Galicia no es de cuento, es de novela

Esta tierra tiene historia, letras con vistas que superan la extensión de un cuento, escenarios que dan para un relato largo. La Costa da Morte es un Nadal, la Ribeira Sacra, un Planeta. Asómense a este escaparate de libros y escojan destino. Viajarán deprisa

.

Viajes y libros harían un bonito escaparate juntos. Leer es viajar, no solo a exóticos destinos, sino volver de otra forma, inadvertida, a esos sitios nuestros. Galicia es de novela, tiene escenarios que dan para un relato largo. Un primer flash. La Ribeira Sacra es un Planeta. Todo esto te daré le valió a Dolores Redondo el premio comercial de las letras; y a sus lectores, una inmersión en un patrimonio empapado de cultura milenaria, hasta hace poco casi secreto y hoy propicio al turismo «cooltural» que combina a solaz el vino y la letra. Curioso que La casa del nazi, premio Arzobispo de San Clemente a la mejor novela del año, nos lleve tras los pasos de los nazis al corazón de la Ribeira Sacra, por la Ruta de las Ratas. Si quieren quedarse por estos pagos de otra manera, sigan el rastro de la última finalista del Planeta, Cristina López Barrio, en Tierra de Brumas.

Emilia Pardo Bazán es uno de los referentes de esta, y la mejor cicerone para la visita a pazos como el de Esposende o el de Liñares, donde la autora de Los pazos de Ulloa, que se juró sexo eterno con Pérez Galdós (¡gran episodio nacional!), pasó largas temporadas y llegó incluso a bautizar como «el palacio del recuerdo».

De olvido vive el hombre (dijo un tal Eliot...) y de recuerdos la mujer. Así que me siento llamada a hacer memoria antes de entrar en la fábrica de caramelos de A Coruña (Venus estuvo en la plaza de Lugo. ¿Recuerdan las lenguas de gato, y esas dulces pegatinas? Mmmm...) o patear Elviña y Monte Alto pisando raya de memoria en las letras de Manuel Rivas.

El bosque animado, de Fernández Flórez, está muy cerca, en la fraga de Cecebre, y el alma en pena de Fiz de Cotobelo es hoy guía turística n el cementerio de San Amaro. ¡No subestimen el poder real de una novela! En La hija del mar, Rosalía invita a ir a Muxía en un libro de obligada lectura para feministas, y aún más, para quienes están pez en igualdad. En la Coste da Morte, junto a la Virxe da Barca, les aguarda la intriga psicológica con que Víctor del Árbol se llevó el Premio Nadal.

A Esmelle no dejamos de volver con Merlín y Cunqueiro. Y con Torrente Ballester al frente, hemos llevado el peso de Los gozos y las sombras de Pueblanueva del Conde (Bueu) al Ferrol de los Chon Recalde o a Castroforte de Baralla, ciudad fantasma supuestamente situada a 55 kilómetros de Santiago que nos hace levitar en la lectura. Además de La Casa de la Troya (Pérez Lugín), Compostela tiene thriller. Del Crime de Reigosa al Conduce rápido de Ameixeiras, vivimos con ritmos mortales longas noites de pedra.

Los vivos que viajan deprisa deberían seguir, si no lo han hecho, a la inspectora Valentina Negro hasta la laguna de Eirís. Ella les hará entrar también en el sanatorio del Socorro o emprender una persecución por A Zapateira. A Coruña, edén urbano emocional en las novelas de Celso Castro, se ve negra y feroz en Crímenes exquisitos y El hombre de la máscara de espejos, de Nieves Abarca y Vicente Garrido.

Si en Viveiro habita el mundo literario de Ramón Pernas (El libro de Jonás), O espello do mundo está en San Pedro de Ramirás (sigan la luz de la letra de Ramón Nicolás). En Celanova sentirán El desorden que dejas, premio Primavera para Carlos Montero. Mientras Leo Caldas nos conduce a Moaña en Cruces de piedra, de Domingo Villar, hay una ópera prima que suena a Leonard Cohen. La gabardina azul nos deja, finalmente, temblando en la mejor playa del mundo.

Que el viaje sea largo. Y no olviden Todo canto fomos (que é moito).

UN ESCAPARATE DE LIBROS CON VISTAS

.

«La casa del nazi». Monasterio de Samos.

