El Juzgado admite la reclamación de la OCU contra Apple por la obsolescencia de los iPhone 6

La organización de consumidores exige compensaciones para los afectados

Imagen de archivo de un iPhone 6 Plus en una tienda de Tokio.
Imagen de archivo de un iPhone 6 Plus en una tienda de Tokio.

MADRID / LA VOZ

El Juzgado de lo Mercantil número 10 de Madrid ha admitido a trámite las diligencias preliminares que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) presentó el pasado mes de diciembre y por las que reclama que Apple compense a los propietarios de los teléfonos móviles de la gama iPhone 6, por la obsolescencia programada de los terminales, algo que ya ha hecho en Estado Unidos.

OCU, que no es la primera vez que pelea contra las malas prácticas de Apple, considera que la compañía debe compensar a los usuarios de modelos iPhone 6, 6s, 6 Plus y 6s Plus no solo por el perjuicio causado por el cambio de móvil o de batería al que se vieron obligados, sino también por los daños morales: la pérdida de rendimiento de sus dispositivos hizo que vieran frustradas sus expectativas y su grado de satisfacción con la marca.

Indemnización de entre 99 y 189 euros

Solicita una compensación de entre 99 y 189 euros, cifras resultantes de la suma del importe de la batería (entre 29 y 89 euros, según si se acogió o no al plan de reemplazo), más un 10 % del precio de compra del móvil (entre 699 y 999 euros, según el modelo y su capacidad).

Según la comunicado la organización de consumidores, en un auto fechado el 25 de febrero, el juez considera que la OCU ha acreditado «tener justa causa e interés legítimo» en su petición, que forma parte de una acción coordinada junto con las asociaciones integrantes del grupo Euroconsumers, (Altroconsumo, Deco Proteste y Test-Achats).   

Práctica comercial engañosa y deliberada

La OCU, junto con el resto de colectivos de Euroconsumers, denuncia que el gigante tecnológico norteamericano actualizó el software en los diferentes modelos del iPhone 6 para enmascarar los problemas de rendimiento de sus baterías, sabiendo que esto causaría que los teléfonos se ralentizaran y perdieran rendimiento. Al hacer esto, los usuarios pensaron que el iPhone se les había quedado viejo, porque les iba más lento, lo que los empujó a cambiar de modelo. La organización considera que Apple, «de manera deliberada» condicionó a los consumidores, empujándolos a renovar sus iPhone, causándoles con ello un perjuicio económico.

Entre los motivos por los que el juez admite a trámite la reclamación, destaca que la infracción frente a la que la OCU reacciona ha sido cometida «mediante actos comerciales en perjuicio de todos los usuarios de iPhone 6 (o familia de iPhone 6) que solicitaron un recambio de su batería y/o que sustituyeron su móvil por un iPhone de modelo superior».

La organización solicita a Apple información para «poder determinar la masa de los consumidores afectados, dar la publicidad necesaria a la acción y determinar la indemnización correspondiente», por lo que insta al gigante norteamericano y, en concreto, a su filial española, a aportar al Juzgado los datos requeridos para poder desarrollar la defensa judicial de los consumidores afectados por la obsolescencia programada de sus dispositivos.

Asimismo, ha puesto en marcha una campaña para solicitar el apoyo directo a los usuarios afectados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Juzgado admite la reclamación de la OCU contra Apple por la obsolescencia de los iPhone 6