Galicia entrará en alerta por sequía si no llueve a lo largo de este mes

Miño-Sil se encuentra a 70 litros de registrar el año hidrológico más seco desde 1982

Galicia no descarta activar la alerta por sequía en zonas concretas a final de mes Ganaderos y agricultores reclaman ayudas

Redacción / La Voz

Las lluvias de principios de semana no han sido suficientes para revertir la situación de sequía que sufre Galicia desde enero. En el caso de la demarcación Galicia Costa, tan solo han servido para notar cierta mejoría en las cuencas de la zona norte, mientras que los ríos del centro y el sur siguen sufriendo este prolongado déficit de lluvias y mantienen unos caudales muy bajos. La Consellería de Medio Ambiente, responsable de gestionar esta demarcación, ya contempla la posibilidad de que a final de mes pueda haber ciertas áreas concretas en las que sí se active la situación de alerta, aunque insiste en que no sería un aviso generalizado. Por el momento, el viernes decidió mantener la prealerta.

Si las lluvias de principios de semana apenas se han notado en Galicia-Costa, en la demarcación Miño-Sil han permitido no activar la alerta por sequía, tal y como se esperaba, y mantener la situación de prealerta al menos hasta el cierre del año hidrológico. Pero la confederación hidrográfica de esta cuenca tiene claro que, si en septiembre no llueve, irremediablemente se activará la alerta, lo que supondrá restricciones de agua en usos no prioritarios, como prohibir riegos, e incluso se podrían modificar las normas de explotación de los embalses hidroeléctricos. La situación es tal en Miño-Sil que, si en este mes llueve menos de 70 litros por metro cuadrado, el actual año hidrológico -que va desde el 1 de octubre del 2016 al 30 de septiembre del 2017- será el más seco desde que hay registros, es decir, desde 1982.

Vigilancia especial en ríos

La Consellería de Medio Ambiente asegura también que mantendrá especial atención a las cuencas del centro y el sur, donde los ríos continúan presentando niveles inferiores para esta época del año.

Preocupan especialmente los ríos pequeños, como el Castro, aunque también se han constatado descensos de nivel en el Tambre y el Ulla. Asimismo, son preocupantes los niveles de agua que llevan los afluentes de la provincia de Pontevedra, como el Grova o el Miñor: «Será, pois, nestas áreas onde ao longo das próximas semanas se poña unha vixilancia especial do seu comportamento, por se fose necesario tomar algunha medida de xeito inmediato», indicaron desde el departamento que dirige Ana Mato.

En cuanto a la situación de los embalses de abastecimiento de Galicia-Costa, se encuentran al 71 %, ocho puntos menos con respecto al mismo período del 2016: «Presentan unha situación que pode considerarse estable para este momento do ano: escaseza de choivas e o aumento do consumo. Deste xeito, o abastecemento aos grandes núcleos de poboación está garantido e os problemas que se están a rexistrar nalgúns concellos circunscríbense a abastecementos particulares ou a pequenos núcleos rurais de poboación abastecidos dende mananciais e acuíferos», asegura el Ejecutivo gallego en alusión a los numerosos problemas que se han dado en las últimas semanas en zonas rurales. «Tal e como se prevía, son os primeiros en acusar os efectos destas situación», añadió.

Cisternas y nuevas captaciones

Aun así, la Xunta insiste en que también en estos casos el acceso al agua está garantizado «a través do subministro mediante sistemas alternativos contemplados para estas situacións, así como a través de autorizacións de derivacións temporais de captación».

En alusión a los problemas que se registraron en la red municipal de Portas, el director de Augas de Galicia, Roberto Rodríguez, explicó que se debió a un problema de la infraestructura, ya que al descender el nivel del río el agua estaba por debajo de la captación, «pero sigue habiendo recursos hídricos, es más un problema de la infraestructura». La Xunta asegura que el abastecimiento está garantizado en cualquier caso.