Tras la pista de los nazis por la Galicia profunda

En «La casa del nazi», que recibió el Arzobispo de San Clemente 2017 junto a Sara Mesa y Pierre Lemaitre, Xabier Quiroga (Escairón, 1961) nos lleva de un verano a plomo en la Ribeira Sacra con sabor a Caíño a indagar en la posguerra. Irán a San Martiño da Cova o la Abadía de Samos para seguir la Ruta de las Ratas, vía de escape de los nazis en Galicia.

.

«La víspera de casi todo». Muxía

Premio Nadal para el fin de la tierra

Víctor del Árbol (Barcelona, 1968) emprende en Tarifa su última novela, «Por encima de la lluvia», que ha lanzado este septiembre, pero la pieza psicológica que le valió el Premio Nadal en el 2016 nos pone tras la pista del agente Germinal Ibarra... y de un recóndito lugar de la Costa Morte. Vidas al borde del naufragio al viento y la mar de Muxía.

.

«Sylvia». Riazor

Cita íntima frente al mar del Orzán

Celso Castro (A Coruña) escribe con minúsculas las calles coruñesas, haciéndolas de todos, pero su ciudad tiene una presencia mayúscula en la novela de amor vital y asfixiante que es «sylvia», tan extraña y familiar. Castro lleva al lector tras los pasos de una poeta, de la calle Real al Obelisco, a Riazor o a la plaza de Portugal, perfecta para un final.

.

«Conduce rápido». Santiago.

Bienvenido a la jungla de piedra

Editada este año en español en Akal, «Conduce rápido», de Diego Ameixeiras (Lausanne, Suiza, 1976) les guía con velocidad a través de 150 páginas por la jungla de piedra, una Compostela de «thriller» que muestra la cara b de la postal. La trama dura de lunes a viernes, pero el viaje lector será más rápido. A rolos por las escaleras de Praterías...

.

«Crímenes exquisitos». Laguna de Eirís

A Coruña negra y adictiva

En Vigo arranca el viaje al corazón de las tinieblas que es «Crímenes exquisitos», de Nieves Abarca (A Coruña, 1968) y Vicente Garrido (Valencia, 1958). La Ofelia de Millais «aparece muerta» en el estanque de Eirís. Hay que patear A Coruña con Abarca y Garrido. Vayan tras «El hombre de la máscara de espejos», ¿entrarían en el sanatorio del Socorro?

.

«La gabardina azul». Illas Cíes

Con Leonard Cohen a la playa de Rodas

A la mejor playa del mundo, según «The Guardian», conduce la trama de «La gabardina azul», ópera prima de Daniel Cid (Ourense, 1978). Pero no esperen encontrar abrigo en esta pieza tributo a Leonard Cohen con una banda sonora inmejorable. Bienvenidos a un infierno con vistas al mar y al cielo. Las Cíes tienen madera de noir.

.

«Todo esto te daré». Ribeira Sacra

La Ribeira Sacra es un Planeta

Este paraíso vale un premio y se ha convertido en Planeta. El galardón del 2016 se lo trajo Dolores Redondo (San Sebastián, 1969) con «Todo esto te daré», pero la Ribeira Sacra está dando mucho fruto en la novela. Tiene talla de personaje principal en otros títulos, como «Tierra de Brumas», de Cristina López Barrio, y ya reina en el turismo literario.  

.

«El libro de Jonás». Viveiro

Una patria llamada Vilaponte

Su nombre de novela es Vilaponte, y en él respira Viveiro, un paraíso de piedra, mar y lluvia donde Ramón Pernas (Viveiro, 1952) ha pasado su infancia, que ha crecido hasta convertirse en lugar novela. «El libro de Jonás», publicado este año, es la segunda entrega de la «Trilogía de la ausencia». El destino del viaje, ya saben, es el punto de partida.

.

«As voces baixas». De Elviña a Monte Alto

Ítaca no instituto de Elviña

De Rego, en Sigrás, ao monte Xalo, do castro de Elviña ou unha Zapateira sen golf ata a mítica rúa Marola de Monte Alto, como latexa A Coruña en «As voces baixas». O mesmo Manuel Rivas (A Coruña, 1957) recordou para Fugas como foron os setenta no instituto de Elviña, «unha Ítaca» folkie na que coñeceu a Ulises da man de Luz Pozo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Galicia no es de cuento, es de novela