Màxim Huerta dimite

El ministro de Cultura y Deporte deja el Gobierno tras desvelarse su condena por fraude fiscal

Màxim Huerta presenta su dimisión tras seis días como ministro Ha insistido en su inocencia y asegura que ha pagado dos veces la multa, primero cuando se la reclamó Hacienda y ahora otra vez con su dimisión

Màxim Huerta ha presentado su dimisión siete días después de que Pedro Sánchez anunciase su nombramiento como ministro de Cultura y Deporte y tras seis días desde su toma de posesión. El escándalo sobre la condena por fraude fiscal le ha obligado a tomar esta decisión, que ha hecho pública tras reunirse en la Moncloa con el presidente del Gobierno. «La cultura y la transparencia en la política son las cosas en las que más creo en esta vida», aseguró Huerta, quien insistió en que deja el cargo sabiendo que es «absolutamente inocente». 

El ya exministro explicó que su intención al dimitir es evitar que la reacción generada al conocerse su condena por fraude fiscal, que calificó de «jauría», «rompa el proyecto de Pedro Sánchez». Huerta aseguró que con su renuncia al cargo ha pagado por segunda vez la multa que en su día le impuso Hacienda e insistió en la idea de que el procedimiento iniciado por la Agencia Tributaria contra él se debió a un cambio de criterio del propio departamento. «Se llegó a decir que aquellas inspecciones retroactivas eran una caza de brujas contra críticos de ese gobierno», señaló el periodista, quien hizo una declaración sin preguntas en la sede del Ministerio de Cultura.

Huerta lamentó que los argumentos que ha esgrimido desde que se conoció su condena por fraude no se hayan tenido en cuenta. «Vivimos en una sociedad donde las explicaciones ya no tienen cabida», señaló el también escritor. «La inocencia no vale nada ante esta jauría», subrayó.

https://twitter.com/maximhuerta/status/1006952477776859138

Poco después de su comparecencia, Huerta ha publicado en su cuenta oficial de Twitter una imagen de espaldas en la que sale con su madre, ambos abandonando una de las que parece ser una de las salas del Ministerio de Cultura donde ha anunciado su dimisión. A la imagen de los dos de espaldas, acompaña el texto: «Para defender aquello que más amas, a veces, es necesario retirarse».

Un fraude de más de 200.000 euros

En la mañana de este miércoles, el diario El Confidencial publicaba que el ya extitular de Cultura fue condenado en 2017 por fraude fiscal. Según dos sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Huerta defraudó a Hacienda 218.332 euros en los ejercicios 2006, 2007 y 2008, cuando trabajaba como presentador en El programa de Ana Rosa Quintana

Huerta montó una sociedad de la que era único accionista y administrador, llamada Almaximo Profesionales de la Imagen SL, que liquidó en el 2016. Detectado el fraude por la inspección, en el 2012 se puso en marcha un proceso que concluyó con las citadas sentencias en las que se dice que el ahora ministro no actuó «de buena fe». Huerta tuvo que pagar 365.938 euros por los tres ejercicios, un recargo del 50 % como multa y los intereses de demora. También tuvo que hacerse cargo de las costas de los dos juicios. 

En declaraciones esta mañana a las emisoras Onda Cero y la Cadena Ser, Huerta aseguró tener «todas las obligaciones tributarias al corriente desde hace 10 años» y ha atribuido el problema con Hacienda a un cambio de criterio.

El presidente Pedro Sánchez desconocía la situación de Huerta, según afirmó el propio ministro. «Me ha dicho que nuestro objetivo es trabajar y ser transparentes, que es la queja que hemos tenido siempre; hace una semana estaba pidiendo transparencia a los miembros del PP y en tantos años en informativos siempre he pedido rapidez y transparencia, y eso es lo que me he aplicado para mi esta misma mañana», ha indicado.

El ministro Màxim Huerta fue condenado por fraude fiscal

La Voz
Sánchez respalda a su ministro, de momento PP y Podemos exigen la dimisión de Màxim Huerta

Defraudó a Hacienda 218.322 euros con una sociedad que montó cuando trabajaba en el programa de Ana Rosa Quintana. Achaca el problema a un cambio en el criterio fiscal, defiende que tiene todas sus obligaciones tributarias al corriente y avanza que no tiene pensado presentar la dimisión. Tras escucharle, Moncloa calificó sus explicaciones de «totalmente solventes»

Primeros problemas graves para el nuevo Gobierno. El ministro cuyo nombramiento fue más polémico, Màxim Huerta, se ha visto involucrado en un escándalo: según publica El Confidencial, el titular de Cultura fue condenado por fraude fiscal en el 2017. Según dos sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Huerta defraudó a Hacienda 218.332 euros en los ejercicios 2006, 2007 y 2008, cuando trabajaba como presentador en El programa de Ana Rosa Quintana

El ya dimitido ministro burló al fisco a través de una sociedad de la que era único accionista y administrador, llamada Almaximo Profesionales de la Imagen SL. La liquidó en el 2016. Detectado el fraude por la inspección, en el 2012 se puso en marcha un proceso que concluyó con las citadas sentencias en las que se dice que el ahora ministro no actuó «de buena fe». Huerta tuvo que pagar 365.938 euros por los tres ejercicios, un recargo del 50 % como multa y los intereses de demora. También tuvo que hacerse cargo de las costas de los dos juicios. 

Seguir leyendo

El presidente del sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha, Carlos Cruzado, ha negado que hubiera un cambio de criterio en la Agencia Tributaria respecto a la utilización de sociedades «de manera instrumental». En este sentido, ha explicado que lo que sí ocurrió, hacia el año 2000, es que hubo unas campañas de la Agencia Tributaria «que pusieron el foco en este tipo de empresas para comprobar si estas sociedades tenían actividad o solo se utilizaban para eludir el pago del impuesto, pagando el Impuesto de Sociedades que es menor que el de la renta».

En un primer momento, el Gobierno cerró filas con Huerta. Al menos, públicamente. El Ejecutivo aseguró que las explicaciones que dio fueron «totalmente solventes». La oposición, sin embargo, exigió la dimisión «inmediata». El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, pidió su destitución porque «España no se puede permitir tener ministros reprobados como los tenía» Mariano Rajoy.

Màxim Huerta, hace tres años en Twitter: «Estar al día con Hacienda ya no se lleva»

M. Viñas

El ministro de Cultura fue condenado por fraude fiscal en el 2017. Defraudó a Hacienda 218.322 euros con una sociedad que montó cuando trabajaba en el programa de Ana Rosa Quintana

Màxim Huerta facturó entre el 2006 y el 2008, durante los años en los que acompañó a Ana Rosa Quintana en las mañanas de Telecinco, un total de 798.521 euros. Lo hizo por medio de Almaximo Profesionales de la Imagen SL, una sociedad de la que el nuevo ministro de Cultura era el único accionista y administrador desde enero del 2006, una sociedad que fue liquidada a finales del 2016, un año antes de ser condenado por fraude fiscal: Màxim, revela este miércoles El Confidencialdefraudó a Hacienda 218.322 euros

En el 2015, previa condena, previa liquidación de la sociedad limitada, el periodista y escritor decidió presumir alegremente en Twitter de su relación con el fisco. No imaginaba entonces que tres años más tarde estaría al frente de la cartera de Cultura con una fea condena en su historial:

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Màxim Huerta dimite