Los automóviles más exclusivos

Por Javier Armesto

EXTRAVOZ ON

taschen

Un doble volumen editado por Taschen repasa 120 años de historia de la automoción a través de un centenar de modelos, desde el Marmon Wasp de 1910, ganador de las primeras 500 millas de Indianápolis, hasta el Aston Martin Valkyrie del 2020.

17 may 2021 . Actualizado a las 09:24 h.

No están todos los que son, pero sí son todos los que están. Sintetizar la historia del automóvil en un libro, aunque tenga 904 páginas repartidas en dos volúmenes que pesan en conjunto más de 11 kilos -lo que da una idea del gramaje del papel y de la calidad de esta publicación- se antoja una tarea difícil. Pero la selección que Peter y Charlotte Fiell hacen en Ultimate Collector Cars (Taschen, 2021) es el compendio definitivo de los coches más exclusivos del mundo de todas las épocas desde la primera década del siglo XX hasta la segunda del XXI. Cien unidades que representan la cúspide de la cultura del motor en términos de tecnología, elegancia, singularidad, historial deportivo e imagen de marca.

Explican los autores que el criterio seguido para elegir este centenar de automóviles no ha sido el valor económico, aunque el precio de todos ellos supere los 1.000 millones de dólares -el más cotizado es un Mercedes-Benz 300 SLR Uhlenhaut Coupe de 1955, valorado en 100 millones y del que solo se conservan dos unidades en el museo de la firma alemana en Stuttgart-; sino su belleza, rareza e importancia en la historia de la automoción, valores que van más allá del dinero que pueden pagar los coleccionistas (y muchos de ellos, como el Mercedes citado, probablemente nunca salgan a la venta).

El mercado de los coches de colección experimentó un auge a finales de los 80 y principios de los 90 con la irrupción en este nicho de un grupo de empresarios japoneses que vieron en este negocio una forma de asegurar su posición financiera, invirtiendo en coches antiguos igual que se hacía tradicionalmente en cuadros y otras obras de arte. A esta primera burbuja le siguió la que se desarrolló entre el 2000 y el 2010, hasta que la crisis económica obligó a pisar el freno. Pero los precios de estos vehículos excepcionales no han dejado de subir y los eventos del motor internacionales son su mejor escaparate: desde las 24 horas de Le Mans (Francia) hasta el Festival de la Velocidad de Goodwood (Inglaterra), pasando por los famosos concursos de elegancia de Villa d’Este del Lago de Como (Italia) o Pebble Beach (California, EE.UU.).

La mayoría de la unidades recogidas en Ultimate Collector Cars son series limitadas o versiones especiales de modelos legendarios, cuyo valor es muy superior al del coche de serie, si es que cualquiera de estas joyas se puede encuadrar en esta denominación mundana. Por ejemplo, del Alfa Romeo 8C 2900B MM Spider solo se hicieron cinco unidades, y 36 del mítico Ferrari 250 GTO; en otros casos hablamos de automóviles únicos, como el Stutz Model A Bearcat de 1912 o el sorprendente Talbot-Lago T150-C SS Gota de agua Coupé de 1937, de Figoni y Falaschi.

Aunque alguno de estos vehículos fue encontrado en estado semiabandonado después de la Segunda Guerra Mundial, la mayoría tiene una trazabilidad y un historial certificado que incluye propietarios famosos, lo que aumenta su cotización. El libro, dividido por décadas, presenta cada modelo con espectaculares fotos a doble página así como imágenes de archivo que incluyen desde planos de fábrica hasta carteles de pruebas de automovilismo. Cada entrada va acompañada de descripciones de expertos y especificaciones que detallan la marca, el modelo, el año, la cilindrada, el tipo de transmisión y las cifras de producción más importantes de cada vehículo.

taschen

Prologado por Rob Myers, fundador de RM Sotheby’s, el contenido principal se completa con entrevistas en profundidad con Frederick Simeone, fundador del Museo Automotriz de la Fundación Simeone; el duque de Richmond y Gordon, fundador del Goodwood Festival of Speed y Goodwood Revival; Sandra Button, presidenta del Concours d’Elegance de Pebble Beach; John Collins, el mayor distribuidor de Ferraris históricos; y Shelby Myers, jefe global de ventas privadas en RM Sotheby’s.

Ultimate Collector Cars es una fascinante historia sobre los desafíos que tuvieron que abordarse en materia de diseño e ingeniería automovilística en la búsqueda de un mayor rendimiento en las pistas y en el asfalto. Justo cuando el automóvil tal y como lo conocíamos hasta ahora está a punto de desaparecer, la obra de Taschen nos recuerda hasta dónde puede llegar el ingenio humano para aunar conceptos tan aparentemente dispares como pasión, belleza, velocidad y tecnología.