Bárcenas, a prisión 4 años después

El juez lo envía a la cárcel sin fianza tras un repentino cambio de criterio de la Fiscalía y con el argumento del riesgo de fuga y de que el extesorero del PP puede alterar pruebas


Luis Bárcenas dormirá esta noche ya en la cárcel de Soto del Real. El juez del caso Gürtel, Pablo Ruz, ha ordenado esta tarde el ingreso en prisión incondicional y sin fianza para el extesorero del PP Luis Bárcenas al constatar que se ha incrementado su riesgo de fuga tras haber alertado Suiza de que ha estado llevando fondos a Estados Unidos y Uruguay desde sus cuentas suizas no bloqueadas.

El extesorero del PP ha abandonado la Audiencia Nacional a las 19.34 horas en un furgón de la Guardia Civil en dirección a la cárcel. Al igual que a su llegada, Bárcenas ha sido despedido con gritos y abucheos. Un grupo de personas que se congregaba en las inmediaciones de la Audiencia ha gritado «¡Bárcenas, cabrón!», mientras el vehículo policial abandonaba la sede del tribunal. Media hora más tarde el furgón ha llegado a la prisión y Bárcenas ha ingresado en la cárcel sobre las 20.15 horas.

Riesgo de fuga

En el auto de prisión, el juez Ruz estima que es procedente esta medida para asegurar su presencia en el proceso, evitando el riesgo de fuga y asegurando al mismo tiempo la preservación de fuentes de prueba relacionadas con los presuntos delitos objeto de imputación. Ruz entiende que estando Bárcenas en prisión, se evita la alteración de pruebas por parte del imputado.El juez recuerda, además, que el exsenador cuenta «con patrimonio en el extranjero de difícil control e incautación judicial» y pone de manifiesto que «durante los años 2011, 2012 y 2013 continuó disponiendo libremente de los fondos en Suiza» y contó con capacidad de «gestión activa» sobre ellos.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 ha adoptado esta resolución después de interrogar a Bárcenas durante casi dos horas y durante 45 minutos a su mujer, Rosalía Iglesias, por los tres nuevos delitos de los que están acusados por simular la venta de cuadros a una supuesta marchante argentina con el objetivo de blanquear casi 560.000 euros.

La acusación pública ha defendido en la vistilla de medidas cautelares que «se ha incrementado el riesgo de fuga» del extesorero «después de que Suiza haya informado de que ha estado llevando fondos a Estados Unidos y Uruguay desde sus cuentas no bloqueadas». Bárcenas llegó a acumular más de 48 millones de euros en Suiza, no declarados al fisco español. Parte de sus cuentas fueron bloqueadas, pero hay otras que no lo han sido y, según las autoridades suizas, es de ahí de donde ha estado llevando dinero a Estados Unidos y Uruguay.

«Jugadas afortunadas» en Bolsa

Luis Bárcenas aseguró durante su declaración ante el juez Ruz que los numerosos ingresos que hizo en efectivo en sus cuentas en Suiza procedían del dinero que le daban inversionistas y de «jugadas afortunadas» en Bolsa. Durante el interrogatorio, Bárcenas ha explicado que esos inversionistas le daban el dinero en Suiza y él luego lo metía en sus cuentas, donde llegó a ingresar de una vez 6,9 millones de euros en efectivo.

La defensa de Bárcenas ha anunciado que recurrirá su ingreso en prisión porque considera que no hay riesgo de fuga como argumenta el juez. En declaraciones a los periodistas, el abogado Alfonso Trallero ha explicado que presentará un recurso de apelación contra la decisión del juez y ha dicho que no entiende dicha medida.

El juez cree que Bárcenas ha ofrecido durante su declaración una explicación «parcial, inconsistente y manifiestamente insuficiente» sobre el origen de los fondos ingresados en Suiza y advierte de que su testimonio contradice las anotaciones de sus gestores bancarios . También considera «especialmente significativo» el desplazamiento de 14 horas a Argentina que Bárcenas realizó el 16 de junio de 2011, el mismo día que el representante de Iglesias, Pablo Lago, compareció ante la Agencia Tributaria alegando que no disponía de documentación porque acaba de ser designado. Cuatro días más tarde, presentó un manuscrito con el que justificaba dos cuadros en 1987 y dos contratos de mediación fechados en el 2004 y el 2006 en los que se justificaban, respectivamente, la venta de cuatro cuadros.

El juez asegura que «el aumento desproporcionado del patrimonio del imputado» carece «de justificación a través de negocios jurídicos o actividades comerciales lícitas». Además, Ruz explica el sistema empleado por el extesorero para lavar su dinero. En una primera fase, destaca, «integró o colocó» los fondos obtenidos a través del cobro de comisiones por la adjudicación de contratos públicos, en unión con el cabecilla de la trama, Francisco Correa, y de otros ingresos de origen desconocido, «mediante la utilización masiva de dinero en efectivo». Después, encubrió el dinero ilícito desvinculando las cantidades de su origen delictivo, a través de la compra de valores bursátiles hasta el año 2005 y mediante la adquisición de valores de empresas extranjeras a partir de entonces, dice el juez. Por último, Bárcenas integró los fondos ya blanqueados «en la economía real» reinvirtiendo el dinero acumulado hasta el año 2009 y dándole después salida a través de transferencias a entidades en distintos países como Estados Unidos o Uruguay.

Bárcenas, de 55 años, está imputado en el caso Gürtel por delitos de blanqueo de capitales, fraude fiscal, cohecho, falsedad documental y estafa procesal en grado de tentativa. La fiscalía considera «abrumadores» los indicios que apuntan a que cometió delitos fiscales entre el 2002 y el 2007. En el caso, cuya instrucción inició el entonces juez Baltasar Garzón hace cuatro años, se investiga una de las mayores tramas de corrupción en la historia de España, en la que una red de empresas se enriqueció presuntamente con contratos amañados que adjudicaban dirigentes regionales y municipales del PP. Bárcenas es el cuarto implicado en la trama Gürtel que ingresa en prisión, aunque los otros tres- Francisco Correa, presunto cerebro de la trama; Pablo Crespo, secretario de Organización del PP de Galicia hasta 1999, y Antoine Sánchez, primo del primero- ya salieron de la cárcel.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
71 votos

Bárcenas, a prisión 4 años después