Rajoy ignora el ultimátum de Rivera para que decida ya el relevo de Cifuentes

«Ni amenazo ni advierto», responde al amago de C's de apoyar la moción de censura


madrid / la voz

«Si Rajoy quiere seguir tapando la trama, habrá cambio de Gobierno». Albert Rivera lanzó ayer una amenaza: en caso de que Cristina Cifuentes no presente su dimisión como presidenta de la Comunidad de Madrid, serán los diputados autonómicos de Ciudadanos los que se encarguen de acabar con ella sumándose a la moción de censura planteada por el PSOE, que se celebrará entre el 13 de abril y el 7 de mayo. Al menos uno de ellos tendría que votar a favor en un proceso que requiere de la mayoría absoluta.

El órdago llega tan solo unas horas después de que la formación naranja exigiese oficialmente su cabeza. «No puede continuar ni un minuto más», dijo Rivera, instando a Rajoy a que actúe de la misma manera que en Murcia, donde forzó la salida de Pedro Antonio Sánchez en beneficio de su número dos; «es la forma que todo el mundo sabe cómo tiene que acabar la película», aclaró Rivera. El líder de Ciudadanos incluso fijó una semana de plazo para que Rajoy le encuentre un relevo, algo en lo que el PP ya estaría trabajando, según deslizó un alto cargo de la cúpula naranja. Esto lo desmienten en Génova, desde donde acusan a C’s de «intoxicar».

Rajoy evitó entrar de lleno. «Yo ni amenazo, ni advierto», dijo ayer desde Argentina, en donde se encuentra de viaje oficial. El jefe del Ejecutivo invitó a Rivera a explicar mejor sus palabras y pidió que el asunto, que circunscribió a «un tema de partidos», se resolviese «a la mayor celeridad y con el mayor sentido común» en la Asamblea de Madrid, «donde está residenciado».

Hemorragia de votantes

Salvo que las investigaciones abiertas por la Fiscalía o la propia Universidad Rey Juan Carlos vayan aportando nuevas irregularidades, la intención de Rajoy es no dejar caer a Cifuentes, según transmitió a varios de los pesos pesados de su partido el pasado fin de semana en Sevilla. No está imputada, y aunque el zapato apriete, la foto de C’s facilitando la llegada de un Gobierno de izquierdas en Sol podría cortar la hemorragia de un importante sector de votantes que, según las encuestas, tienen la intención de emigrar en los próximos comicios. Con esto juega Génova. «Ciudadanos debería aclarar si va a apoyar directa o indirectamente la moción de censura con Podemos», solicita Maíllo, coordinador general del PP y el hombre señalado para tratar de reconducir la crisis.

C’s atiende a dos frentes

Lo cierto es que la situación en la que se encuentra C’s tampoco es nada cómoda. Mientras por un lado mantiene esta intensa disputa con los populares, por el otro costado PSOE y Podemos le exigen que se deje de palabras y pase a la acción. Así, confía en que el pleno de la moción de censura no llegue a celebrarse nunca. Ángel Gabilondo, portavoz de los socialistas en la Asamblea, admitió ayer que su grupo accedería a la retirada de la moción si Cifuentes presenta su renuncia, aunque mostró su desconfianza hacia cualquier relevo popular en la presidencia, por lo que avanzó que, llegado el momento, se abriría un proceso de investidura en el que él mismo se presentaría como candidato. Por si se diese este escenario, abrirá una ronda de contactos con el resto de fuerzas en la Cámara regional para recabar apoyos. Mientras, la portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero, mostró ayer la «rabia» que siente avanzando que Ciudadanos permitirá que el PP acabe encontrando «una escapatoria» con tal de no facilitar «un cambio político» en Madrid.

El PP pide sancionar a los diputados que falseen sus currículos

El PP pretende que los diputados que tengan falsedades en sus currículos no solo sean advertidos, sino que también sean sancionados en el Congreso. El portavoz popular en la Cámara Baja, Rafael Hernando, instó ayer al PSOE a apoyar esta reforma porque a su entender la ha bloqueado hasta el momento. Señaló que la Comisión del Estatuto de los Diputados es la que vela por la pulcritud de los currículos de los parlamentarios, y recordó que el PP ya ha propuesto una reforma del funcionamiento de este órgano para que cuando un diputado presente uno con datos falsos, sea castigado. El Grupo de Estados contra la corrupción (Greco), dependiente del Consejo de Europa, lleva desde el 2005 haciendo «rondas de evaluación» a más de una cuarentena de países para analizar su situación respecto a la lucha contra la corrupción. En su último informe se señalaba que España sigue sin cumplir cuatro de las once recomendaciones que le hicieron en diciembre del 2013 y que sus progresos son «limitados», por lo que ha dado este año de plazo para informar de nuevas acciones contra la corrupción en los poderes legislativo y judicial.

