Veiga, quien niega a mayores que hubiera denuncias sobre deficiencias estructurales o informes del Ayuntamiento referidos al estado del muelle que se desplomó en pleno festival.

«Las instalaciones portuarias no se deterioran tan fácilmente», justifica el presidente, que en cambio sí indicaba que el desplome se produjo por el colapso de la estructura de pilas y que el fallo tuvo un origen estructural. «Parece que el hormigón partió», avanzó. López Veiga también especula sobre «un posible efecto de resonancia causado por los saltos del público» como desencadenante, a la par que tras una inspección ocular a primera hora aseveraba que «no parece que haya mucho hierro en las pilas de hormigón».

El muelle se acabó de construir en 1993 como parte de un acuerdo entre el Puerto, Zona Franca y Concello de Vigo. La institución portuaria cedió los terrenos y abona durante 50 años el coste de toda la obra del proyecto «Abrir Vigo al Mar» en la fachada costera urbana; el consorcio contrató y dirigió la obra, y el Ayuntamiento es el encargado de mantener el espacio público.

Ingenieros expertos en hormigón apuntan a un mal mantenimiento de la estructura «En 1998 cambió la normativa para garantizar con más requisitos la durabilidad de las estructuras de hormigón, introduciendo un programa de vigilancia e inspecciones periódicas específicas», explica Manuel Herrador, profesor de Hormigón Estructural de la Escola de Camiños de la Universidade de A Coruña. Las obras anteriores al 98 quedan bajo responsabilidad de su titular, se inspeccionan y se certifica el buen estado de la infraestructura, «aunque en este caso, y dada la existencia de acuerdos entre administraciones, será cuestión de abogados», augura. Niega Herrador, eso sí, que los saltos del público pudieran ser el desencadenante del derrumbe. «Esto no colapsó solo, o por un efecto dinámico. Las pilas seguramente estaban dando indicios», concluye, aludiendo al efecto de la corrosión en la estructura de hormigón que sujetaba el paseo de madera. «Las fisuras, desconchados y corrosión tienen arreglo, incluso se puede cambiar la pila», señala.

«Un estructura de este tipo en un ambiente agresivo requiere de inspecciones cada 5 años, aproximadamente, y habría que continuarlas en períodos más cortos ante indicios de daños o envejecimiento de la estructura», aporta Jesús Rodríguez Santiago, doctor de Ingeniería Civil y presidente en España del eurogrupo de clasificación de estructuras de hormigón. Añade que es cuestión de tiempo que las armaduras revestidas de hormigón lleguen a corroerse si los cloruros alcanzan su interior. «Esto genera una disminución en la resistencia del acero porque los óxidos ocupan más volumen que el acero no dañado».

Proceso judicial

El Juzgado de Instrucción número 3 de Vigo se ha hecho cargo de la investigación por encontrarse de guardia la noche del domingo, cuando se desplomó el paseo marítimo. Su titular, Marisol López, ordenó ayer el precintado de la zona hasta que no concluyan las indagaciones para aclarar las causas del accidente. Como medida de seguridad, ha quedado cerrado el acceso a lo largo de todo el tramo de madera. Los técnicos deberán aclarar si existe riesgo de derrumbamiento en el resto del perímetro. La Policía Nacional ha iniciado ya las investigaciones para depurar posibles responsabilidades. Ayer mismo remitió un oficio al juzgado dando cuenta de la apertura de las diligencias.

Un portavoz de la comisaría señala que en la investigación deberán intervenir además peritos del sector de la construcción. A la Policía le concierne examinar las medidas de seguridad. Los agentes determinarán si el aforo del concierto era el adecuado. Que no haya habido que lamentar víctimas mortales ha sido una cuestión de suerte, advertía un mando policial. Pero no todo estaba dejado a la fortuna. Los servicios de emergencias que se desplegaron en la zona trabajaron de una forma coordinada, lo que permitió una rápida atención a los heridos y su evacuación. Los representantes políticos elogiaron ayer la labor de los diferentes cuerpos que participaron.

Puerto y Concello se cruzan reproches sobre quién es el responsable del paseo

Feijoo, «abochornado», exige explicaciones a Caballero y López Veiga «sin ocultar nada»