Rande supera las pruebas de carga

La primera gran obra desde la creación del puente, en 1977, remata tras ser anunciada hace 10 años

carlos ponce
vigo / la voz

El puente de Rande superó la prueba satisfactoriamente. Los dos nuevos carriles añadidos a la estructura construida entre 1973 y 1977 soportaron sin incidencias durante la madrugada del miércoles las 2.584 toneladas de peso que aportaron los 68 camiones a plena carga que fueron dispuestos a lo largo de lo que ya es la primera ampliación de un puente atirantado del mundo.

El viento y la lluvia, los elementos más temidos durante la realización del proyecto desde que fue puesta la primera piedra en febrero del 2015, estuvieron presentes durante la prueba con velocidades de entre 12 y 35 kilómetros por hora y rachas de viento de hasta 50, márgenes considerados como asumibles desde el punto de vista de seguridad por la dirección de la prueba. La lluvia retrasó el inicio del test hasta las 23.30 horas, prolongándose hasta las 6 de la mañana.

La prueba de carga es obligatoria para certificar la construcción de puentes con una luz (hueco entre pilares) superior a 12 metros o por ampliación o rehabilitación de estructuras en servicio.

Cada uno de los camiones fue pesado antes de adentrarse en los nuevos carriles construidos para aligerar el masificado puente original y dar servicio a partir del 1 de enero especialmente a las conexiones entre Vigo y O Morrazo.

El denominado tren de carga, formado por los vehículos pesados, se dispuso primero en el centro de cada uno de los nuevos carriles, mientras el tráfico para los usuarios de la AP-9 se canalizó durante la madrugada por uno de los sentidos del viejo tablero. En una segunda fase se cargó solo el vano central de los dos nuevos pasos para después probar los laterales. La prueba alcanzó su cuarta fase al testarse cómo respondía todo el puente con uno solo de los carriles añadidos cargados completamente, rematándose el examen con una carga en la que se dejó un espacio entre camiones junto al que se colocó otra unidad.

Los datos topográficos levantados por los técnicos concluyeron que «los resultados comprobados se corresponden con los valores teóricos esperados, permitiendo verificar que la ampliación del puente de Rande es cómoda y segura». La llamativa prueba puso el broche a una ampliación del puente que fue anunciada en el 2007 por Emilio Pérez Touriño y acordada entre Audasa y Fomento en el 2011, con el socialista José Blanco como ministro, y que el sábado será inaugurada por Rajoy.

Mientras se recogían los últimos materiales de la obra, el Ministerio de Fomento anunciaba ayer que invertirá 11,5 millones de euros en reponer viales en cinco zonas de Chapela afectados por las obras de ampliación. También Audasa asumirá el traslado y la construcción de un nuevo colegio en A Igrexa (Chapela), dado que el actual está pegado ya al tercer carril. Y en otra obra tasada en 2,83 millones se colocarán barreras antirruido a lo largo de la misma parroquia con pantallas especiales construidas en caucho y polímeros.

Protesta del BNG

Mientras, el BNG reunió en Pontevedra a cargos, militantes y colectivos vecinales para exigir la transferencia de la AP-9, mostrar su rechazo a la subida de peajes e instar a su paralización, informa López Penide. Ana Pontón tachó de «tomadura de pelo» que Rajoy inaugure un puente que «pagarán todos os galegos a través de peaxes abusivas». No dudó en afirmar que «é máis fácil chegar á lúa que conseguir a transferencia da AP-9». El alcalde de Pontevedra, Fernández Lores (BNG), considera los peajes como «unha sangría e un espolio».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

Rande supera las pruebas de carga