Medio Rural estudia pedir la zona de emergencia para Cenlle y Castrelo de Miño

La granizada del pasado domingo dañó de forma importante viñedos de Cenlle y Castrelo de Miño, amparados por la Denominación de Origen Ribeiro. Tanto es así que los concellos enseguida reclamaron verse con la conselleira de Medio Rural y lanzaron la idea de reclamar la declaración de zona de emergencia. El viernes tuvo lugar el encuentro entre los alcaldes y Ángeles Vázquez, que estuvo de acuerdo con lo que piden. «A consellería está realizando os estudos pertinentes para determinar se procede solicitar a declaración de zona de emerxencia», señalaron desde el departamento de la Xunta, incidiendo en que una vendimia rápida, como aconseja el consejo regulador, serviría para paliar los daños.

Además, avanzó Vázquez que el Consello da Xunta aprobará en breve una línea de financiación para los agricultores afectados por fenómenos adversos dotada de 1,5 millones de euros, para este año y el próximo.

El PP ourensano pide al PP

Desde el grupo provincial del PP de Ourense también se avanzó que llevarán al próximo pleno de la Diputación una moción para pedir que se adopten medidas de ayudas a los afectados y se solicite la tramitación de zona de emergencia de las áreas afectadas (sin especificar cuáles son).

También el PSOE, en este caso en el Parlamento, reclama ayudas y advierte sobre los 14 millones de pérdidas por la granizada que denuncian los sindicatos agrarios. Noela Blanco ha registrado varias iniciativas pidiendo ayudas para los viticultores y ganaderos ourensanos.

Los tanques, sin agua

El permiso dado por Medio Rural a los ganaderos para que utilicen el agua de los tanques antiincendios para dar de beber al ganado no sirve en el oriente ourensano. Unións Agrarias constató el viernes que las infraestructuras están secas en concellos como O Bolo, A Gudiña o Viana do Bolo. «Esa solución non serve de nada, porque non hai auga que cargar nas cisternas», denuncia la ganadera y sindicalista María Páez.

Un déficit de precipitaciones de más del 25 % en la comunidad desde el 1 de octubre

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) constata que desde el 1 de octubre del 2016 hasta el 29 de agosto de este año las precipitaciones medias en España han caído un 12 %. Es decir, se han registrado 531 litros por metro cuadrado de media, frente a los 601 litros que serían lo normal. Mientras, en Galicia, Asturias, Cantabria y buena parte de Castilla y León, así como en zonas aisladas de Extremadura e interior de Andalucía, las cantidades acumuladas se quedan por debajo del 75 % del valor normal, es decir, que el déficit de lluvia supera el 25 %.

Lloverá el domingo por la noche

En cuanto a las previsiones para los próximos días, MeteoGalicia prevé que un frente atraviese la comunidad el domingo por la noche dejando lluvias en la fachada atlántica. El carácter poco activo de este frente hará que el lunes se vaya recuperando la influencia anticiclónica, por lo que no se esperan precipitaciones de gran intensidad. Los cielos estarán más nublados cuanto más al norte y todavía durante el lunes no se puede descartar alguna lluvia de carácter débil, aislada y ocasional a primeras horas del día. Las temperaturas se mantendrán sin cambios y los vientos soplarán flojos de componente oeste. Durante el resto de la semana no se espera inestabilidad. A partir del martes se restablece la influencia anticiclónica y las probabilidades de lluvia serán bajas. Las máximas no experimentarán grandes cambios y alcanzarán valores propios de la época.

Las altas temperaturas son otro factor a tener en cuenta en un período de sequía, debido a que facilitan la evaporación del agua. En ese sentido, la Consellería Medio Ambiente también ha aclarado que el hecho de que el mes de agosto no haya registrado unas temperaturas muy altas ha permitido que los índices de evaporación de los ríos gallegos no hayan sido muy altos. No se espera que las temperaturas alcancen valores tan elevados como los registrados durante el mes de julio, por lo que, en ese sentido, se espera que ya no se produzcan los niveles de evaporación de meses atrás. Además, el final de la temporada alta permitirá que el incremento de la demanda de agua en zonas turísticas descienda hasta niveles normales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Galicia entrará en alerta por sequía si no llueve a lo largo de este mes