Tres batallas por los indecisos gallegos

El campo de juego electoral en Galicia se centra en el posible «sorpasso» del PSOE al PP, la pelea entre Ciudadanos y En Común Unidas Podemos, y la posibilidad de que el BNG vuelva al Congreso


santiago / la voz

No son ácratas ni abúlicos de la política. Tampoco abstencionistas. Las personas identificadas como indecisos en los sondeos suelen tener cierto interés en los procesos electorales, solo que dudan -o dicen dudar- entre las diferentes opciones en liza. No desvelan sus simpatías, no dan pistas sobre los líderes con los que más empatizan ni tampoco sobre sus preferencias ideológicas. Es más, muchas veces ni siquiera recuerdan -o dicen no recordar- a qué partido votaron la última vez. El traking diario que elabora Sondaxe para La Voz detalla que los indecisos son la primera fuerza política gallega, el 37,4 % del total, lo que supone unas 837.000 personas sobre un censo de 2.240.000 electores residentes en Galicia. Van a ser clave en el resultado electoral, pues son más de lo que suman en conjunto los que muestran su intención de votar al PSOE (16,4 %), al PP (14 %) y a Ciudadanos (5,1 %).

El pulso de los partidos por seducir a los electores que todavía no tienen claro a quién votarán el próximo domingo va a marcar el último tramo de una campaña atípica, que tiene que rivalizar en interés con la Semana Santa y el tiempo de asueto de media España. Solo así se puede entender que la proporción de indecisos, en vez de reducirse con el desarrollo de la campaña, se haya incrementado casi dos puntos en Galicia en la última semana, o en más de 15 puntos en el caso de la provincia de Pontevedra.

Los dos debates electorales programados para el lunes y martes entre los principales líderes políticos pueden contribuir a vencer la apatía y definir un poco más un campo de juego que, en Galicia, se puede resumir en tres batallas.

La primera de ellas consiste en saber qué partido ganará las elecciones generales en Galicia. Sondaxe apunta que el PSdeG, con una estimación de voto del 30,7 % y 10 de los 23 escaños que se eligen en las circunscripciones gallegas, desbancará al PP de la primera plaza que ha ocupado en los últimos 37 años.

Este sorpasso socialista al poderío de los populares en Galicia sería, por tanto, histórico y vendría cargado de análisis posteriores, pues no hay que perder de vista que dentro de poco más de un año toca celebrar elecciones autonómicas y el PP todavía no ha decidido quién será su candidato.

La segunda de las batallas gallegas que se va a dirimir el 28A no se sitúa ya en el umbral del 30 % del voto, sino en la pelea por los dos dígitos del porcentaje de voto. Y ahí aparecen Ciudadanos (11,9 % de estimación de voto) junto a En Común Unidas Podemos (11,4 %), con dos escaños cada uno de ellos, peleando por ser la tercera fuerza gallega.

La tercera y última de las batallas es la que se libra en franja que va del 4 al 7 % del voto, donde aparecen las fuerzas políticas que pugnan entre sí por colarse en la foto del 28A y obtener representación. En ese nivel están el BNG (6 %), que en el traking de Sondaxe perdió ayer el escaño que disputa con el PP en la provincia de A Coruña; también está Vox (6,5 %), que pelea igualmente por ese escaño junto al BNG y a PP, y por último también está En Marea (3,8 %), con algunas opciones de asomar la cabeza en A Coruña o Pontevedra, pese a que experimentó un enfriamiento en sus posibilidades en los últimos días.

 Las tres batallas se van a resolver casi a los puntos. En cada nivel, las fuerzas están muy igualadas y son los indecisos los que despejarán la incógnita.

¿Se avecina un terremoto electoral?

L. Placer / B. Araujo / M. Varela F.
Una mesa electoral en las pasadas elecciones generales
Una mesa electoral en las pasadas elecciones generales

La irrupción de nuevos partidos amenaza treinta años de fidelidad al voto en Galicia

Las cosas no cambiarán demasiado en el concello de Avión el próximo domingo 28. No hay vecinos en Galicia tan fieles al Partido Popular como allí: en las generales se llevaron un 88,2 % de las papeletas; en las autonómicas, algo más, el 88,6 %; y solo un concejal del PSOE convive con una corporación monocolor. Las dos secciones censales que dividen al municipio ourensano forman parte de las 700 donde el PP lleva 30 años ganando de forma ininterrumpida en las elecciones generales. Representan más de dos de cada diez del total de secciones censales gallegas, feudos que para Mariano Rajoy supusieron el 37 % de los votos obtenidos en la comunidad en el 2016.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Tres batallas por los indecisos gallegos