La otra Galicia de la web de Turismo

Un repaso a la nueva página de promoción turística de la Xunta destapa numerosas incorrecciones en la información con la que se publicita la comunidad


redacción / la voz

Este martes, la Axencia Galega de Turismo presentaba la renovada web con la que la comunidad promocionará sus atractivos turísticos. Sin embargo, quienes consultan este portal (www.turismo.gal) acceden, en muchos casos, a una información errónea, a veces hasta disparatada, de los lugares por los que se interesan. Hace unos días, con la antigua web todavía operativa, la Xunta corregía varias incorrecciones halladas en las referencias a la comarca de O Salnés. Al mismo tiempo, pedía a los ayuntamientos gallegos que avisasen de cualquier error que pudiesen detectar o de cualquier cambio que se produzca en alguno de los recursos que se promocionan. Pese a este llamamiento, y pese a la renovación de la página, algunas descripciones siguen vendiendo una Galicia inexistente.

Entre los errores que se referían a la comarca arousana y que fueron corregidos figuraban algunos tan clamorosos como la inclusión del acuario de la playa Compostela de Vilagarcía, que simultaneaba las funciones de Centro de Interpretación de la Ría de Arousa y de oficina de turismo y que fue demolido hace varios meses. Sobre la playa en la que se levantaba ese edificio, en el fondo de la ría arousana, se decía que era idónea para practicar deportes náuticos, entre ellos el surf. Tendrá difícil quien siga ese consejo surfear con las casi inexistentes olas del arenal urbano de Vilagarcía.

Localizaciones inexactas

No está prohibida, pero sí es excepcional por su peligrosidad la práctica de surf o windsurf en la playa de O Río, en Meirás (Valdoviño), que la guía de Internet describe, en cambio, como «propicia para los deportes náuticos». Y tampoco el arenal de Pantín rodea el faro de Punta Frouxeira, como dice la web, sino que dista más de veinte minutos de él.

Las concurridas playas de Silgar y Montalvo, en Sanxenxo, figuran entre los atractivos de la ría de Arousa. Lo cierto es que no están lejos de allí, pero la ría que baña los arenales de Sanxenxo es la de Pontevedra. En la descripción de la playa de Area de Secada, en A Illa, figura todavía su situación en «las inmediaciones del puente que une la Isla de Arousa (con este error en el topónimo) con Vilanova de Arousa». En realidad, dista varios kilómetros de él: el puente está hacia el sureste de A Illa y la playa al noroeste. Todavía persisten también algunas referencias a las Torres del Oeste de Catoira, cuando el espacio en el que se desarrolla cada año el desembarco vikingo es el de las Torres de Oeste.

No son los únicos errores relativos a la toponimia, pues la página habla también de Rianjo o de Pobra del Caramiñal. Ni tampoco acierta siempre con los gentilicios: «Si quieres animación, no te preocupes. Si algo gusta de verdad a los orensanos es salir a la calle», puede leerse.

Eso sí, en sus salidas los ourensanos y sus visitantes podrán tomar un ribeiro, o vinos de Valdeorras o Monterrei, pero no un Ribeira Sacra, que no figura entre las bebidas que ofrece la capital ourensana según el portal oficial de Turismo de la Xunta.

Sobre la capital de la provincia de Pontevedra figura en la web una referencia tan exótica como una feria de ganado en pleno centro histórico. Según la página, en la plaza Curros Enríquez se celebra, en horario de mañana los días 1 y 15 de cada mes, «un mercado de compra y venta de ganado donde también se pueden degustar productos como el pulpo». En el mapa localizador de recursos este mercado aparece situado en pleno centro del río Lérez.

La isla de Sálvora, que forma parte del Parque Nacional Illas Atlánticas y se sitúa a la entrada de la ría de Arousa, no tiene, según la información de Turismo, servicio marítimo de transporte. Aunque es cierto que no hay líneas regulares, sí hay empresas homologadas que organizan visitas a la isla.

Tranvía en A Coruña

Lo que no podrán utilizar los viajeros que visiten A Coruña es el tranvía, un servicio paralizado desde hace varios años que, sin embargo, recomienda la web turística. En su recorrido por la ciudad herculina sugiere al visitante que coja el tranvía en el paseo marítimo y que viaje en él hasta las inmediaciones de la Torre de Hércules. Después de visitar este monumento, la antigua cárcel y el acuario, «continuaremos, subiendo de nuevo al tranvía hasta el principio de la playa de Orzán, desde donde haremos a pie el paseo hasta el estadio de fútbol de Riazor».

Otra oferta inexistente es el coro de madera del que se habla en la descripción de la capilla dedicada a la Virgen de Loreto en Porto do Son. Ese coro o tribuna desapareció hace algunos años, y en el 2014 se inauguró uno nuevo de mármol y hormigón.

El parque natural Fragas do Eume, que Turismo de Galicia promociona como uno de los bosques atlánticos de ribera mejor conservados de Europa, «tiene la forma de un triángulo cuyos vértices y fronteras serían As Pontes, Pontedeume y Monfero». Habría que añadir Cabanas y A Capela. Y la fotografía del dolmen de Axeitos, en el municipio de Ribeira, no se corresponde con el aspecto actual de ese entorno, puesto que parte de los árboles fueron eliminados porque amenazaban el yacimiento.

En Vigo, el porqué del sobrenombre de ciudad olívica para la urbe más poblada de Galicia no aparece correctamente contado. El santuario de O Corpiño, en Lalín, está descrito arquitectónicamente, pero ni una palabra de la multitudinaria romería que lo ha hecho conocido, y los Pendellos de Agolada no figuran con este nombre, sino solo como mercado tradicional.

Con información de Antonio Garrido, Ángel Paniagua, Marta Gómez, Ana Gerpe, Miguel Ascón y Álvaro Alonso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

La otra Galicia de la web de Turismo