La Xunta ofrece al Gobierno colaborar en un plan para las electrointensivas

Feijoo acepta que se nacionalice Alcoa «mañá mellor que pasado» si así se salva


santiago / la voz

Con Alcoa ya sin oxígeno y con varias industrias con el agua el cuello, la Xunta ha propuesto al Gobierno central colaborar en la elaboración urgente de un plan para darle viabilidad y futuro al sector industrial de grandes consumidores de energía. El Gobierno gallego ha presentado sus propuestas dentro de sus competencias y ha ido más allá, según Alberto Núñez Feijoo, al proponer cuestiones que, a su juicio, solo se pueden resolver en el ámbito estatal.

El Plan da Xunta para a industria electrointensiva, que se aprobó en la penúltima reunión del mandato del Ejecutivo gallego, pretende activar una serie de iniciativas como la declaración del sector como «esencial e estratéxico», lo que permitirá que todos los proyectos industriales de ampliación o modernización tendrán este carácter tras la aprobación en el Consello, por lo que no deberán esperar turno para su tramitación. Las inversiones tendrán tratamiento prioritario en la Axenda 4.0, y la Xunta también gestionará por delante de cualquier otro trámite aquellas inversiones destinadas a aportar energía a estas industrias, como puede ser la instalación de parques fotovoltaicos o eólicos.

Fuera de sus competencias, la Xunta propone al Gobierno de España trabajar para que el sector pueda optar a un fondo específico europeo e incluir compensaciones de componentes de la factura eléctrica, la financiación de seguros de contratos a largo plazo y ayudas a la instalación de energías renovables para el autoconsumo. Y sugiere que se formule una subasta específica para apoyar los planes industriales de las empresas, pero sobre todo incide en convocar la subasta de interrumpibilidad del segundo semestre del año -tendría que estar resuelta a finales de junio- y el incremento de las compensaciones por emisiones de CO2, pasando de los seis millones actuales a los 275 que permite la normativa europea. Pero, aún con más intensidad, Feijoo exige la presentación del Estatuto del Consumidor Electrointensivo que incorpore medidas de control y abaratamiento del precio eléctrico. «Sen ese prezo non hai solución para Alcoa, que o ten moi doado. Imos poñelo difícil», comentó, centrando ya el foco del conflicto en el gigante de A Mariña.

Plan de la Xunta o de urgencia

La propuesta de la Xunta para salvar los puestos de trabajo en Alcoa pasan por frenar el ERE y convocar la subasta de interrumpibilidad, alcanzando precios del pasado. «E con esas medidas, se quere marchar, que marche», resolvió Feijoo, que se mostró convencido de que en ese marco llegarían los acuerdos con Alcoa. Para el titular autonómico son propuestas «razoables», pero ante la presión para nacionalizar la industria del aluminio primario fue tajante: «Se o Goberno quere nacionalizala, que o faga mañá mellor que pasado, pero que deixe de tomar o pelo e de acusar á Xunta», denunció, para a continuación aclarar que esa posible intervención pública sería temporal «para buscar comprador».

Alcoa se muestra inflexible y continúa con su intención de ejecutar el ERE

Nulos avances se consiguieron ayer en la reunión que la dirección de Alcoa mantuvo con el comité de empresa de San Cibrao. La compañía se enrocó y mantiene su intención de seguir adelante con el ERE -que afectaría a 534 trabajadores- a pesar de las demandas de los empleados, que ayer volvieron pedir a la compañía que «dé marcha atrás» en su plan de echar el cierre.

En el encuentro de ayer (celebrado en Lugo), la empresa expuso un plan técnico de justificación del ERE. Y los trabajadores volvieron a plantarse. Consideran que en este documento «falta mucha información» y solicitaron más datos para poder hacer un «contrainforme» de cara a la próxima reunión del período formal de consultas, que tendrá lugar el 9 de julio.

«No es un informe que nosotros veamos que sea muy limpio, hecho a medida de la empresa, faltan cosas muy concretas», criticó José Antonio Zan, presidente del comité de empresa. Zan advierte que los trabajadores seguirán peleando por sus derechos en la calle. Y ayer anunció que harán nuevas movilizaciones, ya que las realizadas las últimas semanas «están saliendo muy bien».

Más ayudas para pymes y autónomos para fomentar la eficiencia energética

La Consellería de Economía aprobó nuevas medidas para la reactivación económica. Entre otras, decidió destinar 17,5 millones de euros a tres líneas que confluyen en el objetivo de conseguir reducir el consumo energético. Los destinatarios son autónomos y pequeñas y medianas empresas, que recibirán ayudas para apostar por las renovables o proyectos relacionados con la biomasa, la geotérmica o la solar. Esta iniciativa dinamizará 41 millones de euros y significará ahorros de 9 millones en la factura de la luz. Por otra parte, la Xunta también ha ampliado el programa de financiación para empresas que se activó durante la pandemia y que contaba con un presupuesto de 250 millones. Ahora habrá 60 millones más para la transformación de la actividad en pymes, sobre todo aquellas obligadas a reorientarse por la crisis sanitaria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La Xunta ofrece al Gobierno colaborar en un plan para las electrointensivas