Entre la demografía y la dependencia

Galicia no cumple las recomendaciones de plazas residenciales para mayores pero las supera en escuelas infantiles

.

redacción / la voz

En Galicia mueren más personas de las que nacen y uno de cada cuatro de sus habitantes tiene más de 65 años. Si a eso se suma el hecho de que la crisis ha frenado la llegada de inmigrantes, el dibujo que resulta es el de una comunidad que necesita invertir urgentemente su tendencia demográfica si no quiere ver comprometido seriamente su futuro, El reto no es fácil y precisa compromisos que van más allá de la coyuntura política. En su último informe, el Consello Económico e Social (CES) destaca que «a suma dos saldos vexetativo e migratorio negativos agrava o proceso de envellecemento da sociedade galega», y por eso hace hincapié en la necesidad «de incidir en medidas de conciliación e apoio á natalidade complementadas con medidas de dinamización económica e empregabilidade que promovan o retorno da poboación máis nova co obxecto de inverter a dinámica dos devanditos saldos negativos e acadar así unha estrutura poblacional equilibrada».

En esa dirección, la Xunta ha elaborado un plan de dinamización demográfica y ha puesto en marcha medidas como la reciente Tarxeta Benvida o el incremento de plazas de guardería. Pero la solución al complejo panorama demográfico gallego debe abordarse desde una perspectiva multidisciplinar e implicar a todas las áreas de la Administración.

Ese mismo informe del CES, referido al año 2015, considera «preocupante» la cifra de personas que en Galicia están en riesgo de pobreza o de exclusión social. Los ingresos medios por hogar, destaca ese organismo, descendieron en el año 2014, aunque disminuyó el número de hogares que declaraban tener dificultades para llegar a fin de mes. A este respecto, el Consello Económico e Social apuesta por que los sistemas de protección social se adecúen a las nuevas demandas sociales y por reforzar el apoyo a las familias más vulnerables para erradicar la pobreza infantil.

Otro de los caballos de batalla es la atención a la dependencia. A finales del 2006 el Gobierno central aprobaba la ley, en la que se incluían una serie de medidas encaminadas a promover la autonomía de las personas dependientes y de sus cuidadores. Su aplicación se vio frenada por la crisis, de modo que el objetivo ahora es volver a impulsar esas políticas. Según la memoria de la consellería, entre el 1 de enero del 2007 y el 31 de diciembre del 2015 se recibieron 185.966 solicitudes y se emitieron 158.618 dictámenes. 

Más prestaciones

El CES destaca que en el 2015 se incrementó el número de prestaciones concedidas a las personas valoradas como dependientes pero, pese a ello, considera «prioritario» que se reduzca el número de beneficiarios que están reconocidos pero no atendidos por el sistema de atención a la dependencia.

Uno de esos instrumentos de atención son las residencias de mayores. Alrededor de 1.700 personas esperan por una plaza pública en uno de esos centros en Galicia, donde hay 3,06 plazas por cada cien habitantes de más de 65 años. La cifra está lejos de las cinco que recomienda la OMS. La iniciativa privada y, sobre todo, las redes familiares cubren esa carencia. Diferente es la situación de las escuelas infantiles. En el 2015 se ofertaron 28.605 plazas para una población de hasta tres años de 81.235 niños. Es una ratio de 35,2 plazas por cada cien pequeños, por encima de las recomendaciones de la UE.

En su programa

Rey Varela (PP)

Mil nuevas plazas para mayores. Priorizaremos el gasto social como en el 2016. Actuaremos en varios frentes. El primero es la familia y la crisis demográfica. Hay que ampliar las ayudas directas, como la Tarxeta Benvida, y las medidas de conciliación, como superar el 40 % en plazas infantiles. En el ámbito de mayores queremos crear mil nuevas plazas públicas y ampliar la atención a domicilio.

Patricia Vilán (PSOE)

Recuperar o carácter público dos servizos sociais. O que pretendemos é a recuperación do carácter público da prestación dos servizos sociais. Propoñemos un pacto galego pola infancia para facerlle fronte á pobreza infantil e outro pacto pola autonomía funcional. A aplicación da lei da dependencia é outro dos eixos, así como a elaboración dun mapa de servizos sociais. 

Eva Solla (En Marea)

Unha renda galega da cidadanía. A nosa proposta é ampliar o investimento público en apoio á dependencia. Tamén propoñemos un plan de inserción laboral para persoas con discapacidade. Outra proposta é a creación dun fondo galego para a accesibilidade universal e, por suposto, a renda galega da cidadanía, un novo modelo que supere á risga. 

María Xosé Bravo (BNG)

Un plan de emerxencia social. O PP deixa unha Galicia máis desigual e máis pobre. O BNG propón un plan de emerxencia social con axudas económicas e garantía de vivenda en caso de desafiuzamento, unha renda de garantía social e medidas para impedir o corte dos servizos básicos. Elaborar un mapa galego de servizos sociais e, moi importante, un plan de actuación para persoas con diversidade funcional. 

Cristina Losada (Ciudadanos)

Dación en pago y apuesta por la conciliación. Dotaremos una ayuda específica a los hogares por hijo a cargo para combatir la pobreza infantil. Facilitaremos la reestructuración de deudas de personas afectadas por los desahucios otorgándoles el derecho a la dación en pago de la vivienda habitual. Mejoraremos la conciliación laboral.

Votación
0 votos
Comentarios

Entre la demografía y la dependencia