Inditex destina parte de su beneficio récord a blindarse de la pandemia

Aplaza su decisión sobre el reparto de dividendos, que se tomará antes de la junta

Pablo Isla, en una imagen de archivo
Pablo Isla, en una imagen de archivo

 

El COVID-19 ha puesto en la diana al mundo, y el mundo lucha contra él con todas sus armas. También Inditex, que ayer presentó su cuenta de resultados del 2019 (ejercicio que para la textil concluyó el 31 de enero) y anunció dos medidas: destinar 287 millones a provisiones y aplazar la decisión sobre el reparto de dividendos, que se remitirá a un posterior consejo de administración previo a la junta general de accionistas que tendrá lugar en julio.

Otro Récord

Más ventas, más beneficio. La compañía presentó un incremento del beneficio del 6 %, hasta alcanzar los 3.639 millones de euros, tras elevar sus ventas hasta los 28.286 millones, lo que representa un crecimiento del 8 %. Ambos son los mejores resultados de su historia, antes de que el coronavirus, cuyos efectos conoce la compañía desde que se desató la pandemia en China, escriba su primera página en ella.

Sobre la provisión de casi 300 millones, la multinacional explicó que se refleja en el margen bruto, que de esta forma crece un 7 %, hasta los 15.806 millones de euros, un 55,9 % de las ventas, 79 puntos básicos menos respecto al 2018. De no existir esta provisión, subrayó, este margen (que mide lo que le queda después de haber descontado los gastos necesarios para ofrecer las prendas a los clientes) habría aumentado un 9 %, hasta los 16.093 millones, que supondría un 56,9 % de la facturación, 22 puntos básicos por encima del dato del 2018.

Curarse en salud

Frente al virus. Con las decisiones adoptadas, la multinacional con sede en Arteixo intenta cuarse en salud ante los efectos del coronavirus. Y no es para menos: de sus 7.469 tiendas mantiene cerradas 3.785 en 39 mercados. Y durante el período que va del 1 de febrero al 16 de marzo las ventas cayeron 4,9 % respecto al mismo período del año anterior. Esta caída se intensificó en la primera quincena de marzo, hasta alcanzar el 24,1 %, según el informe remitido a la CNMV, en el que asegura que el negocio on-line continúa desarrollándose con normalidad en todos los mercados, al igual que la cadena de aprovisionamiento. La multinacional ha ampliado a 60 días las devoluciones de las compras en Internet.

Inditex, que reconoce su preocupación ante unos acontecimientos que seguirá al detalle, asegura que es pronto para cuantificar los efectos futuros de la pandemia y que «está gestionando activamente sus gastos operativos en el período para minimizar el impacto de la situación».

Más caja

8.000 millones. Pablo Isla llamó la atención sobre la «fuerte generación de caja», ya que la multinacional de Arteixo tiene en estos momentos 8.060 millones de euros (un 8 % más que el año pasado) para acometer cualquier inversión o hacer frente a cualquier contratiempo. Esta es sin duda una de las fortalezas de la multinacional. La otra, directamente relacionada con la caída brutal de las bolsas internacionales, es la presencia de Amancio Ortega, primer accionista, con un 60 % del capital que, tal y como prueba la trayectoria del empresario en los últimos 50 años, no está disponible para su venta. Pese al COVID-19, la dirección muestra «una total y absoluta confianza en el modelo de negocio de la compañía y en su solidez a largo plazo».

Tractor económico

24.000 millones pagados a proveedores. Pese a la situación, la compañía, que cuenta con una plantilla de 176.611 trabajadores, destacó su importante efecto tractor económico en España. «De nuevo en 2019, más de 7.100 proveedores de la compañía facturaron a Inditex más 5.100 millones de euros». En los últimos cinco ejercicios, la multinacional ha realizado compras por valor de más de 24.000 millones a otras empresas españolas. Su contribución fiscal total alcanzó el año pasado los 6.749 millones en todo el mundo, un 9 % más que en el 2018. En impuestos directos, las sociedades del grupo desembolsaron 3.040 millones de euros a nivel global, un 10 % más que en el ejercicio anterior. En España, la contribución total de Inditex alcanzó los 1.874 millones de euros, sumando impuestos directos y los indirectos que recauda (como el IVA). La tasa efectiva del impuesto de sociedades en suelo patrio fue del 22 %.

