Versión exprés de una ley educativa

La falta de tiempo para diseñar una nueva normativa hace que la ministra Isabel Celaá recurra a una reforma en diez áreas que elimina la Religión de las notas


redacción / la voz

La ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, presentó en la comisión sectorial del Congreso diez ambiciosas medidas que podrían convertirse en una ley propia si la falta de tiempo no lo impidiese. Por eso, Celaá apuesta por derogar parte de la Lomce por la vía de urgencia (con una ley orgánica hecha al efecto) mientras prepara una norma, porque ahora no se puede «poner encima de la mesa una ley orgánica de educación». Sobre el papel, las propuestas de la política vasca suenan muy bien, especialmente las relativas a los grupos más vulnerables y el impulso a la FP, aunque algunas patronales de la educación ya han criticado su anuncio sobre Religión:

LA ESCUELA, MEJOR PÚBLICA

Planteamiento. La escuela pública es referente y eje vertebrador y «no va a considerarse subsidiaria de la concertada». Esta «desempeña una función social» con carácter complementario (hizo un guiño al colectivo diciendo que «la inmensa mayor parte cumple los fines sociales, contribuyendo al fortalecimiento de nuestro sistema», pero no fue suficiente para evitar las críticas). Otra cosa son, explicó, los colegios, excepcionales, que apuestan por la diferenciación de sexos.

Medidas. Se modificará el artículo 109.2 de la Lomce que alude a la «demanda social», un «eufemismo» para que algunos privaticen la enseñanza. Sobre los centros diferenciadores, dijo estar «convencida» de que se puede acordar que «el modelo coeducativo aporta más valor».

equidad

Planteamiento. España, explicó la política, tiene un sistema muy equitativo, pero todavía «le cuesta cuatro generaciones a una familia pasar de la pobreza a tener sus necesidades cubiertas».

Medidas. Quiere asegurar la generalización de la educación infantil hasta 3 años (de 3 a 6 hoy es gratuita) priorizando la infancia más vulnerable, con un programa de cooperación con las comunidades autónomas en el que se financien programas de parentalidad positiva (hay que enseñar a las familias buenas prácticas) y centrado en el 30 % inferior de los niveles de renta de cada comunidad, junto al Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil.

Sin itinerarios

Planteamiento. A los 13 años, los alumnos tienen que elegir entre Matemáticas Académicas o Matemáticas Aplicadas; si la Lomce se hubiese desarrollado del todo, esto supondría que a esa edad optarían por bachiller o FP. «Los itinerarios precoces empeoran los resultados y son clasistas», dijo Celaá, para quien «todos los chicos y chicas son igualmente importantes para el país y su democracia», vinculando así la desafección en la escuela con actitudes incívicas futuras.

Medidas. Eliminará esta opción, se preparará un programa de mejora del aprendizaje y se reforzará la FP básica.

abandono escolar

Planteamiento. «Es el principal desafío que tenemos», y está relacionado con la estructura laboral y la pobreza infantil. En España la formación de jóvenes de 18 a 24 años es 13 puntos inferior a la media europea y ahora «al acabar la crisis se termina el efecto refugio de la escuela».

Medidas. Celaá anunció tres tipos de medidas: intervenir en la pobreza infantil (la población con menos recursos tiene una tasa de abandono del 43 % frente al 18 % de media); atraer a los jóvenes que plantan con sistemas flexibles, por ejemplo, «canjeando» experiencia laboral por títulos (habló del número de identificación del alumno como herramienta de éxito en otros países); y colaborar con el Ministerio de Trabajo para que los sectores que absorben a jóvenes sin formación (hostelería, turismo y construcción) favorezcan compatibilizar empleo y formación.

más y mejor fp

Planteamiento. Es tan importante para el Gobierno que va en el nombre del ministerio por primera vez. Celaá habló del éxito de la ley vasca (4/2018, de 28 de junio) que pretende modernizar el sistema con una oferta única, integradora y flexible. Para desarrollarlo tiene que existir una gran coordinación con Trabajo.

Medidas. Aludió a cuatro tipos: fomentar las pasarelas entre estudios; revisar las familias profesionales a partir de un análisis de la demanda futura para formar a los trabajadores que se necesitarán mañana; reactivar, y en esto hizo mucho hincapié, el sistema de cualificaciones profesionales, que ahora tiene 112 títulos pendientes de aprobar; revisar el modelo dual para que sea homologable en toda España y no se convierta en una fuente de empleo precario; y mejorar el nivel de cualificación de los trabajadores durante toda su vida laboral.

becas, no premios

Planteamiento. Las becas neutralizan las barreras económicas de partida y «no son premios ni mecanismos de selección».

Medidas. El decreto de este año sigue en marcha con mínimos cambios, pero se prevé igualar la dotación de becas con Europa (el 8,5 % del presupuesto de educación frente al 4,3 % que invierte España). También apuesta por un período más corto entre la solicitud y la concesión.

sin clases de religión

Planteamiento. España es un Estado aconfesional y como tal la Religión («no se puede hablar de religión -dijo la ministra-, sino de religiones») no puede ser académica (hacer media). No la quita porque hay que cumplir los acuerdos con la Santa Sede.

Medidas. La Religión será de oferta obligatoria pero aceptarla será voluntario, no será computable en la media y no tendrá asignatura espejo (alternativa). En cambio, sí habrá una materia obligatoria (y académica): Valores Cívicos y Éticos, parecida a la alternativa actual a Religión. Celaá expresó un deseo: «Espero que a estas alturas no sea objeto de polémica». Se equivocó.

profesorado valorado

Planteamiento. «Ha sufrido las consecuencias de los recortes pero ha mantenido la calidad de la enseñanza», apuntó.

Medidas. Son, entre otras, revertir el Real Decreto 14/2012, que ampliaba las ratios en el aula, volver a la jornada lectiva de 18 horas y recortar el mínimo de 10 días de baja para que se busque sustituto (en Galicia las ratios no se ampliaron). También apuesta Celaá por favorecer que la investigación educativa llegue a la escuela y active al profesorado.

adiós a las reválidas

Planteamiento. «La descentralización educativa es una medida modernizadora» porque la educación debe adaptarse al entorno. Además, la autonomía de los centros, siempre que suponga una corresponsabilidad, tiene resultados muy positivos.

Medidas. Mencionó la ministra el modelo británico (que tanto le gusta) según el cual un centro recibe recursos en función de un proyecto y unos objetivos. Es lo que denominó corresponsabilidad. Para eso cree que es necesario tener evaluaciones de diagnóstico (como en la LOE, en 4.º de primaria y 2.º de ESO) censales (obligatorias) pero no académicas, que se deben traducir «en planes de mejora en los centros» para corregir sus desviaciones. Las reválidas como están hoy desaparecerán. El sistema que quiere Celaá se está implantando en el País Vasco y tiene una excelente acogida. También propone incentivar la mejora en los barrios menos favorecidos reimpulsando el desaparecido programa PROA (aunque tenga otro nombre).

democracia en el colegio

Planteamiento. La Lomce revirtió el peso de los padres y la sociedad en el consejo escolar, que se convertía en órgano consultivo. Celaá apuesta por recuperar ese papel democrático y cambiar el modo de selección de los directores de centro.

Medidas. Se modificarán los artículos 122, 127 y 135 de la Lomce.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
14 votos
Comentarios

Versión exprés de una ley educativa