Laura Pato: «Si me regalan bombones, ¡me los como!»

Con más de 41.500 seguidores en Instagram, la ourensana Le Petit Patito ironiza en su primer libro sobre el amor a través de ilustraciones y textos cargados de humor


Trabaja en el mundo de la moda aunque es arquitecta, una profesión que no ejerce, pero que tiene muy interiorizada. Tanto que todo lo relaciona con el mundo de la construcción. A sus 31 años acaba de publicar su primer libro, No me regales bombones, en el que ironiza sobre el amor romántico a través de sus ilustraciones y metáforas arquitectónicas.

Laura Pato, natural de Ourense, pero afincada en A Coruña, no descarta escribir una segunda obra, pero mientras tanto continúa compartiendo sus dibujos en las redes sociales, donde bajo el nombre Le Petit Patito acumula 41.500 seguidores en Instagram. Precisamente, su éxito en la red social es lo que la llevó a embarcarse en este proyecto.

­-Estudiaste Arquitectura e indicas que te dedicas a un montón de cosas menos a eso. ¿Volverías a estudiar lo mismo?

-Sí, rotundamente sí. Tampoco creo que el no dedicarme a ello actualmente sea algo definitivo, quizá en un futuro sí trabaje en algo relacionado.

-¿Cuándo empezaste a hacer ilustraciones como las del libro?

-Como todos dibujé de pequeña, pero empecé a hacer las ilustraciones hace 4 o 5 años, que es cuando comencé a compartirlas en las redes sociales.

-¿Cómo surge lo de escribir?

-Pues me contactan desde la editorial porque habían visto mis ilustraciones en Instagram. Me sentí muy halagada, aunque en un primer momento me sorprendió y no tenía claro sobre qué escribir. Después, como explico en el libro, me encargan un trabajo para San Valentín y entonces se me ocurre hacerlo sobre el amor, lo comenté y les gustó la idea porque es un tema que siempre gusta.

­-Dices que no querías ser otra persona haciendo «un libro de mierda». ¿Por qué?

-Porque tenía un poco ese miedo. Hoy en día parece que todo el mundo escribe un libro y no quería tampoco hacerlo por hacer y que pasados los años no me sienta identificada o pensase que esto lo hice por dinero. No quiero venderme ni avergonzarme de lo que haga.

-De hecho ahora muchos artistas tienen sus propios libros, incluso de ilustraciones, como Aitana de «OT». ¿Qué te parece?

-Ahora ven a un personaje que tiene tirón y saben que si hace un libro va a vender muchísimo aunque sea una mierda, entonces faltan productos de calidad. Es el sistema en el que vivimos y del que no podemos escapar porque es todo una rueda.

-¿Cuál es el último libro que has leído?

-¿Y que me haya gustado? Me mandó La Prados su libro, Crisis del millennial, y me gustó mucho.

-¿Cómo defines el tuyo?

-Pues es un libro muy fácil de leer, muy en la onda de las redes sociales y de los millennials que entramos en Instagram y vemos lo que nos gusta en dos segundos y, si nos encanta, pues ya te paras diez minutos, entonces la idea era que se leyese de forma rápida y dinámica. Tampoco quería hacer una novela, porque no soy escritora.

-¿En qué te has inspirado para escribir esos textos tan ingeniosos?

-El libro es un poco autobiográfico. Me inspiré en mí, no tanto en la actualidad, pero sí en el pasado y luego también en mi entorno, en mis amigos. Después, en cuanto a otros ilustradores, me encanta Roberta Vázquez, su humor que es un poco negro y muy de reírse de uno mismo.

-Hablas de amor, ¿has tenido muchos desengaños?

-No, la verdad. Como todos he tenido alguno, creo que solo una vez sufrí por amor. Más bien me baso en el daño que yo haya podido hacer a otros y que ahora, años después, entiendo y explico para que otros lo puedan evitar.

-Dices que para ti las relaciones tendrían que ser como el faro de Eddyston, ¿cómo se sabe?

-Si se empieza por el tejado, como las casas, o si desde el principio hay problemas es una señal de que la cosa no funciona. Está bien un poco de drama, pero lo normal no es sufrir hasta el final, que es lo que vemos en las pelis americanas.

-También está muy presente la música, ¿influye en las relaciones?

-Para mí, muchísimo. Puede ser que porque a mí me gusta una música difícil de escuchar, el metal, y en mi caso mi novio y yo vamos mucho a festivales por ahí, entonces es algo importante.

-El libro se llama «No me regales bombones». ¿Qué haces si te llevan chocolates?

-¡Me los como, claro! El título va un poco en ese tono de humor del libro sobre el amor romántico que nos han vendido.

-A ti, ¿cómo se te conquista?

-A mí se me conquista haciéndome reír y sobre todo compartiendo aficiones.

-Una de las frases de tu libro es que quererse a una misma es antisistema, ¿por qué lo dices?

-Sí, porque vivimos en una sociedad muy superficial y materialista y si necesitas gastarte 200 euros en el Sephora en maquillaje o en ropa es porque no te quieres a ti misma y necesitas todo eso para estar a gusto. Está bien que una se arregle, pero hay que quererse a una misma con o sin maquillaje y diferenciar el punto en el que una lo hace por los demás o por sí misma es una línea muy difusa.

-En esa línea está la de tener novio.

-También. Está bien tener novio, pero no puede condicionarte. Uno tiene que tener su vida independientemente de eso.

«No me regales bombones»

Le Petit Patito

EDITORIAL PLAN B PÁGINAS 144 PRECIO 15,90 EUROS

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Laura Pato: «Si me regalan bombones, ¡me los como!»