«La Palma ya es zona catastrófica»

Mercedes Lodeiro REDACCIÓN / LA VOZ

ESPAÑA

Una casa en mitad de la lava del volcán de La Palma queda a salvo de ser engullida.
Una casa en mitad de la lava del volcán de La Palma queda a salvo de ser engullida. Equipo I Love The World | Europa Press

El presidente de Canarias solicita a la UE que active los fondos de solidaridad para reconstruir la isla

22 sep 2021 . Actualizado a las 08:28 h.

Mientras los vecinos de La Palma siguen más pendientes que nadie de si el volcán Cumbre Vieja sigue aumentando sus bocas (ya lleva nueve, la última en Tacande, El Paso) y del recorrido de sus ríos de lava, que continúan barriendo casas, carreteras y cultivos, nuevos cuatro terremotos de entre 2,2 y 4,1 de magnitud volvieron a sacudir la isla en la madrugada de ayer, indicador de que seguirá activo. Durante el día, el avance del magma camino del Atlántico se ralentizó, en parte por el enfriamiento de la lava. Pasó de los 300 metros por hora a unos 120, con lo que la previsible llegada al mar se retrasó.

El jefe del Ejecutivo canario, Ángel Víctor Torres, hizo hincapié en que ese será «un momento crítico» y recordó que con la erupción del Teneguía hace 50 años la única persona que falleció fue a consecuencia de los gases que se originaron al entrar en contacto la lava con el mar. De momento, ayer, la erupción volcánica emitía entre 7.997 y 10.665 toneladas de dióxido de azufre, gas que irrita los ojos.

La voracidad del Cumbre Vieja se mantiene, y lo hace dividida en dos lenguas. Ya se tragó unas 200 casas, numerosas carreteras y 400 explotaciones agrícolas.