La sorpresa poselectoral de la tasa de saneamiento

Suárez valida la liquidación de Emafesa de 5,5 millones de euros por el saneamiento de enero del 2015 a marzo del 2017 y se cobrará a los ferrolanos tras las municipales. El alcalde dice que aprobó las liquidaciones para evitar el concurso de acreedores de la empresa


Ferrol

El largometraje de la polémica con la tasa de saneamiento parece no tener fin. A las puertas de cumplir un año desde que se levantó la suspensión de la heredada del anterior gobierno, el equipo de Jorge Suárez sigue sin presentar una nueva tasa ajustada a los costes reales del servicio, como prometió. Según el alcalde, se está a la espera de que Emafesa, empresa mixta de aguas participada en un 51 % por el Concello de Ferrol y en el 49 % restante por Socamex (Urbaser), presente la tarifación, para lo que la semana pasada se le dio un ultimátum de cinco días, plazo que el gobierno accedió después a ampliar.

Mientras tanto, se sigue cobrando a los contribuyentes la antigua, del 2014, que todos coinciden en señalar que está abultada. Este mes de septiembre el recibo sube todavía más, porque hay que abonar, con carácter retroactivo, el período comprendido entre abril y noviembre del año pasado, en el que la tasa estuvo suspendida por acuerdo del pleno. Se ha autorizado el fraccionamiento de esos atrasos, que los ferrolanos estarán abonando a lo largo de un año y medio.

La nueva sorpresa llegó ayer, de la mano del Boletín Oficial de la Provincia, en el que se publica una resolución del alcalde, de fecha 27 de agosto, aprobando las liquidaciones presentadas por Emafesa que incluyen los recibos desde el 1 de enero del 2015 al 31 de marzo de 2017, por un montante que supera los 5,5 millones de euros. Los contribuyentes no habían abonado la tasa durante ese período, porque desde que llegó al gobierno el equipo de Jorge Suárez no se aprobaron esas liquidaciones que ahora sí valida.

¿Y cuándo tendrán que rascarse de nuevo el bolsillo los ferrolanos? Pues justo seis días después de las elecciones municipales del 26 de mayo, puesto que la resolución del alcalde también recoge la aprobación «do calendario fiscal de cobro en período voluntario para os padróns aprobados, quedando o mesmo fixado dende o 1 de xuño ao 31 de agosto de 2019, sen prexuizo de que no seu momento se aprobe, si se estimase oportuno, un fraccionamento para non facer tan gravoso o cobra das cantidades acumuladas». Por medio del presente edicto se exponen al público durante 15 días hábiles los padrones de contribuyentes afectados por las citadas liquidaciones a modo de notificación colectiva y el pago tendrá que hacerse efectivo en la oficinas de Emafesa o a través del banco. Se advierte, asimismo, de que si no se abona la tasa durante el período voluntario establecido se irá a la vía ejecutiva, con todo lo que conlleva de recargo, intereses de demora e incluso costas procesales, en el supuesto de tener que llegar al juzgado.

Y todo esto ocurre después de que el alcalde hubiese repetido por activa y por pasiva que no se iba a cobrar la tasa de saneamiento con carácter retroactivo. Lo justificaba en que en agosto del 2015, al poco de asumir el gobierno municipal, en el curso de una inspección se descubrió que la EDAR de cabo Prioriño no estaba en condiciones técnicas de realizar la depuración de las aguas negras que se vertían a la ría, por lo que en septiembre de ese mismo año el pleno aprobó la suspensión de la tasa.

Tras las oportunas obras, el gobierno ferrolano dio por iniciada el saneamiento real el día 3 de abril del 2017, pero, tras varias tentativas de aprobar una nueva tasa que fue rechazada por la oposición, en noviembre pasado se acordó restablecer la anterior, que es la que se sigue aplicando.

A la espera de que el TSXG resuelva el recurso contra la sentencia que dio la razón a Emafesa

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Ferrol ya se pronunció en mayo de este año sobre el litigio entre el Concello y Emafesa por el tema del saneamiento, estimando parcialmente el recurso del socio privado de la empresa mixta de aguas. Y lo hizo anulando el acuerdo plenario de septiembre del 2015 de suspensión de la tasa, bajo el argumento de que el «impuesto» cubría los costes de puesta en marcha y funcionamiento del servicio de depuración.

La sentencia cayó como un jarro de agua en el gobierno ferrolano que, no obstante, agotó hasta el último día hábil el plazo para la interposición del recurso contra el citado fallo, que en la actualidad sigue a la espera de resolución por parte del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

La sorpresa poselectoral de la tasa de saneamiento