Más de 5.000 trabajadores gallegos, para casa

Manoli Sío Dopeso
m. sío dopeso VIGO / LA VOZ

ECONOMÍA

M.MORALEJO

Galicia acumula 630 ERTE en tres días por causas de fuerza mayor. Hay centenares de pymes cerradas por decreto, y una veintena de multinacionales del automóvil arrastradas por PSA

19 mar 2020 . Actualizado a las 16:05 h.

Se esperaba una avalancha de expedientes de regulación de empleo de carácter temporal (ERTE) y así está siendo.

Si hasta el martes, los ajustes presentados en las delegaciones de Traballo de la Xunta se elevaban a 380, el decreto aprobado el martes por el Gobierno para flexibilizar las regulaciones de empleo a las empresas afectadas por la crisis del coronavirus ha hecho que la cifra se haya duplicado a lo largo de la jornada de ayer: hasta 630 ERTE fueron presentados, según confirmó la Consellería de Economía e Industria.

Todos estos ajustes afectan ya a 5.187 trabajadores que, en el plazo de siete días, una vez aprobados los trámites pertinentes, pasarán a engrosar las listas del paro, aunque de forma temporal, mientras las empresas mantengan el cierre.

Entre los mayores ERTES presentados por causa de fuerza mayor en Galicia en las últimas horas destacan los de la empresas textiles Adolfo Domínguez y Bimba y Lola. Juntos suman más de 1.500 empleos regulados. Pero ayer se unieron a la lista las grandes multinacionales del automóvil con plantas en Galicia, que se han visto obligadas a parar como consecuencia del cierre de la factoría de PSA Vigo.

Multinacionales del motor

La japonesa Denso, la británica GKN, las francesas Faurecia (escapes y asientos, en Vigo y Ourense); la americana Lear, además de Gestamp o Plastic Omnium son algunas de las que ya ha anunciado a los sindicatos la medida de ajuste. Otras como las alemanas Magna y Benteler están estudiándolo, y ya trabajan a menor rendimiento.

Falta por saber qué decisión va adoptar PSA con sus 7.000 trabajadores del centro de Vigo. La multinacional se reunió ayer con los sindicatos para negociar un ajuste, pero las conversaciones quedaron pospuestas para el próximo lunes. Sobre la mesa, el ERTE ya está planteado, pero faltan por acordar las condiciones, según explicaron fuentes sindicales.

Otro de los posibles grandes ERE en camino es el del grupo maderero Finsa, con más de 5.000 trabajadores en plantilla. Los motivos que consideran fuentes sindicales consultadas coinciden con los de los trabajadores de PSA, el miedo por su seguridad en el contexto de elevado contagio en el que se está desarrollando la epidemia del coronavirus.

Desde la Secretaría Xeral de Industria confirman las cifras de ERTE pero no los nombres de las compañías, en todo caso, fuentes de este departamento explican que, a pesar de estas grandes empresas ya citadas, la mayoría de los ajustes solicitados están firmados por pequeñas y medianas firmas de actividades que han sido suspendidas por la Administración: desde guarderías, a negocios de hostelería, empresas de cátering, toda la actividad relacionada con el ámbito educativo, gimnasios, peluquerías o establecimientos de moda.