El PP admite por primera vez que pagó sobresueldos a sus dirigentes

Arenas dice que eran gastos de representación y los declaró a Hacienda

Arenas: «Si quieren intimidar, pinchan hueso» El vicesecretario nacional del PP recibe una carta con insultos y una bala

Madrid / La Voz

El vicesecretario general de política autonómica del PP, Javier Arenas, se convirtió ayer en el primer cargo en activo de los populares en reconocer que cobró y sigue cobrando sobresueldos del partido. Antes lo había hecho el ex secretario general del PP Francisco Álvarez Cascos, que ya no milita en la formación. Tanto Cascos como Arenas afirman que tributaron al fisco por todo el dinero que les entregaba el partido, al margen de sus sueldos como parlamentarios. «Tanto la nómina de la institución como los gastos de representación se declaran a Hacienda», aseguró ayer Arenas, que explicó que el partido mantiene actualmente el mismo sistema de retribuciones mediante el cual se entrega a los dirigentes cantidades por gastos de representación en función del cargo que ocupan en el PP. Arenas no detalló qué cantidades cobró cuando fue secretario general del partido, pero precisó que los importes no eran los mismos que percibió su antecesor, Francisco Álvarez Cascos, quien según el diario El Mundo admitió haber recibido 10.000 euros mensuales.

Cambio de estrategia

Hasta ahora, todos los dirigentes del PP, incluido Mariano Rajoy, se habían limitado a asegurar que nunca cobraron cantidad alguna en dinero negro, pero sin aclarar si cobraban o no sobresueldos. El cambio de criterio de los populares se debe a que la apertura de una pieza separada en la Audiencia Nacional en el marco del caso Gürtel sobre los papeles de Bárcenas les ha obligado a remitir al juez Pablo Ruz su contabilidad oficial de los últimos años. En esa contabilidad se detallan las cantidades añadidas que recibía cada dirigente del partido, que figuran siempre como gastos de representación.

Pese a la apariencia de normalidad que pretende dar ahora el PP a estos cobros, la revelación de la existencia de los sobresueldos deja en situación incómoda a algunos dirigentes del partido. El portavoz parlamentario del PP, Alfonso Alonso, fue preguntado ayer por los 10.000 euros que cobraba Álvarez Cascos cuando era secretario general. «Me parece un buen sueldo», respondió con ironía, y trató de desmarcarse asegurando que por aquella época él acababa de terminar de hacer la mili. En todo caso, aseguró que tanto en el caso de Cascos como en el de Arenas «lo importante» es que los sueldos eran «legales y estaban en paz con Hacienda».

Declaraciones pendientes

Los dirigentes del PP están pendientes de hacer públicas sus declaraciones de Hacienda de los últimos diez años. Un compromiso asumido por la secretaria general, María Dolores de Cospedal, y que hasta ahora solo ha hecho efectivo Mariano Rajoy. Javier Arenas aseguró ayer que hará públicas las suyas «cuando lo decida la secretaria general del partido y el propio comité de dirección al que pertenezco».

La portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, tachó de «escándalo» el hecho de que algunos dirigentes del PP cobraran hasta 10.000 euros en sobresueldos. «¿De dónde sacaban todo ese dinero?», se preguntó la diputada socialista.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos

El PP admite por primera vez que pagó sobresueldos a sus dirigentes