Inditex destina parte de su beneficio récord a blindarse de la pandemia

ECONOMÍA

Pablo Isla, en una imagen de archivo
Pablo Isla, en una imagen de archivo ANGEL MANSO

Aplaza su decisión sobre el reparto de dividendos, que se tomará antes de la junta

21 mar 2020 . Actualizado a las 12:11 h.

 

El COVID-19 ha puesto en la diana al mundo, y el mundo lucha contra él con todas sus armas. También Inditex, que ayer presentó su cuenta de resultados del 2019 (ejercicio que para la textil concluyó el 31 de enero) y anunció dos medidas: destinar 287 millones a provisiones y aplazar la decisión sobre el reparto de dividendos, que se remitirá a un posterior consejo de administración previo a la junta general de accionistas que tendrá lugar en julio.

Otro Récord

Más ventas, más beneficio. La compañía presentó un incremento del beneficio del 6 %, hasta alcanzar los 3.639 millones de euros, tras elevar sus ventas hasta los 28.286 millones, lo que representa un crecimiento del 8 %. Ambos son los mejores resultados de su historia, antes de que el coronavirus, cuyos efectos conoce la compañía desde que se desató la pandemia en China, escriba su primera página en ella.

Sobre la provisión de casi 300 millones, la multinacional explicó que se refleja en el margen bruto, que de esta forma crece un 7 %, hasta los 15.806 millones de euros, un 55,9 % de las ventas, 79 puntos básicos menos respecto al 2018. De no existir esta provisión, subrayó, este margen (que mide lo que le queda después de haber descontado los gastos necesarios para ofrecer las prendas a los clientes) habría aumentado un 9 %, hasta los 16.093 millones, que supondría un 56,9 % de la facturación, 22 puntos básicos por encima del dato del 2018.

Curarse en salud

Frente al virus. Con las decisiones adoptadas, la multinacional con sede en Arteixo intenta cuarse en salud ante los efectos del coronavirus. Y no es para menos: de sus 7.469 tiendas mantiene cerradas 3.785 en 39 mercados. Y durante el período que va del 1 de febrero al 16 de marzo las ventas cayeron 4,9 % respecto al mismo período del año anterior. Esta caída se intensificó en la primera quincena de marzo, hasta alcanzar el 24,1 %, según el informe remitido a la CNMV, en el que asegura que el negocio on-line continúa desarrollándose con normalidad en todos los mercados, al igual que la cadena de aprovisionamiento. La multinacional ha ampliado a 60 días las devoluciones de las compras en Internet.

Inditex, que reconoce su preocupación ante unos acontecimientos que seguirá al detalle, asegura que es pronto para cuantificar los efectos futuros de la pandemia y que «está gestionando activamente sus gastos operativos en el período para minimizar el impacto de la situación».

Más caja

8.000 millones. Pablo Isla llamó la atención sobre la «fuerte generación de caja», ya que la multinacional de Arteixo tiene en estos momentos 8.060 millones de euros (un 8 % más que el año pasado) para acometer cualquier inversión o hacer frente a cualquier contratiempo. Esta es sin duda una de las fortalezas de la multinacional. La otra, directamente relacionada con la caída brutal de las bolsas internacionales, es la presencia de Amancio Ortega, primer accionista, con un 60 % del capital que, tal y como prueba la trayectoria del empresario en los últimos 50 años, no está disponible para su venta. Pese al COVID-19, la dirección muestra «una total y absoluta confianza en el modelo de negocio de la compañía y en su solidez a largo plazo».

Tractor económico

24.000 millones pagados a proveedores. Pese a la situación, la compañía, que cuenta con una plantilla de 176.611 trabajadores, destacó su importante efecto tractor económico en España. «De nuevo en 2019, más de 7.100 proveedores de la compañía facturaron a Inditex más 5.100 millones de euros». En los últimos cinco ejercicios, la multinacional ha realizado compras por valor de más de 24.000 millones a otras empresas españolas. Su contribución fiscal total alcanzó el año pasado los 6.749 millones en todo el mundo, un 9 % más que en el 2018. En impuestos directos, las sociedades del grupo desembolsaron 3.040 millones de euros a nivel global, un 10 % más que en el ejercicio anterior. En España, la contribución total de Inditex alcanzó los 1.874 millones de euros, sumando impuestos directos y los indirectos que recauda (como el IVA). La tasa efectiva del impuesto de sociedades en suelo patrio fue del 22 %.