Inditex inicia los contactos para aplicar un ERTE, pero garantiza todo el empleo

Se compromete a complementar la retribución de los trabajadores que vayan al paro


Redacción / La Voz

La incertidumbre no atenaza estos días solo a asalariados, autónomos y pequeños empresarios. Hasta un gigante como Inditex, con miles de tiendas cerradas en todo el mundo, está tentándose la ropa para ver cómo salir de esta crisis con las menores heridas posibles. El presidente de la textil, Pablo Isla, ha lanzado un mensaje claro: el «objetivo prioritario» es preservar todo el empleo. Y no es un desafío menor. Solo en España, el grupo, a través de sus diferentes cadenas, sostiene más de 40.000 puestos de trabajo.

Por eso, la compañía (que este miércoles presentó sus resultados anuales, con un beneficio récord de 3.639 millones de euros),admitió a primera hora de la mañana estar estudiando todas las herramientas legales que el Gobierno ha puesto a disposición de las empresas para intentar minimizar el impacto de la crisis sanitaria en la economía y el mercado laboral. Abría así la puerta a la aplicación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para suspender durante unas semanas los contratos de una buena parte de su plantilla.

Una intención que le ha sido comunicada ya a los sindicatos y que afectaría, en un principio, al personal de las tiendas físicas y al de los centros logísticos (aunque en estos la parálisis no es total por la actividad de las tiendas on-line) En cualquier caso, fuentes de la empresa matizan que todo está en estudio y que es pronto para concretar qué porcentaje de la plantilla se incluirá en el ajuste.

Lo que sí han dejado claro es que se trata de una medida temporal, con la garantía de reincorporar a todo el personal afectado una vez se superase la situación. Además, la empresa se compromete a complementar la retribución del personal que se vaya temporalmente al paro.

Así se lo avanzaron también al comité de Zara logística, el gran almacén del grupo en Arteixo, que en un comunicado informaba de que la empresa les trasladó ayer «de manera informal, pero totalmente confirmada» su intención de aplicar un ERTE. Aseguran que la empresa les ha manifestado el compromiso de mantener el 100 % del empleo indefinido.

Fuentes sindicales afirman que la previsión es que el grupo asuma íntegra la nómina de marzo para pasar al desempleo en abril, aunque todo dependerá de los plazos de tramitación del expediente. También está pendiente de concretar si la empresa completará el 100 % del salario o solo de la parte fija del mismo.

«Tomaremos las decisiones adecuadas teniendo en cuenta todos los elementos: empleados, costes, las relaciones de largo plazo con nuestros caseros y proveedores...», dijo Isla en la conferencia con analistas, a los que remarcó que se está «analizando la situación país por país».

Donación de material sanitario

A la espera de concretar el ajuste temporal en el empleo, Inditex quiso mostrar este miércoles su compromiso para ayudar a la resolución de la crisis sanitaria. La textil ha puesto su primer grano de arena con la donación de 10.000 mascarillas a la que seguirá el envío, esta misma semana, de otras 300.000 de uso quirúrgico.

Su intención es hacer al menos una aportación semanal de material sanitario adquirido con sus propios recursos.

Pero además de estas donaciones, el grupo textil pone a disposición del Gobierno su eficiente red logística en China, para importar desde aquel país los suministros médicos y de protección que el Ejecutivo adquiera en el país asiático.

«Se está trabajando para traer el material que las autoridades sanitarias españolas han señalado como más urgentes: máscaras, guantes, gafas protectoras, gorros, calzas y protectores faciales», explica la compañía en un comunicado.

Además, la empresa, cuyo germen está en un pequeño taller de batas, se ofrece ahora a reconvertir parte de su vasta capacidad fabril para producir otras batas, sanitarias estas, imprescindibles para proteger a los sanitarios en la lucha contra el coronavirus. Esa reconversión está en estudio por parte del equipo de producción del grupo, aunque antes de poder echar las campanas al vuelo, explican «es necesario realizar una serie de ajustes sanitarios y confirmar la disponibilidad de materia prima».

Inditex destina parte de su beneficio récord a blindarse de la pandemia

Sofía Vázquez
Pablo Isla, en una imagen de archivo
Pablo Isla, en una imagen de archivo

Aplaza su decisión sobre el reparto de dividendos, que se tomará antes de la junta

 

El COVID-19 ha puesto en la diana al mundo, y el mundo lucha contra él con todas sus armas. También Inditex, que ayer presentó su cuenta de resultados del 2019 (ejercicio que para la textil concluyó el 31 de enero) y anunció dos medidas: destinar 287 millones a provisiones y aplazar la decisión sobre el reparto de dividendos, que se remitirá a un posterior consejo de administración previo a la junta general de accionistas que tendrá lugar en julio.

Otro Récord

Más ventas, más beneficio. La compañía presentó un incremento del beneficio del 6 %, hasta alcanzar los 3.639 millones de euros, tras elevar sus ventas hasta los 28.286 millones, lo que representa un crecimiento del 8 %. Ambos son los mejores resultados de su historia, antes de que el coronavirus, cuyos efectos conoce la compañía desde que se desató la pandemia en China, escriba su primera página en ella.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
29 votos
Comentarios

Inditex inicia los contactos para aplicar un ERTE, pero garantiza todo el empleo