Los candidatos a rector en Santiago lamentan el daño al prestigio de las universidades

Los dos aspirantes a rector de la Universidad de Santiago mostraron ayer su preocupación por las consecuencias que la polémica por el máster de Cristina Cifuentes puede tener sobre el prestigio de las universidades. «Somos una universidad pública y, por lo tanto, entendemos que comportamientos clientelares y en los que puede otorgarse un título a personas que no han cumplido los requisitos que se demandan supone sobrepasar una línea roja», declaró el candidato a la reelección, Juan Viaño, quien destacó que «en 40 años de vida universitaria jamás he asistido a una cuestión semejante». Por su parte, Antonio López, el otro candidato a rector, abogó por reforzar la autonomía universitaria como antídoto para casos como el de Cristina Cifuentes, ya que, en su opinión, «cuando socavamos la autonomía de la universidad abonamos el campo para que puedan pasar cosas como esta».

Pablo Casado sí muestra los trabajos que hizo para el máster

f. b
Casado asegura que hizo lo que se le exigió El vicesecretario de Comunicación del PP señala que los títulos no estaban enfocados «tanto a las horas impartidas de clase», ya que ha confirmado que no asistió a durante el curso académico, aunque sí realizó todos los trabajos requeridos.

Al vicesecretario de Comunicación del PP le convalidaron 40 de los 60 créditos

La comprometida situación en la que se encuentra Cristina Cifuentes sufrió ayer una nueva vuelta de tuerca apretada por su compañero de partido Pablo Casado. El vicesecretario de Comunicación del PP salió al paso de una información publicada la noche anterior en la que se cuestionaba la manera con la que había obtenido un máster en la Universidad Rey Juan Carlos.

A diferencia de Cifuentes, Casado no dejó margen para que se alimentase la polémica y citó a la prensa en Génova a un encuentro informal al que acudió con toda la documentación que guardaba con mimo en su domicilio para desmontar la historia. Allí explicó que desde el primer momento en el centro universitario le garantizaron que las clases no eran presenciales y que accedió a cursar el Máster en Derecho Autonómico y Local porque le convalidaron 40 de los 60 créditos ECTS de los que constaba la titulación, gracias a su formación previa en otras universidades, entre ellas Oxford y Harvard. Además, relató que el máster en cuestión es un título no finalista; «no es de los de colgar en la pared», dijo, y que el único objetivo que perseguía cuando se matriculó en el mismo era que le sirviese como pasarela para realizar el doctorado, algo que finalmente ni llegó a empezar debido a sus obligaciones políticas. «Ni lo he pasado a retirar, porque no me sirvió para nada», explicó.

Seguir leyendo

«Me han engañado», dice tras dimitir la subdirectora del centro organizador del máster

 Fotografía de archivo de la subdirectora del Instituto de Derecho Público (IDP) de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Laura Nuño, que ha anunciado que deja su cargo por la «crisis de confianza» generada por el caso del máster de Cristina Cifuentes
Fotografía de archivo de la subdirectora del Instituto de Derecho Público (IDP) de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Laura Nuño, que ha anunciado que deja su cargo por la «crisis de confianza» generada por el caso del máster de Cristina Cifuentes

Laura Nuño asegura que falsificaron su firma para que le validaran tres asignaturas a Cristina Cifuentes

La crisis abierta a cuenta del máster de la presidenta madrileña se cobró ayer su primera dimisión. Se trata de la de Laura Nuño, subdirectora del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), organismo que preside Enrique Álvarez Conde, quien a su vez dirigió el máster que Cristina Cifuentes asegura haber realizado. La renuncia de Nuño llegó solo horas después de que eldiario.es informase de que se habían falsificado las firmas de varios docentes con el fin de convalidar tres asignaturas que debía cursar la presidenta madrileña. Una de ellas sería la de esta profesora. «No he sido docente ni he tenido responsabilidad alguna en el máster de la URJC en cuestión, ni como profesora ni como subdirectora del Instituto de Derecho Público», zanjó la profesora.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Rajoy ignora el ultimátum de Rivera para que decida ya el relevo de Cifuentes