La promesa

Venderá en todo el mundo en el 2020. Inditex invirtió el año pasado 1.200 millones, «orientados a la transformación digital y sostenibilidad de la compañía». Pese a los efectos del coronavirus, la empresa confirmó que sigue implantando todos los mecanismos para que este año 2020 sea capaz de vender en todas las partes del mundo. A través de la web, la compañía recibió 4.000 millones de visitas, mil millones más que en el ejercicio anterior. Según sus datos, se llegaron a atender 9.700 pedidos por minuto.

Isla apela a la serenidad, confianza y solidaridad de toda la sociedad

La presentación de resultados del 2019 se saltó todos los protocolos de años anteriores y se ciñó a una videoconferencia y varios comunicados. Uno de ellos, arranca con una carta de Pablo Isla, presidente de la compañía, que comienza de la siguiente manera: «En estos momentos difíciles que estamos viviendo en todo el mundo, me gustaría en primer lugar, y por encima de cualquier otra consideración, expresar nuestra solidaridad con las personas que están siendo afectadas por el brote de coronavirus COVID-19». Agradece «profundamente el trabajo de tantas y tantas personas, muy especialmente del sector sanitario, cuya dedicación está siendo el alivio imprescindible para los afectados en todos los países en los que está presente la epidemia. Su entrega, muy por encima de lo exigible, es un ejemplo que nos debe inspirar a todos en esta tarea común de construir una sociedad solidaria», subraya.

También resalta el esfuerzo de los trabajadores de Inditex en todo el mundo, «ya que su actitud y permanente colaboración para conseguir preservar por encima de todo la salud de los clientes y de la propia plantilla está siendo ejemplar durante todo este período». Apela a «la serenidad en todos los niveles», y transmite un mensaje de confianza total en las decisiones de las autoridades sanitarias.

Asegura en la misiva que los resultados económicos de la compañía para el 2019 revelan el modelo de solidez de Inditex y también su solvencia, y le permiten «mirar al futuro con rotundo optimismo». «Por todo ello -añade Isla- me parece esencial apelar hoy a la serenidad, a la confianza y a la solidaridad». Y concluye con rotundidad: «Porque vamos a superar estos momentos difíciles, que quedarán como un mal recuerdo en nuestra historia. Desde la respuesta común, como estamos demostrando en los diferentes países y ciudades, todos juntos vamos a ser capaces de superar esta situación».

Analistas consultados, como Iván Sanfélix de Renta4, coincidieron en señalar que la situación desatada por la pandemia global hace que la visibilidad de la evolución de la compañía quede muy reducida. Dependerá, argumenta, del tiempo que dure la crisis del coronavirus y de que cuando concluya comience la recuperación de una empresa que genera el 86 % de sus ingresos en tienda física.

Inditex inicia los contactos para aplicar un ERTE, pero garantiza todo el empleo

S. Vázquez / G. Lemos

Se compromete a complementar la retribución de los trabajadores que vayan al paro

La incertidumbre no atenaza estos días solo a asalariados, autónomos y pequeños empresarios. Hasta un gigante como Inditex, con miles de tiendas cerradas en todo el mundo, está tentándose la ropa para ver cómo salir de esta crisis con las menores heridas posibles. El presidente de la textil, Pablo Isla, ha lanzado un mensaje claro: el «objetivo prioritario» es preservar todo el empleo. Y no es un desafío menor. Solo en España, el grupo, a través de sus diferentes cadenas, sostiene más de 40.000 puestos de trabajo.

Por eso, la compañía (que este miércoles presentó sus resultados anuales, con un beneficio récord de 3.639 millones de euros),admitió a primera hora de la mañana estar estudiando todas las herramientas legales que el Gobierno ha puesto a disposición de las empresas para intentar minimizar el impacto de la crisis sanitaria en la economía y el mercado laboral. Abría así la puerta a la aplicación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para suspender durante unas semanas los contratos de una buena parte de su plantilla.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Inditex destina parte de su beneficio récord a blindarse de la pandemia